publicidad

Crisis carcelaria en Calif.

Crisis carcelaria en Calif.

Si el Legislativo no aprueba un programa de préstamos, el estado tendrá que financiar establecimientos de salud en prisiones.

Sería otro golpe al déficit estatal

SACRAMENTO -  El estado de California podría ser obligado a pagar unos $7 mil millones del fondo general en plazos tan pronto a partir de julio para realizar mejoras al sistema carcelario si el Legislativo no actúa rápido para evitarlo.

Un tribunal federal aprobó esta semana un plan para construir siete nuevos establecimientos de salud con el fin de mejorar el cuidado de los 180 mil reos de las 33 cárceles del estado.

El problema es que el Legislativo, y en particular los republicanos de ambas cámaras no han aprobado un préstamo para generar el dinero necesario, lo cual podría obligar a un tribunal federal a restar esos fondos directamente de las finanzas del estado y empeorar la situación fiscal de California.

"El estado está bajo un mandato jurídico federal para mejorar el sistema carcelario de California, y tienen que acceder a realizar cambios, o el gobierno federal tendrá que realizar los cambios por ellos", dijo hoy a Efe Luis Patiño, portavoz del síndico Clark Kelso, desarrollador del plan.

California actualmente enfrenta un déficit de unos $17 mil millones y esta semana los legisladores comenzaron reuniones diarias para negociar un plan de gasto.

Para cerrar el déficit, se están proponiendo una serie de reducciones y maniobras fiscales.

Si una corte federal llegara a obligar al estado a pagar por los planes fuera del fondo general, el dinero podría ser restado sin discriminación de programas y servicios estatales. En cambio, si el plan para emitir los bonos fiscales es aprobado en el Legislativo, los fondos serían generados a base de préstamos.

publicidad

Pero miembros republicanos siguen negándose a apoyar la aprobación de los bonos.

"Es injustificable pagar por el cuidado de salud de 180 mil (prisioneros), cuando millones de personas en California no tienen cómo pagar estos servicios", dijo el líder de los republicanos en la Asamblea, Mike Villines, esta semana.

El viernes, el síndico federal Clark Kelso recibió autorización de un tribunal federal para construir los siete establecimientos de salud en varias ciudades del estado -incluidas Stockton, Tracy, y Solano entre otras- así como mejorar clínicas existentes en las cárceles.

Se estima que estos nuevos centros estarían listos en un plazo de cinco años.

La construcción es parte de un plan para evitar que el Gobierno federal tome control del manejo de las prisiones.

Asimismo, el tribunal federal aprobó el viernes la inclusión del Contralor del estado, John Chiang, en la demanda federal contra el estado por las prisiones.

Esto significa que el contralor estaría obligado a entregar los $7 mil millones de dólares al momento que la corte y Kelso lo decidan, lo cual podría ocurrir en menos de un mes, según indicaron fuentes del Capitolio a Efe.

"Es importante que los legisladores aprueben un plan de préstamo para no impactar el monto del presupuesto estatal. De otro modo, no queda otra alternativa más que evitar el proceso legislativo," añadió Patiño.

publicidad

Según Kelso, es necesario tener el dinero asignado este mismo mes para poder finalizar contratos de construcción de los siete establecimientos.

Una demanda existente contra el estado y el gobernador Arnold Schwarzenegger alega que el estado violó los derechos de los presos y la Constitución al no ofrecerles los servicios médicos más básicos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad