publicidad

Debbie Dills, la florista que persiguió al fugitivo de Charleston

Debbie Dills, la florista que persiguió al fugitivo de Charleston

Debbie Dills iba de camino a su trabajo el jueves por la mañana cuando vio un auto hyundai negro que le pareció familiar. Con su ayuda, se logró su captura.

Debbie Dills iba de camino a su trabajo el jueves por la mañana cuando, en la parada de un semáforo, vio un auto hyundai negro que le pareció familiar. El corazón se le aceleró cuando vio al conductor: un hombre blanco de ojos azules y cabello rubio. Debbie cayó en cuenta de que se trataba del acusado de haber matado a tiros a nueve personas en una iglesia en Charleston.

Desafiando el peligro, Debbie se acercó más al auto para tomar su número de placas. El vehículo traía una bandera confederada.

"Había algo dentro de mí que me decía que era algo que simplemente no se veía bien", narró esta mujer que trabaja como florista, a diferentes medios estadounidenses.

Lea: Las nueve víctimas del tiroteo en Charleston

Los segundos pasaban  en la autopista 74 en Kings Mountain, Carolina del Norte. Cuando era hora de avanzar, decidió seguir el auto hasta por unas 35 millas. Al mismo tiempo llamó a su jefe, Todd Fraday, para avisarle lo que estaba pasando.

"Creo que es el tipo que le disparó a la gente en Charleston. Estoy a su lado", fueron sus palabras.

Fraday, impactado, cuenta Debbie, llamó a un agente que conocía, Shane Davis y a su vez, él contactó al departamento de policía de Shelby.

  Lee más sobre esta historia en inglés en The Root

Conmoción nacional por ataque a Charleston Univision

Durante el trayecto, Debbie solo pensaba que todo dentro de ella le decía que era posible que sí fuera el chico que hasta ese momento era el más buscado en la zona.

"A la vez no quería creerlo tampoco", cuenta a la prensa. En  un momento de dudas, Debbie salió de la autopista pero al instante sintió que estaba haciendo mal las cosas y corrió al acceso más cercano para volver a seguir al que parecía ser el fugitivo de 21 años.

Lea: Obama condenó el ataque en Charleston

La policía verificó que, en efecto, se trataba de Dylann Storm Roof. Tardaron 15 minutos en llegar al lugar que Debbie les indicó y arrestaron a Roof, quien según la policía, no se resistió.

Para la comunidad de Charleston y tal vez para todo el país, Debbie es ahora una heroína. Sin su astucia y valor para perseguir a Roof, tal vez su captura hubiera tardado mucho más, argumentan.

publicidad

Pero ella no se acredita ninguna acción, dice que todo fue porque "Dios hizo que esto sucediera. No tiene nada que ver conmigo, no tiene nada que ver con Todd, todo es acerca de él", ha expresado.

"Él (Dios) ha contestado las oraciones de las personas que estaban rezando en Charleston", atribuye Debbie.

Capturan a autor del tiroteo en Carolina de Sur Univision

Roof fue enviado de nuevo a Charleston, en Carolina del Sur. Las cámaras de televisión lo mostraban esposado y custodiado por varios agentes. Más de 14 horas tardaron para lograr su arresto, pero gracias a la ayuda de Debbie, esto se convirtió en realidad.

Hoy Dylann Storm Roof enfrenta nueve cargos de asesinato. También fue acusado de un delito de posesión de armas, indicó la policía.

Se tiene previsto que este viernes comparezca ante un juez. Ya confesó que fue él quien disparó el miércoles por la noche contra un grupo de personas que participaban en una lectura de textos sagrados en la Iglesia Africana Metodista Episcopal (AME) de Charleston.

La gobernadora de Carolina del Sur ha pedido como sentencia que se le condene a muerte. Un amigo de Roof ha contado que era un racista declarado y que estaba molesto porque la comunidad afroamericana se estaba adueñando de el mundo, según sus propias palabras.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad