publicidad
Uno de los acusados del asesinar a golpes a un desamparado de 45 años de edad.

Culpables por golpear a desamparado

Culpables por golpear a desamparado

El jurado en el caso de dos jóvenes acusados de matar a golpes a un indigente en el Condado Broward llegó a un veredicto.

Uno de los acusados del asesinar a golpes a un desamparado de 45 años de...
Uno de los acusados del asesinar a golpes a un desamparado de 45 años de edad.

Originalmente habían sido acusados de asesinato en primer grado. Brian

Hooks, de 21 años de edad, y Thomas Daugherty, de 19 años de edad,

golpearon a un desamparado con un bate de béisbol, ocasionándole la

muerte, a la vez que asaltaron a dos indigentes más.Ambos fueron convictos en 2006 por la muerte de Norris Gaynor de 45 años de edad. El incidente acaparó la atención del público cuando el ataque fue captado por una cámara de seguridad y las imágenes fueron difundidas a través de los medios locales. Los abogados de la defensa habían pedido una convicción de asesinato en tercer grado.La sentencia será el próximo 23 de octubre.El jurado escuchó seis días de testimonios. El pasado martes, un amigo de ambos, William "Billy" Ammons, de 21 años de edad, testificó en contra de los dos. Ammons dijo que había sido partícipe del ataque en contra de Gaynor. Ammons también testificó que Hooks y Daugherty golpearon a otro indigente, Jaques Pierre, en las afueras de la Universidad Atlántica de Florida. Ammons dijo que tanto él como sus dos amigos estaban bajo el efecto del alcohol y otras drogas cuando ocurrió el incidente. Otro joven, Joey Griffith, de 16 años de edad, también se unió a los jóvenes esa noche pero nunca fue acusado. Tras los ataques, el grupo se dirigió a la residencia de Ammons donde fumaron marihuana y bebieron vodka. A cambio de su testimonio, Ammons se declaró culpable de asesinato en tercer grado y asalto. Su sentencia fue emitida este 24 de septiembre y enfrentará 15 años en prisión.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad