publicidad

Demandaron a la policia

Demandaron a la policia

Cuatro hombres liberados por falta de pruebas en el asesinato de un oficial de Chicago, entablaron demanda por presunto maltrato.

Demandaron a la policia 270d80dc645249ea909310f1e45f7c45.jpg

La policía niega el maltrato

CHICAGO, Illinois - Cuatro hombres que estuvieron detenidos y fueron liberados por falta de pruebas en la investigación del asesinato de un policía hispano demandaron a la policía de Chicago por malos tratos.El principal sospechoso, Jason Austin de 26 años, estuvo preso durante casi un mes y llegó a ser acusado de haber realizado los disparos que mataron al agente Robert Soto, de 49 años, y a su amiga Kathryn Romberg de 45.

Según informó la policía en ese momento, los dos habrían sido víctimas de un intento de robo en la madrugada del 13 de agosto, mientras conversaban en el interior de una camioneta en el norte de la ciudad.

Austin fue detenido tres días después, cuando la policía presuntamente identificó su automóvil Buick color marrón como el utilizado por los atacantes para escapar después del ataque.

publicidad

"Cuando me desperté estaba rodeado por ocho policías que me apuntaban con sus armas", relató Austin en una entrevista publicada el martes por el Chicago Sun-Times.

"Me arrancaron de la cama, me torcieron el brazo y esposaron", agregó.

Austin quedó en libertad el 10 de septiembre por falta de pruebas, después que se comprobara que su automóvil estaba en un taller de reparación el día del ataque.

Su abogado, Jeffrey Granich, presentó el lunes una demanda federal en representación de Austin y de tres amigos que habrían sido agredidos físicamente por la policía durante los interrogatorios.

Austin dijo que los policías no lo golpearon, pero sí lo tuvieron tres días sin comer o beber agua durante los interrogatorios.

Pero la demanda sostiene que Antwan Belcher, Jeffrey Finley y Michelle Riley fueron abusados físicamente por detectives del Área 4 de Investigaciones cuando se negaron a cooperar para incriminar a Austin.

La vocero del Departamento de Policía de Chicago, Monique Bond, dijo el martes que "los detectives se condujeron de manera profesional durante el curso de la investigación".

"El departamento utiliza herramientas de investigación, como grabación electrónica de los interrogatorios, para asegurar la integridad de sus procedimientos y continuará buscando evidencias donde sea posible", agregó.

publicidad

Según el Sun-Times, fuentes policiales dijeron que la acusación contra Austin se cayó cuando algunos testigos se desdijeron por temor a represalias.

Inclusive una jovencita que sería novia de Austin fue acusada de golpear a una testigo.

Las autoridades han ofrecido una cuantiosa recompensa en dinero por información para resolver este caso.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad