publicidad
Campesinos cosechan brócoli en California.

Huelga de las uvas en California, 50 años después

Huelga de las uvas en California, 50 años después

Activistas continúan luchando por mejorar las condiciones de trabajo para los campesinos en California.

Campesinos cosechan brócoli en California.
Campesinos cosechan brócoli en California.

Los Ángeles, California.- Al cumplirse 50 años de la llamada "Huelga de las uvas", que catapultó la lucha por los derechos campesinos en la nación, la Unión de Campesinos (UFW) resalta que aunque desde entonces se ha recorrido un importante camino todavía resta mucho por lograr para estos trabajadores.

A pesar de lo logrado y a pesar de los avances, todavía falta bastante para mejorar en las condiciones de trabajo en el campo, comentó a Efe Armando Elenes, vicepresidente de la UFW.

"Seguimos trabajando para el mejoramiento de las condiciones de los campesinos. Todavía hay muchos retos que tenemos que enfrentar", aseguró.

Lorraine Agtang, quien tenía 13 años cuando participó en la huelga, recordó en declaraciones a Efe los tiempos de ese movimiento histórica y destacó que "el apoyo de César Chávez y los trabajadores latinos fue decisivo en el inicio de la huelga".

"Es asombroso como toda esta presión pacífica logró derribar las posiciones tan duras de los cultivadores de uva de California", comentó.

Iniciada el 8 de septiembre de 1965 por los trabajadores filipinos de los campos de cultivo de uva de los viñedos de California, la huelga logró el apoyo de César Chávez y los trabajadores agrícolas hispanos.

"El liderazgo de Chávez fue decisivo para que el movimiento tomara fuerza", aseguró a Efe Dolores Huerta, cofundadora del sindicato Unión de Campesinos (UFW), que surgió a consecuencia de la huelga.

publicidad

En un proceso que duró cinco años, los trabajadores, además de la huelga, realizaron marchas que atrajeron la atención nacional y César Chávez inició su primer ayuno, destacó Huerta.

La huelga fue decretada en Delano, en el Valle Central de California, por el Comité organizador de los Trabajadores Agrícolas formado en su mayoría por trabajadores filipinos liderados por Philip Vera Cruz, Larry Itliong, Benjamín Gines y Pete Velasco, quienes pedían que se les pagara el salario mínimo federal.

Una semana después de iniciada la huelga, el 16 de septiembre, día de la celebración de la Independencia Mexicana, se unió la entonces denominada Asociación Nacional de Trabajadores Agrarios, compuesta principalmente por trabajadores de origen mexicano y liderada por César Chávez, Dolores Huerta y Richard Chávez.

En agosto de 1966, los dos grupos unidos decidieron formar el sindicato UFW y la huelga rápidamente sobrepasó los 2.000 trabajadores

"Dolores Huerta fue uno de los pioneros de nuestro movimiento, una de las mujeres valientes, un gran ejemplo para los campesinos y estuvo desde el principio en la lucha al lado de César Chávez", declaró a Efe Arturo Rodríguez, presidente de la UFW.

El 17 de marzo de 1966 bajo el liderazgo de César Chávez, en un acto que atrajo la atención de todo el país, los trabajadores iniciaron un peregrinaje de cerca de 300 millas (482 km) desde Delano hasta la capital californiana de Sacramento.

publicidad

Unos meses antes, al finalizar la cosecha de la uva en el verano de 1965, Chávez envió representantes del sindicato para convencer a los estibadores del puerto de Oakland para que no cargaran el producto cosechado en los barcos.

La estrategia funcionó y dio inicio a una serie de boicots contra los productos de Schenley Industries y DiGiorgio Corporation, dos grandes corporaciones que manejaban el negocio de las uvas en California.

A partir de diciembre de 1965, los trabajadores liderados por Chávez realizaron frecuentes protestas para lograr el boicot a las uvas de los distribuidores.

Chávez pidió a los huelguistas que hicieran una solemne promesa de mantener una huelga pacífica y no respondieran a los ataques y confrontaciones que provenían de algunos cultivadores.

"La esencia total de las acciones no violentas es lograr una gran cantidad de gente comprometida, grandes números haciendo pequeñas cosas", aseguró Chávez, mientras expandía el boicot a las uvas de California.

En febrero de 1968, luego de dos años y medio de huelgas y boicots que todavía no mostraban resultados favorables para los trabajadores, Chávez inició un ayuno de 25 días sin consumir alimentos y tomando solamente agua.

Fortalecidos con el ayuno de su líder los huelguistas continuaron una campaña nacional contra el consumo de uvas producidas en el Estado Dorado, que alcanzó grandes sectores del país y parte de Canadá.

publicidad

Según el registro histórico de la UFW, "a lo largo de muchas mesas de comida, el boicot permitió a las familias de clase media enseñar justicia social a sus hijos y solidarizarse con los trabajadores del campo", al no consumir las uvas de California.

Finalmente, en la primavera de 1970 los cultivadores no soportaron más el boicot y los trabajadores firmaron sus primeros contratos sindicales donde se les garantizaba un mejor pago, beneficios y protecciones.

El paro de trabajadores campesinos, las marchas de apoyo, el primer ayuno de César Chávez y un llamado al boicot a las uvas de estos productores, lograron realizar lo que se consideró como uno de los grandes triunfos en la historia de las relaciones laborales de los trabajadores agrarios en California y en todo el país.

Por: Luis Uribe

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad