publicidad
.

Defienden con demanda símbolos confederados en Nueva Orleans logo-notici...

Una bandera confederada ondea en EEUU

Defienden con demanda símbolos confederados en Nueva Orleans

Defienden con demanda símbolos confederados en Nueva Orleans

La demanda fue presentada apenas unas horas después de que el Consejo Municipal votara a favor de quitar cuatro monumentos.

Una bandera confederada ondea en EEUU
Una bandera confederada ondea en EEUU

Una demanda federal desafía el plan de Nueva Orleans de quitar importantes monumentos confederados al argumentar que la ciudad no posee la tierra bajo tres de los monumentos y están protegidos por leyes estatales y federales de ser removidos.

La demanda, presentada apenas unas horas después de que el Consejo Municipal votara el jueves a favor de quitar cuatro monumentos, le pide al juez federal de distrito, Carl Babier, en Nueva Orleans que detenga los planes de retirarlos. La demanda fue presentada por tres organizaciones de preservación y una división de los Hijos de Veteranos Confederados.

La decisión de Nueva Orleans es uno de los gestos más radicales de una ciudad estadounidense para romper sus lazos con su historia en la Confederación. Nueva Orleans, como otros lugares, entró en acción contra los símbolos confederados luego de un tiroteo en junio en la iglesia afroestadounidense Emanuel AME en Charleston, South Carolina, que dejó a nueve feligreses muertos.

Relacionado
Protesta contra la bandera confederada en el Capitolio de Carolina del Sur
Cuatro claves para entender la polémica sobre la bandera confederada
Univision Noticias le explica las claves de la polémica sobre la bandera confederada que ondea en Carolina del Sur.

Los monumentos enlistados para quitarse incluyen una columna de mármol de 60 pies (18 metros) dedicada al general confederado Robert E. Lee y una enorme estatua ecuestre de P.G.T. Beauregard, un general confederado nacido en Louisiana. Además se incluye en los planes la estatua del presidente confederado Jefferson Davis y un obelisco dedicado a un grupo de supremacistas blancos que buscaban derrocar al gobierno de Reconstrucción biracial en Nueva Orleans.

La demanda indica que los monumentos son parte de la historia de la ciudad y deben ser protegidos.

"Sin importar si la era de la Guerra Civil es considerada un error catastrófico o un intento noble, es innegablemente un evento formativo en la historia de Louisiana", dice la demanda. "Es la fuente de gran patrimonio cultural de la ciudad y estado, incluidas incontables novelas, cuentos, obras de teatro, monumentos, estatuas, películas, historias, canciones, leyendas y otras expresiones de identidad cultural".

publicidad

La ciudad depende de una ordenanza que le permita quitar los monumentos en propiedad pública o bajo su control considerados "molestos" porque albergan ideologías peligrosas e ilegales de supremacía y podrían convertirse en puntos de reunión para manifestaciones violentas.

Relacionado
Un manifestante con el letreno "No mi bandera" tras la masacre en Charle...
La bandera confederada, un símbolo que divide a EEUU
El tiroteo en Charleston reavivió el debate sobre la bandera confederada, historia e identidad para unos y emblema racista para otros.


Funcionarios de la ciudad acordaron que no quitarán los monumentos antes de la audiencia del 14 de enero, de acuerdo con los documentos de la corte presentados el viernes.

La demanda está destinada al alcalde Mitch Landrieu y, en un giro legal, al Departamento de Transporte de Estados Unidos y otros funcionarios federales de transporte por pagar parte de la obra de un tranvía que, según la demanda, ha dañado los monumentos.

CNN recuerda que Nueva Orleans, que era la mayor ciudad de la Confederación, se rindió en 1862 y estaba bajo la ocupación federal más allá del final de la Guerra Civil de 1865.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad