publicidad
El programa tiene como objetivo obligar a las policías locales colaborar estrechamente con la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) en el arresto de inmigrantes indocumentados.

Critican decisión de gobernador de Maryland de cooperar con Comunidades Seguras

Critican decisión de gobernador de Maryland de cooperar con Comunidades Seguras

Defensores de los derechos de los inmigrantes temen que inmigrantes sin delitos sean deportados injustamente de EEUU.

El programa tiene como objetivo obligar a las policías locales colaborar...
El programa tiene como objetivo obligar a las policías locales colaborar estrechamente con la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) en el arresto de inmigrantes indocumentados.

Defensores de los derechos de los inmigrantes criticaron la decisión del gobernador de Maryland, Larry Hogan, de colaborar con el gobierno federal en un polémico programa que obliga a reportar a inmigrantes indocumentados que han cumplido penas de cárcel a las autoridades de inmigración.

Activistas consideran que la postura de Hogan aleja al estado de las políticas adoptadas por su predecesor, el demócrata Martin O'Malley, quien el año pasado se unió a otros funcionarios electos para no participar en Comunidades Seguras.

Hogan había advertido, poco después de asumir el cargo en enero, que actuaría diferente a lo que hizo O´Malley  en materia de inmigración.

Durante los ocho años de O'Malley como gobernador, activistas aplaudieron sus esfuerzos a favor de los indocumentados, entre ellos garantizar matriculas a los dreamers en similares términos que los residentes del estado y otorgar licencias de manejar con algunas restricciones a los sin papeles.

publicidad

“El gobernador Hogan sin ninguna obligación eligió trabajar con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) para entregar a inmigrantes de nuestra comunidad y facilitar su deportación”, dijo a Univision Noticias Gustavo Andrade, director de organización comunitaria de CASA de Maryland. “Es una falta de respeto con nuestra comunidad y también un gesto de rechazo a todos los latinos de inmigrantes de Maryland”, agregó.

CASA de Maryland, un grupo de defensa de inmigrantes, programó una protesta frente a la mansión del gobernador Hogan este jueves en horas de la tarde.

“Queremos que el gobernador siga la política anterior para garantizar la paz y el respeto en pro de nuestra comunidad”, agregó Andrade.

Doug Mayer, portavoz de Hogan, dijo que el gobernador simplemente está cumpliendo con una petición hecha por el gobierno de Obama, y que no ha hecho ningún esfuerzo para revertir programa de otorgar licencias de conducir a los indocumentados o las matrículas para los dreamers, reporta el diario The Washington Post.

"No estamos haciendo de la inmigración un problema", dijo Mayer. "Este no es un asunto de inmigración. Es una cuestión de seguridad pública", agregó.

publicidad

Tras la toma de posesión de Hogan el DHS buscó cambiar el tipo de cooperación de Maryland sobre los detenidos que eran puestos en libertad.

Durante el mandato de O'Malley el programa de Comunidades Seguras exigía a las autoridades locales mantener a los reclusos liberados una retención de 48 horas para permitir que ICE verificara en una base de datos posibles violaciones a la ley de inmigración y tomar medidas si se encontraban. El gobernador demócrata se distanció del programa.

“Pensamos que no existe ninguna garantía de que las autoridades entregarán solo a personas con antecedentes criminales”, dijo Andrade. “A veces la policía arresta a personas sin antecedentes, personas que son inocentes y un juez no ha determinado que son culpables de un delito, y son entregadas al servicio de inmigración y deportadas de Estados Unidos”.

La estadía indocumentada sigue siendo una falta de carácter civil ni criminal, advierten las organizaciones.

ICE asegura que la agencia se enfoca en el memorando del 20 de noviembre delo año pasado y que prioriza las deportaciones de personas que han cometido delitos graves, están involucradas en una actividad de pandilla o se les considera una amenaza para la seguridad nacional.

publicidad

El Departamento de Seguridad Pública y Prisiones de Maryland dijo que el gobierno federal sólo será notificado cuando la información de un individuo calce con los criterios de prioridad de deportación del DHS.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés) de Maryland tildó la decisión del gobernador Hogan de contra producente” y argumentó que “socava la seguridad pública al romper todavía más la confianza entre la policía y la comunidad inmigrantes”.

“El Estado de Maryland no está obligado a hacer esto”, reiteró Andrade. “Nos están criminalizando”.

CASA de Maryland dijo además que “estamos invitando a la comunidad que utilice las redes sociales para decirle al gobernador Hogan que rechazamos la medida y que revierta la decisión”.

Las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes advierten que el programa Comunidades Seguras convierte a las policías locales en agentes del servicio de inmigración y socava la confianza de las comunidades.

Un reciente informe de la de la Universidad de Illinois mostró que poco más de uno de cada 10 latinos es menos propenso de acudir a la policía para presentar una denuncia si es victimizada por temor a que la interacción se utilice para investigar su situación migratoria o la de las personas que conoce. Ese número se dispara al 70% para los inmigrantes indocumentados.

publicidad

El ex gobernador O’Malley, quien aspira a la nominación presidencial del Partido Demócrata, favorece la aprobación de una reforma migratoria que saque de las sombras a la mayoría de los 11 millones de indocumentados que viven en el país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad