publicidad
La pareja de lesbianas a las que se les quería retirar la custodia del bebé.

Juez cambia de opinión y permite que una bebé siga con una pareja gay

Juez cambia de opinión y permite que una bebé siga con una pareja gay

El mismo juez que había ordenado separar a una niña de nueve meses porque sus madres adoptivas eran lesbianas ha retirado su petición

La pareja de lesbianas a las que se les quería retirar la custodia del b...
La pareja de lesbianas a las que se les quería retirar la custodia del bebé.
El caso ha acabado antes de lo esperado. La que se planteaba como una nueva batalla por el derecho los gays para adoptar ha terminado este viernes con final feliz para una pareja de lesbianas a las que se les quería retirar la custodia temporal de una menor.

El mismo juez que había ordenado separar a la pareja de una bebé acogida temporalmente y entregarla a una pareja heterosexual ha decidido revertir su decisión. Scott N. Johansen había emitido una orden el martes en la que establecía que la niña de 9 meses debía salir del hogar de la pareja de lesbianas la próxima semana. 

En su decisión, Johansen mencionó investigaciones que muestran que a los niños les va mejor cuando son criados por familias heterosexuales, según dijeron los funcionarios del estado.

La pareja, que vive en Prince (Utah), comenzó una carrera junto con las autoridades para desafiar la decisión del juez. Rebecca A. Pierce, de 34 años, y su esposa April M. Hoagland, de 38, junto con la División de Servicios Familiares y  Niños presentaron una moción  para que Johansen reconsiderara su decisión.


Los funcionarios de dicha división indicaron el jueves en un comunicado que desafiarían el fallo en la corte de apelaciones si el juez Scott Johansen no anulaba su decisión. La agencia estatal agregó que el juez actuó en contra de su recomendación de que la bebé permaneciera en el hogar donde estaba.

publicidad

Al poco de conocerse el caso, los medios de todo el país se hicieron eco. Los rostros de April y Rebecca aparecieron en los principales diarios y televisoras,  y los grupos de defensa de las minorías sexuales denunciaron lo que consideraban era un nuevo ataque a sus derechos. Incluso el gobernador republicano de Utah, Gary Herbert, se mostró en desacuerdo con el juez. 


Herbert entró en la polémica el jueves al declarar que Johansen debería acatar la ley y no incluir sus creencias personales en la decisión. El gobernador del estado dijo a los reporteros que se encuentra desconcertado por el fallo del juez Johansen.


"Podría no estar de acuerdo con la ley, pero debería respetarla. No queremos tener activismo en el estrado de ninguna manera, tipo o forma", comentó el gobernador.


Herbert agregó que el juez no debería "inyectar sus creencias y sentimientos personales en sustitución de la ley".


La pareja forma parte de un grupo de matrimonios del mismo sexo al que se le autorizó adoptar niños en Utah después del fallo emitido a mediados del año pasado por la Corte Suprema de Estados Unidos que legalizó el matrimonio homosexual en todo el país. Las autoridades estatales no mantienen una cifra exacta, pero se calcula que hay una decena o más de padres adoptivos que son parejas casadas del mismo sexo.


publicidad


El fallo suscitó una acalorada respuesta de la Liga Antidifamación, la Campaña por los Derechos Humanos y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés). El grupo defensor de los derechos de los homosexuales calificó la orden de asombrosa, indignante e injusta.


"A ningún niño se le debería negar la estabilidad y ser separado de una familia amorosa debido a las creencias sin fundamentos de un juez sobre las madres lesbianas y padres homosexuales", dijo Karen McCreary, directora ejecutiva de la ACLU en Utah.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad