publicidad
Inmigrantes indocumentados

Inmigrantes se tomarán las calles para exigir a Obama que pare las redadas de inmigración

Inmigrantes se tomarán las calles para exigir a Obama que pare las redadas de inmigración

Organizaciones y activistas planean protestas en rechazo a la política de redadas y deportaciones del gobierno de Obama

Inmigrantes indocumentados
Inmigrantes indocumentados

Organizaciones pro inmigrantes ultiman detalles de una estrategia que incluye protestas en ciudades con alta concentración de hispanos para exigirle al gobierno de Barack Obama que detenga su política de redadas.

En lo que va de sus dos administraciones Obama ha deportado a más de 2.5 millones de indocumentados. El gobierno asegura que sobre el 60% de los deportados tenía antecedentes criminales pero las organizaciones insisten en que entre seis a siete por cada 10 expulsados no tenía faltas que constituyeran una amenaza para la seguridad nacional.

Leer: Tildan de "maquiavélico" el plan de redadas de Obama

La semana pasada el diario The Washington Post reportó que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) prepara un plan de redadas que activaría en enero y que tiene como blanco la deportación de cientos, quizás miles de migrantes centroamericanos con una una orden final de deportación.

Ambas noticias aumentaron las preocupaciones de la comunidad inmigrante. Activistas dijeron el lunes que preparan actos de protesta con la esperanza de frenar la política de deportaciones.

Leer: Advierten que migrantes deportados serán asesinados en sus países

Temor por posible ola de deportaciones de inmigrantes centroamericanos Univision Television Group

Silencio oficial

Hasta ahora el DHS no ha proporcionado detalles del programa pero la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) dijo a Univision Noticias que los migrantes indocumentados que han entrado al país después del 1 de enero de 2014 y tienen órdenes de deportación, se encuentran en la lista de prioridades del memorando del 20 de noviembre de 2014.

  • Prioridad 1: Quienes sean considerados una amenaza a la seguridad nacional, de la frontera o pública (terroristas, personas involucradas en espionaje, criminales, pandilleros, entre otros);
  • Prioridad 2: Personas con historial extenso de violaciones de inmigración, quienes hayan cruzado la frontera recientemente (después del 1 de enero de 2014).
  • Prioridad 3: Personas con DUI, cargos por violencia doméstica, explotación sexual, robo y cualquier delito que tenga más de 90 días como penalidad de cárcel;
  • Prioridad 4: Inmigrantes con una orden final de deportación en o después del 1 de enero de 2014.
publicidad


ICE también dijo que el plan de deportaciones incluye a individuos solos o con familiares que no califican para asilo o ningún otro alivio migratorio.

Leer: De "lamentables" e "inhumanas" tildan plan de deportaciones de Obama

“Esperamos que el DHS abandone esta idea, porque la prioridad de Estadios Unidos no debe ser deportar a familias vulnerables de vuelta a la violencia de la huyeron sino buscar formas de protegerlas”, dijo Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice.

Comunidad se prepara para redadas masivas Univision

Primera convocatoria

El miércoles la CASA de Maryland convocó a una marcha frente a la Casa Blanca. Activistas estiman que “varios centenares” asistirán a la convocatoria, aunque la cifra podría ser menor debido a los festejos de fin de año.

“Estamos movilizando a la comunidad porque queremos que esto permanezca bajo los reflectores. La protesta del miércoles no será la última; queremos que la protección de los migrantes sea prioridad de los políticos”, explicó George Escobar, director del programa de inmigración de CASA de Maryland.

Leer: Quiénes son los indocumentados en la mira del DHS

En Los Angeles también planean movilizaciones. Una coalición de organizaciones de derechos humanos y religiosos dijo el lunes que el plan de deportaciones del DHS es “maquiavélico” y anunció protestas para los próximos días.

publicidad

Clima de intranquilidad

En otras partes del país avanzan los preparativos. Thanu Yakupitiyage, portavoz de la New York Immigration Coalition, calificó como una “bofetada” que las familias inmigrantes de Centroamérica comiencen el año nuevo con la amenaza de las redadas y la deportación, y exigió que en vez de políticas “insensatas” como la “deportación masiva”, la Administración Obama revierta el plan.

CASA de Maryland y la coalición “Movimiento para una Reforma Migratoria Justa” (FIRM, por su sigla en inglés), ya elaboraban protestas frente al Tribunal Supremo el mes próximo para defender los alivios migratorios, pero las inminentes redadas han dado un toque de urgencia al asunto.

Marielena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC, en inglés), dijo que su grupo enviará una carta al secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, para obtener detalles del plan y solicitarán una reunión con él para el mes próximo.

“Apoyamos las protestas pero enfocamos nuestros esfuerzos en lo político y legal… sabemos que entre el 85% y 90% de los inmigrantes que tuvieron ayuda legal ante un tribunal lograron algún tipo de protección. Esta estrategia es fallida, pero creemos que hay tiempo para frenarla”, dijo Hincapié.

Crece rechazo a plan de redadas y deportaciones de Obama Univision

Respuesta “excesiva”

El American Immigration Councilha dicho que la respuesta que el Gobierno de Obama está dando al tema de los migrantes centroamericanos que huyen de sus países para buscar refugio en Estados Unidos, es “dura” y en algunos casos “excesiva”.

“Nuestro gobierno ha respondido con la aplicación de medidas duras que a menudo fallan en proporcionar a cada familia una oportunidad justa para solicitar asilo”, dijo Ben Johnson, director ejecutivo del concejo.

Agregó que “con demasiada frecuencia las familias de refugiados son detenidas”, algunos en cárceles privadas “y luego liberadas de la custodia de inmigración sin la información adecuada acerca de cómo seguir sus casos de asilo, cuándo y dónde ir para sus audiencias en la corte”, errores que terminan lamentablemente con una orden final de deportación.

publicidad

Escasez de abogados

Johnson advierte además que “la mayoría (de los migrantes) no tiene representación (legal), el factor jurídico más importante para garantizar su comparecencia ante el tribunal y tener éxito en sus casos”.

“Este gobierno no entiende que estas personas son refugiados que buscan asilo y deben recibir protección humanitaria en lugar de castigo”, indicó. “Debemos dejar de tratar a estas familias como si fueran criminales. No es un crimen llegar a nuestras fronteras para presentar una solicitud de asilo. Hay una abrumadora evidencia que indica que estas familias tienen reclamos legítimos bajo la ley estadounidense”.

“Algunos inmigrantes que sean deportados van a ser asesinados”, dijo a Univision Noticias Elizabeth Kennedy, profesora e investigadora de la Universidad Estatal de San Diego y de la Universidad de California en Santa Bárbara, California. Agregó que funcionarios estadounidenses “entienden” el problema e insistió en que “estas personas son refugiados que necesitan nuestra protección”.

Un año amargo para millones de inmigrantes Univision

Como en el 2006

Las protestas contra la política de redadas de Obama podrían convertirse un movimiento similar al registrado en la primavera de 2006, cuando cientos de miles de inmigrantes salieron a las calles para rechazar el proyecto de reforma migratoria HR 4437 aprobado por la Cámara de Representantes que criminalizaba la estadía sin papeles e incluía deportaciones masivas de indocumentados.

La estadía indocumentada en Estados Unidos es una falta de carácter civil no criminal.

En mayo de ese año el Senado aprobó un plan que legalizaba a millones de indocumentados quienes, al término de un largo proceso y el pago de multas, recibirían la residencia y, cinco años después, serían elegibles para solicitar la residencia.

publicidad

El entonces liderazgo republicano convocó al Comité de Conferencia para armonizar ambas versiones, pero en junio canceló la instancia argumentando razones de seguridad nacional.

Las manifestaciones emularon al movimiento por los derechos civiles registrado en la década de los años sesenta y que fue encabezado por el reverendo Martin Luther King Jr.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad