publicidad
.

daley quiere reubicar el mu logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7b...

daley quiere reubicar el mu

daley quiere reubicar el mu

Controversia en el municipio después que un concejal anunció que no apoyará el plan del alcalde Daley que pretende reubicar

Concejales están votando

CHICAGO-Los concejales están reunidos para decidir si votan a favor o en contra de la propuesta del alcalde Richard M. Daley que propone subir los impuestos del agua embotellada y de la propiedad para subsanar el déficit presupuestario”.

Un ambiente de tensión e incertidumbre se vive en el Concilio de Chicago por la decisión que tomarán los concejales a la propuesta de aumento a los impuestos. La prensa local, activistas y curiosos están en las afueras del edificio municipal esperando el desenlace a la propuesta de Daley. El alcalde de Chicago quiere que el impuesto a la propiedad se incremente en un 15% y exige también 10 centavos de dólar adicionales por cada botella de agua embotellada a la venta al público. La admistración de Daley quiere de esta manera subsanar el déficit de $193 millones.

La propuesta del alcalde Daley, también contempla aumentar la contribución tributaria del las bebidas alcohólicas, las calcomanías municipales para automóviles,

De acuerdo a la cadena de noticias ABC, el alcalde Daley expuso su posición a los concejales: “Para mantener el progreso de nuestra ciudad he decidido acudir a la última alternativa: tenemos que pedir más ayuda a los contribuyentes”.

En el discurso, Daley dijo que el panorama económico para la ciudad de Chicago era difícil y preguntó a los concejales sobre las opciones para salir a flote: mantener los servicios de la ciudad e invertir para que todo siga su curso normal o empiezan a recortar servicios y empleos.

publicidad

La ciudad de Chicago tiene que financiar un presupuesto de $5,400 millones.

Según reportes, varios de los concejales que estuvieron presentes en el Concilio Municipal mostraron descontentos con la propuesta de Daley, especialmente en el incremento del impuesto a la vivienda.

La propuesta de Daley será sometida a varias audiencias públicas antes que los concejales la pongan a votación.

El museo infantil, otra lucha de Daley

Mientras que por un lado el alcalde de Chicago Richard M. Daley, defiende a capa y espada la construcción del Museo de Niños en el parque Grant, del concejal Brendan Reilly del Distrito 42, dijo públicamente que no dará su voto a Daley, porque según ella, el plan de reubicación del museo en el parque no respeta el principio municipal de mantener al espacio verde como una zona abierta para la ciudadanía.

Según un reporte publicado en el sitio de Internet de la cadena radial WBBM, las personas que viven en los alrededores del parquet Grant temen que el museo incremente el tráfico vehicular en el sector.

“El parque Grant pertenece a todos los residentes de Chicago..”, enfatizó Reilly, quien resaltó los 171 años en los que el parque ha servido a los residentes de Chicago como lugar de recreación y esparcimiento.

Por su parte Daley defiende el proyecto del museo infantil, aclarando que la reubicación no depende de la opinión de uno o dos concejales, subrayando que el parque Grant le pertenece a la ciudad de Chicago.

publicidad

"Quieren decir que no quieren niños en un parque de la ciudad? ¿por qué? ¿Porque son blancos? ¿Porque son hispanos? ¿porque son pobres?, en el parque Grant siempre hay niños. El parque para toda la ciudadanía”, enfatizó Daley en un evento público, refiriéndose a la negativa del concejal Reilly.

Reilly envió un comunicado de prensa señalando que no considera justo que se pretenda cambiar los 171 años de preservación histórica del Grant para construir el museo infantil.

Actualmente el Museo de los Niños se encuentra ubicado en el puerto turístico Navy Pier.

La compañía de seguros Allstate ofreció 15 millones de dólares para la mudanza, lo que la convierte hasta ahora en una de las principales benefactoras del proyecto municipal.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad