publicidad

Demora en llamado emergencia

Demora en llamado emergencia

Betty Hernández tuvo que esperar una hora y 24 minutos para que un equipo de emergencia socorriera a su sobrino.

Demora en llamado emergencia f2a39d3281ff412eb7ebdaa8632489b1.jpg

Autoridades cumplían con procedimiento

HOUSTON, Texas – - Betty Hernández tuvo que esperar casi hora y media para que un equipo de emergencia socorriera a su sobrino, Larry Ramírez, quien al parecer tenía una sobredosis de drogas. Hernández llamó varias veces al número de emergencia 911, pero los paramédicos no pudieron socorrerlo, hasta que oficiales de policía revisaran la escena, poniendo así en práctica una regulación poco conocida por la ciudadanía.El suceso ocurrió en horas del domingo, luego que Ramírez comenzara a perder la conciencia y actuar de forma demencial. De acuerdo a su tía, él estaba afuera de la casa corriendo y golpeando su cabeza contra las paredes, incluso saltó de la cornisa de un segundo piso.

publicidad

Ante estos acontecimientos y temiendo por la vida de su sobrino, Betty llamó al 911, les explicó la situación y les pidió que enviaran ayuda. Pero en vista de que ésta no llegaba, Hernández volvió a llamar en tres ocasiones más, incluso indicando que su sobrino estaba botando espuma por la boca y tenía dificultades para respirar.

Mientras esto ocurría, el equipo de emergencia destinado a este caso, estaba estacionado cerca de la casa de Betty, en espera que un oficial del alguacil del condado inspeccionara la escena y les diera el visto bueno para acercarse a la persona en problemas.

Este procedimiento es poco conocido y se aplica en casos cuando se sospecha que el paciente está con problemas psiquiátricos e intentos suicidas. El objetivo es que la policía primero tome control de la situación para que los paramédicos puedan actuar sin correr ningun peligro.

Las autoridades indicaron que al momento del suceso, todos los oficiales del área estaban atendiendo un robo a mano armada y no contaban con personal que acudiera a la casa de Betty Hernández. Luego de casi 90 minutos Ramírez fue trasladado a un hospital en una ambulancia. Al día siguiente él falleció.

Los familiares de Larry aseguran que si la ayuda hubiera llegado a tiempo, otra hubiera sido la historia. Mientras tanto, se esperan los resultados de la autopsia que le practicaron y el Servicio de Emergencias del Condado Harris aseguró que están llevando a cabo una investigación interna del caso.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad