publicidad
Janet Napolitano, quien era Secretaria de Seguridad Interna de EEUU cuando ocurrieron los hechos.

Demandan a exaltos funcionarios de Seguridad Nacional por muerte de inmigrante

Demandan a exaltos funcionarios de Seguridad Nacional por muerte de inmigrante

La familia de Jesús Alfredo Yañez procedió contra exfuncionarios del Departamento de Seguridad Nacional.

Janet Napolitano, quien era Secretaria de Seguridad Interna de EEUU cuan...
Janet Napolitano, quien era Secretaria de Seguridad Interna de EEUU cuando ocurrieron los hechos.

Los familiares del mexicano Jesús Alfredo Yañez Reyes, muerto en 2011 durante un incidente con agentes de la Patrulla Fronteriza, han interpuesto una demanda contra exfuncionarios del Departamento de Seguridad Nacional, según confirmaron a Efe abogados de la familia.

publicidad

La demanda interpuesta en la Corte Federal de San Diego responsabiliza no solamente a los dos agentes involucrados en el incidente, sino también a la en aquel entonces Secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, y al antiguo Comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza, Alan Bersin.

De acuerdo al abogado de la familia, Gerald Singleton, la acusación motivada por la muerte del inmigrante mexicano, fallecido tras una presunta agresión con piedras, incluye a los antiguos altos funcionarios por permitir el uso de la fuerza letal en respuesta a agresiones con objetos utilizados como proyectiles.

La demanda considera que la falta de atención a políticas relacionadas con el uso de la fuerza derivó en un creciente número de abusos por parte de los agentes federales.

México pide a EEUU investigar la muerte de tres mexicanos en un mes

"Estos individuos adoptaron esta política, sabían que era ilegal, sabían que sus agentes estaban matando personas al hacer esto, y no hicieron nada para prevenirlo", indicó Singleton a Efe, quien agregó que desde el año 2000 a la fecha se han registrado por lo menos 13 muertes de inmigrantes en incidentes similares.

De acuerdo a documentos oficiales, en junio de 2011 Yañez y José Ibarra Murrieta cruzaron sin documentos desde Tijuana hacia San Diego (California) a través de un hoyo en la malla fronteriza, pero fueron interceptados por los agentes Chad Nelson y Dorian Díaz, tras lo cual se originó un incidente durante el cual Yañez presuntamente cayó abatido a tiros por arrojar piedras a los agentes.

publicidad

En aquel año, la política de la Patrulla Fronteriza señalaba que los agentes podían utilizar la fuerza letal si existía un miedo inminente de muerte o peligro, pero tras una auditoría interna tres años después se modificó dicha regulación.

La nueva política señaló que los oficiales "no deben accionar un arma en respuesta a una persona arrojando proyectiles, salvo que exista una creencia razonable de miedo inminente" y se invocó a otras acciones como cubrirse o alejarse del área de peligro si es posible.

'Cultura de impunidad y violencia'

Esta semana, en una audiencia ante el juez de distrito, los fiscales del Departamento de Justicia argumentaron que no existe evidencia de que los oficiales conocían un patrón de respuestas letales frente a una agresión con piedras, y que no se podía responsabilizar a los altos funcionarios por no ser "supervisores" ante la ley, tal como recogió un medio local.

Por su parte, el abogado Singleton subrayó que con esta batalla legal buscan dejar un precedente que asegure estos incidentes no se repitan en la frontera.

Christian Ramírez, director del grupo Alliance San Diego consideró que "no solamente se trata de un problema de disciplina, sino de una cultura de impunidad y violencia" entre miembros de la Patrulla Fronteriza.

Las autoridades federales no han emitido comentarios sobre esta demanda, por ser un litigio pendiente de resolución, aunque anteriormente representantes sindicales de este cuerpo han justificado el uso de un arma de fuego en situaciones donde los oficiales teman por su vida.

Tres inmigrantes mexicanos han sido muertos por la policía en 1 mes Univision


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad