publicidad

Delincuentes sexuales podrán vivir cerca de escuelas

Delincuentes sexuales podrán vivir cerca de escuelas

La Ley Jessica prohíbe que todos los delincuentes sexuales vivan a menos de 2,000 pies de parques o escuelas.

Los delincuentes sexuales en California ya podrían vivir cerca de escuelas y otros sitios cercanos a niños luego de que autoridades del estado anunciaran este jueves que se podría detener la ley que hasta el momento les prohibía hacerlo.

De acuerdo con Los Angeles Times, el Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California (CDCR por sus siglas en inglés) detendrían las restricciones señaladas en la Ley Jessica que prohíbe que todos los delincuentes sexuales vivan a menos de 2,000 pies de parques o escuelas, independientemente de que su crimen haya o no involucrado a menores.

El CDCR ha dicho que en el caso de los delincuentes sexuales de alto riesgo y aquellos cuyos crímenes involucraron a niños menores de 14 años la medida seguirá vigente.

Funcionarios evaluarán de manera individual el caso de cada delincuente que se encuentra en libertad condicional, publicó The Associated Press.

La llamada Ley Jessica fue aprobada hace nueve años por los votantes californianos, pero hasta el pasado 2 de marzo la Corte Suprema de California determinó por unanimidad que ésta ha violado los derechos constitucionales de los individuos en libertad condicional que viven en San Diego y que han argumentado haber tenido limitaciones para encontrar un lugar para vivir. Como resultado, algunos han tenido que ir a vivir a cauces y callejones, publicó LATimes.

Luis Patiño, portavoz del CDCR, el fallo del tribunal "es específico para el condado de San Diego, pero su razón de ser no lo es", por lo que "la Ley Jessica podría ser declarada inconstitucional en cada uno de los condados".

publicidad

De acuerdo con un informe del CDCR, tres años después de que entró en vigor la Ley Jessica, el número de delincuentes sexuales que están sin hogar en todo el estado aumentó cerca de 24 veces.

La corte determinó que las restricciones en la residencia no mostraron ventajas en la protección de niños y sí infringieron los derechos constitucionales de la libertad condicional al ser una acción gubernamental irracional, opresiva y arbitraria.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad