publicidad
Más de dos tercios de los votantes latinos viven en seis estados: California, Texas, Florida, Nueva York, Arizona e Illinois; y solo California y Texas suman casi la mitad de todos los votos hispanos del país (46%).

Daniel Garza: candidato que lucha por el país, lucha por la comunidad latina

Daniel Garza: candidato que lucha por el país, lucha por la comunidad latina

¿Qué candidato presidencial para el 2016 será más hábil para proteger a la copmunidad latina de Estados Unidos?

Más de dos tercios de los votantes latinos viven en seis estados: Califo...
Más de dos tercios de los votantes latinos viven en seis estados: California, Texas, Florida, Nueva York, Arizona e Illinois; y solo California y Texas suman casi la mitad de todos los votos hispanos del país (46%).

Por Daniel Garza, director ejecutivo de la Iniciativa LIBRE (*)

Al reunirnos en la conferencia anual del Consejo Nacional de La Raza nos enfrentamos con preguntas muy difíciles: ¿Qué candidato presidencial para el 2016 será más hábil para protegernos de cualquier agresión del extranjero, fortalecer nuestros derechos constitucionales y restablecer un alto nivel de crecimiento económico a nuestro país? Quién puede aliviar la incertidumbre en torno a las oportunidades de empleo, la educación, una reforma migratoria y un mejor acceso a la atención médica también siguen siendo una incógnita de considerable importancia.

Y es que después de seis años en donde la Administración Obama enfrascó al país en un proceso de reingeniería social -sin que el país tuviera la capacidad presupuestal de sostener estas políticas populistas- el estancamiento económico sigue arrastrando a la gran mayoría. Hoy por hoy es irrefutable que acrecentar los programas de asistencia pública, aumentar las regulaciones, elevar los impuestos y agrandar el gasto público en forma desmedida no ha ayudado a la comunidad hispana a salir avante.

publicidad

Lo primero que debe quedar claro es que el presidente Obama logró implementar muchas de sus prioridades: un proyecto de ley de estímulo de $900 mil millones de dólares, una reforma de salud, la reforma financiera Dodd-Frank, y más. Bajo su liderazgo, la deuda nacional ha crecido a una cantidad flagrante, $18 billones de dólares.

Y ¿qué tenemos para mostrar? El Departamento de Comercio informó que la economía se contrajo a un ritmo del 0.2 por ciento en el primer trimestre de 2015. Un total de 93,626,000 estadounidenses de 16 años o más estaban por fuera de la fuerza laboral en junio.

La reforma de salud ha hecho daño a los latinos también. La Ley de Cuidado de Salud Asequible no ha controlado el costo de las primas. Los latinos -con una edad media 10 años más joven que la media nacional- llevan la peor carga de estos crecientes costos de seguros médicos, ya que los inscritos sanos y jóvenes deben pagar más para apoyar a los mayores.

Con los costos en aumento, no deberá sorprendernos que un estimado de 30 millones de estadounidenses permanecerán sin seguro el año que viene -con millones pagando la multa en impuestos-. Llama la atención que en 2008, el entonces candidato Obama se opuso a tal multa, porque perjudicaría a millones de personas que simplemente no pueden pagar un seguro.

Los que piden mantener el rumbo actual necesitan reconocer el fracaso y precisar por qué el futuro va a ser diferente.

publicidad

En inmigración, los defensores del Presidente dicen que él ha hecho todo lo posible para llevar a cabo una reforma. Evalué usted. En lugar de cumplir con su promesa en su primeros dos años de mandato -cuando contaba con una mayoría en el Senado a prueba de obstruccionismo y una mayoría abrumadora en la Casa de Representantes- ni siquiera propuso un plan para una reforma migratoria.

No debería sorprendernos. Barack Obama y Hillary Clinton apoyaron una enmienda que mató una iniciativa de reforma migratoria de George W. Bush en 2007. El presidente Obama solo tomó acción ejecutiva en cuanto a inmigración en el período previo a su campaña de reelección, cuando los republicanos del Senado estaban trabajando en un plan de reforma bipartidista.

Estas maniobras avanzadas por propio interés político me hacen pensar si Obama o Clinton están genuinamente comprometidos con una reforma legislativa duradera. Parece que ambos están persiguiendo ventaja política, con Hillary Clinton destacando órdenes ejecutivas limitadas y temporales en lugar de una reforma duradera.

La salud, la inmigración, la economía, la educación, los problemas de pequeñas empresas, son temas de gran insatisfacción para los latinos, y el próximo presidente se encontrará con un lío para limpiar. Es fundamental que los líderes latinos que se reunieron en Kansas City sean honestos acerca de dónde estamos como comunidad, en lugar de tratar de pintar un panorama color de rosa que oculta los hechos.

publicidad

Nuestros críticos han dicho que el mensaje de la Iniciativa LIBRE de gobierno limitado, espíritu empresarial, crecimiento del sector privado y responsabilidad personal están en contra de los intereses de los latinos. En cualquier caso vale remarcar que es hora de reconsiderar si la agenda actual de Washington, con su énfasis en más regulaciones, impuestos más altos, déficits más altos, y un mayor gasto es en realidad lo que está funcionando para los latinos.

¿Quién está luchando por nosotros? Solo vemos a los políticos populistas pasarnos los sacrificios resultantes de las políticas de redistribución que solo sirven para eliminar espacios de empleo. Hoy en día los latinos están viendo que sólo Washington prospera mientras que el resto de nosotros sufrimos a lo largo del país. Millones de latinos que trabajan duro están pagando más en impuestos, tasas de matrícula universitaria más altas y comestibles más caros, mientras que nuestros salarios han disminuido.

¿Quién está luchando por el crecimiento económico en el sector privado? Solo vemos los millones de jóvenes latinos que se gradúan con oportunidades de trabajo contraídas y niveles de deudas universitarias sin precedente. Las pequeñas empresas latinas batallan para mantener la viabilidad, aguantados e innecesariamente agravados por regulaciones federales, mientras que los favorecidos y conectados al Capitolio, por su parte, están fuertemente subsidiados y protegidos.

publicidad

La población es la que ha pagado caro por las malas políticas -los costosísimos impuestos, la reducción de los ingresos reales, la carga del endeudamiento gubernamental, el desempleo, etc-. Si los latinos quieren ver a sus familias prosperar en el futuro, necesitamos una conversación honesta sobre lo que ha funcionado para fortalecer nuestras comunidades, preservar el mercado libre, y limitar un gobierno inefectivo. Para esto, necesitamos un nuevo enfoque, alguien que luche por nuestro país, nuestro pueblo.

(*) Intervención en le Convención de la NCLR en Kansas City, el martes 14 de julio de 2015.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad