publicidad

Más de la mitad de las especies de árboles del Amazonas están amenazadas

Más de la mitad de las especies de árboles del Amazonas están amenazadas

Un trabajo en el que han participado cerca de mil personas ha inventariado las más de 15,000 especies forestales de la Amazonia sobre el terreno.

Selva amazónica

Por Clemente Álvarez: @clementealvarez

Entre un 36 y un 57 por ciento de las especies de árboles del Amazonas pueden catalogarse como amenazadas. Esto es lo que estima un estudio sorprendente que acaba de ser publicado en la revista Science. Este porcentaje es realmente  preocupante y, de confirmarse, supondría aumentar de golpe un 20% el número de todas las especies de plantas de la Tierra incluidas en la Lista Roja de la UICN. Sin embargo, esta vez no se trata de una noticia sobre cómo está empeorando la Amazonia (en realidad, se ha frenado la deforestación), sino de investigadores que consiguen conocer mucho mejor el estado de uno de los lugares con mayor diversidad de la Tierra.

publicidad

Según los científicos, la cuenca del Amazonas ha perdido ya cerca de un 12% de su cubierta vegetal original. A escala del ecosistema, se sabe bastante de las consecuencias que esto tiene, pero hay pocos datos de lo que ocurre al nivel de las especies. En lugar de quedarse con la panorámica área de la selva, este trabajo de investigación es sorprendente porque intenta evaluar la situación concreta de las más de 15,000 especies forestales de la Amazonia sobre el terreno, árbol a árbol.

Para empezar, el estudio de Science está firmado por 158 autores, algo que dice ya mucho de la envergadura del esfuerzo.  No obstante, como detalla uno de ellos, Nigel Pitman, investigador del Museo Field de Historia Natural de Chicago, en el trabajo de campo han intervenido muchas más personas, llegando el número a unas mil.

El objetivo era cubrir toda la cuenca de la Amazonia, es decir el área compartida por los nueve países amazónicos y el escudo guayanés. Para ello, los investigadores se centraron en contar árboles en unas 1,400 parcelas (de alrededor de una hectárea). “Depende de donde estés en la Amazonia, hay parcelas con unas 50 especies en las que un equipo de investigación puede identificar los árboles en un día, pero existen otros lugares ultradiversos, con cerca de 300 especies en una hectárea, donde es muy difícil identificar las cosas, eso requiere de mucha paciencia”, incide este ecólogo, que estuvo inventariando árboles principalmente en Ecuador y Perú. 

Selva Amazónica 1


Aunque puedan parecer muchas 1,400 parcelas, en realidad no lo son tanto. “Como la Amazonia es tan grande, si ponemos en un mapa la ubicación de todas esas parcelas, todavía quedan áreas en los que no tenemos datos del tamaño de un país”, explica Pitman. 

Para completar estos enormes huecos, los investigadores desarrollaron un modelo científico para extrapolar los datos recogidos en las parcelas a las zonas ‘oscuras’. De esta forma, pueden realizar una estimación de la situación de 4,953 especies de comunes y otras 10,247 raras y escasas. Además, para homogeneizar datos (hay países y investigadores que usan criterios diferentes) se catalogó el estado de amenaza de todos estos árboles usando los criterios de la Lista Roja de la UICN, la forma más aceptada. 

publicidad

Una variedad puede ser catalogada como amenazada porque se haya producido una reducción significativa de su población en el pasado o simplemente porque esta población sea muy escasa. De entre todos los árboles inventariados, hay cerca de 2.000 especies en la Amazonia que entran directamente en esta categoría por estimarse que existen menos de 1.000 ejemplares

Además, la amenaza puede venir de previsiones futuras. Si desde 1900 hasta nuestros días la Amazonia ha perdido un 12% de su cubierta vegetal original, para 2050 el estudio contempla dos escenarios distintos: uno ‘optimista’ en el que para ese año el porcentaje destruido haya llegado al 21% y otro ‘pesimista’ en el que se alcance el 40%. 

Selva Amazónica 2


Considerando todo esto, el estudio concluye que entre un 36 y un 57 por ciento (depende del escenario a 2050) de las especies de árboles del Amazonas pueden catalogarse hoy en día como amenazadas.

“Nunca hemos tenido una idea muy clara de cuántas especies hay en peligro en la Amazonia y ahora contamos con una estimación nueva”, destaca Pitman. A pesar de esta cifra alarmante, el ecólogo no quiere dar una visión pesimista. “No estamos diciendo que las cosas hayan empeorado, durante la investigación nos encontramos con varios aspectos alentadores, buenas noticas sobre la Amazonia”. Una de ellas es que la tasa de deforestación actual es mucho menor de lo que se preveía hace 10 años. “Ha bajado de forma significativa”, incide. La otra, que la red de áreas protegidas y tierras indígenas en la Amazonia ahora sí tiene una cobertura suficiente como para prevenir la extinción de la mayoría de estas especies.

publicidad

¿Cuáles son las especies más amenazadas? Los investigadores avisan que las especies que están en mayor peligro son las que se encuentran en el este y sureste del Amazonas, donde se ha perdido más bosque. En concreto, aquellos árboles que solo se han encontrado hasta ahora en esas zonas. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad