publicidad
Timothy Dolan fue nombrado por Benedicto XVI como el nuevo arzobispo de la Arquidiócesis de Nueva York.

¿Cuáles son los retos de Dolan?

¿Cuáles son los retos de Dolan?

La Arquidiócesis de Nueva York tiene un nuevo monarca que enfrenta varios retos mientras este frente a la diócesis más importante de E.U.

Timothy Dolan fue nombrado por Benedicto XVI como el nuevo arzobispo de...
Timothy Dolan fue nombrado por Benedicto XVI como el nuevo arzobispo de la Arquidiócesis de Nueva York.

El desafío más relevante para el prelado será atraer a los templos más fieles, especialmente latinos, muchos de los cuales se han adherido a otras religiones. El Vaticano reconoce que en los inmigrantes está la base del futuro de la iglesia católica en el país. "Dolan tiene la sensibilidad para saber que los hispanos son el motor de crecimiento", expresó Javier Garza, experto en asuntos del Vaticano."Si la iglesia ha añadido fieles en los últimos años es por los hispanos, quienes llegan a Estados Unidos y tienen familias que se forman en la religión católica", prosiguió.Sin embargo, explica Garza, uno de los problemas que tiene la iglesia es el aumentar el número de feligreses cuando enfrentan el cierre de iglesias y escuelas."No debería ser así, pero esos cierres son una decisión muy estudiada para poder servir a una comunidad", dijo.Él tendrá que lidiar con una diócesis multiétnica, más plural, "que el tradicional perfil del católico que era irlandés, italiano o europeo en general y que está dejando su lugar a los inmigrantes... particularmente latinos".Dolán pasa de ser el arzobispo de Milwaukee, donde los católicos son una comunidad tranquila y más homogénea, a estar a cargo de una arquidiócesis con varios con grupos étnicos que tienen diferentes necesidades de atención pastoral.Hombre de diálogoDolan seguirá una política de diálogo con líderes de otras denominaciones religiosas y credos, quienes le dieron la bienvenida a Nueva York con su asistencia a la misa de posesión en la catedral de San Patricio el 15 de abril.El arzobispo ha sido caracterizado por ser un hombre extrovertido y alegre muy cercano a los sacerdotes y a los seminaristas. Una popularidad puesta en duda en el caso del cardenal Egan. "Quizás uno de los problemas de Egan era el descontento entre los sacerdotes", continuó Garza.A finales del 2006 un grupo anónimo llamado Comité de Clérigos preocupados divulgó una carta en la que se leía: "durante los años de su gestión, la relación del cardenal Egan con los sacerdotes de Nueva York ha sido deshonesta, engañosa, desinteresada y de desprecio"... y llamaron a Egan una figura ausente.Se espera que la relación de Dolan con los sacerdotes sea diferente por su experiencia como rector del Colegio Pontífico Norteamericano en Roma, donde se forman los curas que vienen a Estados Unidos, y por su recorrido como docente de historia de la iglesia, teología y reformador de programas de estudio para seminaristas.Ciudad liberalDolan llega a Nueva York, una ciudad liberal donde hay grupos a favor del aborto, del fin del celibato para sacerdotes y del matrimonio entre personas del mismo sexo, que son rechazados por la iglesia católica."Y como la figura más visible de la iglesia católica en Estados Unidos, Dolan defenderá la ortodoxia y los designios del Vaticano", concluyó Garza.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad