publicidad

Suprema Corte analizará ley antiaborto de Texas

Suprema Corte analizará ley antiaborto de Texas

La Suprema Corte recibió la ley antiaborto de Texas para su análisis.

Protestas a favor y en contra del aborto

Esta semana la Suprema Corte recibió la ley antiaborto de Texas para discutirla; de ser aprobada, esta ley dejaría sin clínicas a un gran sector de San Antonio.

La ley, actualmente suspendida, podría obligar al cierre del 75% de las clínicas que proveen aborto en Texas, al no poder cumplir con los estándares del estatuto.

Esta ley ya ha ocasionado el cierre de cerca de una docena de clínicas, y de aprobarse dejaría sólo 10 consultorios para todo el estado; además, el oeste de San Antonio no contaría con ningún proveedor de abortos, y al sur de Texas, en Río Grande, sólo habría una clínica operando.

“El permitir que la ley entre en vigor causaría un daño profundo e irreparable a los derechos, la salud y la dignidad de las mujeres a través de Texas, el segundo estado más poblado de la nación”, dijo Stephanie Toti del Centro para los Derechos Reproductivos, en una apelación interpuesta por proveedores de abortos la víspera ante el máximo tribunal judicial.

La ley obliga a las clínicas de aborto a cumplir con los estándares de un hospital, incluidos tamaños mínimos de habitaciones, puertas, tuberías de anestesia y otras infraestructuras.

Solo un puñado de clínicas de aborto de Texas, todas ellas ubicadas en las principales áreas metropolitanas, cumplen con esos estándares.

publicidad

Grupos y organizaciones que defienden los derechos reproductivos de la mujer advirtieron que la ley obligaría al cierre de todas menos nueve clínicas de aborto en la entidad.

La ley estaba programada a entrar en vigor el pasado 1 de julio, pero la Suprema Corte de Justicia emitió una orden de emergencia para suspender temporalmente el estatuto, un día aunque se pusiera en efecto.

Exige además que los médicos que practican abortos cuenten también con privilegios de admisión en un hospital de cirugía mayor dentro de 30 millas del sitio donde se ubica la clínica.

El Procurador de Texas, Ken Paxton, señaló al defender la ley, que ésta fue promulgada para “proteger a los no nacidos y asegurar que las mujeres de Texas no sean sometidos a condiciones inseguras e insalubres”.

“Los practicantes del aborto no deberían tener derecho a operar sus negocios en instalaciones de baja calidad y con médicos que carecen de privilegios de admisión en un hospital. Esta decisión ayudará a proteger la salud y el bienestar de las mujeres de Texas”, apuntó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad