publicidad

Demanda creciente agobia a los bancos de comida del Sur de California

Demanda creciente agobia a los bancos de comida del Sur de California

La crisis económica está forzando a familias de clase media a solicitar ayuda alimenticia. Agencias solicitan donativos.

Un problema recurrente

LOS ÁNGELES, California – La demanda en los bancos de comida del Sur de California continúa creciendo conforme la economía continúa empeorando y más residentes se ven forzados a buscar ayuda, advirtieron varias agencias de beneficencia.

El Banco de Comida Regional de Los Ángeles (LARF, en inglés), que provee a almacenes de comida locales en todo el condado, ahora está distribuyendo 1 millón de libras de comida por semana – el equivalente a 750 mil comidas a la semana – en un esfuerzo por mantenerse a la par con la creciente demanda.

El reporte más reciente de la agencia muestra que los almacenes locales están experimentando un incremento de 31 por ciento en la demanda, comparado con el mismo período el año anterior, y un 24 por ciento en relación al reporte de noviembre. De acuerdo al reporte, muchas personas de hogares de clase media se están viendo forzadas a solicitar ayuda por primera vez.

En cada uno de los cuatro primeros meses de 2009, un promedio de 321,359 personas recibieron asistencia de alguno de los almacenes locales. A raíz de rentas más altas y el incremento en el precio de la comida y otros gastos básicos, muchas familias reciben más de un paquete de comida al mes, dijo Michael Flood, presidente y gerente general de LARF.

"La crisis de hambre es un problema que continúa durante todo el año", dijo Flood. "Como resultado de los recortes presupuestarios y la elevación de la tasa de desempleo, la inseguridad alimenticia se está volviendo más crítica.

publicidad

"Estas reclutando activamente nuevos almacenes locales para incrementar la distribución y estamos solicitando ayuda de las comunidad a través de donaciones y trabajo voluntario", agregó.

El incremento en la demanda también se está sintiendo en el Condado de Orange.

"Este es el incremento en la demanda de ayuda alimenticia más grande", dijo Joe Schoeningh, director del Banco de comida Second Harvest, en el Condado de Orange.

"Estamos tratando de llevar a los almacenes locales tanta comida como podemos, pero no es siquiera suficiente, así que estamos pidiéndole a todos que nos ayuden a ofrecer más comida a los que la necesitan".

El LARF, que distribuye comida a 544 agencias caritativas que brindan ayuda en 902 localidades en el Condado de Los Ángeles, ha incrementado su volumen para enfrentar la demanda. Sin embargo, aún hay una brecha entre la demanda general de comida y la oferta de comida, dijo Flood.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad