publicidad

Demandan al contralor estatal

Demandan al contralor estatal

El gobernador Arnold Schwarzenegger demandó al contralor John Chiang por negarse a cumplir la orden de bajar el sueldo de unos 180 mil empleados.

Chiang opina que sí hay dinero

SACRAMENTO, California - El gobernador Arnold Schwarzenegger interpuso el lunes una demanda contra del contralor John Chiang, después de que éste se negara a cumplir la orden ejecutiva del mandatario de reducir el sueldo de unos 180 mil empleados estatales.

La demanda se basa en un dictamen del Tribunal Supremo de Justicia de 2003 que básicamente prohíbe la emisión de cualquier pago -sea por servicios o a empleados- sin que el estado cuente con los fondos suficientes para cubrir los gastos.

"Por ley, el contralor Chiang tiene que cumplir con la orden ejecutiva. Estamos tomando pasos (en la Administración) para proteger nuestras finanzas," dijo a EFE Lynelle Jolley, del Departamento de la Administración de Personal.

Sin embargo, la demanda podría no ser escuchada antes de la resolución del presupuesto estatal.

Chiang ha indicado que California tiene suficiente dinero para pagar por el salario de los empleados estatales, y que además, cambiar el sistema de pago de 180 mil empleados sería demasiado difícil y costoso.

Adicionalmente, su oficina envió una carta a la Administración de Personal argumentando que el contralor necesita más información para poder proceder.

Específicamente, la carta indica que el concepto de reducir el sueldo de los empleados estatales al nivel del salario mínimo federal, ó $6.55 dólares la hora, conlleva varios detalles y planes, como el cálculo del salario mínimo para ciertos empleados, y otro salario un poco más alto para administradores.

publicidad

Asimismo, no se ha decidido si 25 mil empleados del sistema universitario CSU (Universidad Estatal de California), la mayoría maestros, son considerados empleados estatales, y por consiguiente, también debe reducirse su salario.

"Es importante que tomemos el tiempo necesario para evaluar todo tipo de situación, antes de tomar acción," dijo Don Scheppman, de la oficina del contralor.

El gobernador firmó la orden ejecutiva hace dos semanas, con la intención de evitar que los fondos del estado se agoten, y obligue a California a pedir préstamos para cumplir con pagos y obligaciones fiscales.

El problema es que ni el Legislativo ni el mandatario han podido llegar a un acuerdo en cuanto al presupuesto estatal.

Se calcula que unos 150 mil empleados del estado de tiempo completo verán sus sueldos reducidos a $6.55 dólares la hora, mientras que unos 30 mil supervisores y gerentes de departamentos recibirían unos $11.38 la hora.

Una empleada del estado dijo a EFE estar en desacuerdo con las acciones del gobernador.

"Yo entiendo que puedo ir a sacar préstamos para cubrir mis gastos, pero ¿por cuánto tiempo va a durar esta situación? Nadie nos está dando ninguna garantía de que esta situación es temporal," dijo la empleada en condición de anonimato.

Asimismo, los líderes de ambos partidos en el Senado, Don Perata (demócrata) y Dave Cogdill (republicano) pidieron al gobernador no reducir los salarios de los funcionarios que trabajan en las 33 prisiones de California.

publicidad

"Si la orden ejecutiva no es enmendada, vamos a organizar audiencias (en el Legislativo) este miércoles," advirtieron los senadores. "No podemos poner a nuestros empleados y comunidades en riesgo ni en peligro".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad