publicidad
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu

Somos responsables por el Holocausto, dice Merkel tras polémicos dichos de Netanyahu

Somos responsables por el Holocausto, dice Merkel tras polémicos dichos de Netanyahu

El primer ministro israelí había dicho que un líder palestino convenció a los nazis de que adoptaran la Solución Final

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu


La canciller alemana, Angela Merkel, le recordó este miércoles al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que su país fue responsable por el Holocausto. Esto poco después de que Netanyahu desató una polémica al sugerir que un líder palestino de la época de la Segunda Guerra Mundial convenció a los nazis de que adoptaran la Solución Final para exterminar a los judíos europeos.

publicidad

Los comentarios fueron hechos por el primer ministro israelí antes de un viaje a Berlín. Una vez allí, Merkel dijo en una conferencia conjunta que no hay necesidad de reinterpretar la historia.


Los expertos en el Holocausto dijeron que las declaraciones de Netanyahu son erróneas y respaldan los intereses de quienes niegan lo niegan al minimizar la responsabilidad de Adolf Hitler y los nazis. Sostuvieron que esas palabras eran una forma de incitación contra los palestinos actuales en medio de una oleada de disturbios violentos y tensiones entre israelíes y palestinos.

En declaraciones a un grupo de líderes judíos el martes, Netanyahu recurrió a una anécdota histórica para respaldar su posición de que la incitación palestina en torno al lugar santo más disputado de Jerusalén se remonta a décadas atrás.

Dijo que el gran muftí de Jerusalén durante la guerra mundial, el simpatizante nazi Haj Amin al-Husseini, instigó ataques palestinos a los judíos con mentiras de que querían destruir el Monte del Templo, que los musulmanes llaman el Noble Santuario. El complejo en la Ciudad Vieja que incluye la Mezquita de Al Aqsa y la Mezquita de Omar con su cúpula dorada, está en el centro del conflicto. Considerado el escenario de la ascensión de Mahoma, es el santuario más sagrado para el islam después de La Meca y Medina.

publicidad

Afirmó que al-Husseini cumplió un "papel central para estimular la solución final" al tratar de convencer a Hitler de que exterminara a los judíos durante una reunión en 1941 en Berlín.

"Hitler no quería exterminar a los judíos en ese momento, quería expulsar a los judíos", dijo Netanyahu. Cuando Hitler preguntó a al-Husseini qué hacer, Netanyahu afirmó que el muftí respondió: "Quémelos".

Los detalles sobre la reunión entre al-Husseini y Hitler son escasos. Los nazis difundieron un video de propaganda en el que se ve al muftí haciendo el saludo nazi antes de un apretón de manos. Las actas oficiales de la reunión dicen que Hitler prometió "la aniquilación de los judíos residentes en el espacio árabe".

Argumento "contrario a la lógica"

Los historiadores respondieron que la solución final nazi ya había comenzado y que había varios campos de concentración en funcionamiento. Hitler había expresado, además, sus intenciones de exterminio. Si acaso, dijeron que fueron los nazis quienes trataron de usar a al-Husseini para sus propios intereses propagandísticos y que Hitler no necesitaba ningún estímulo exterior para su exterminio. Cuando Hitler consideró deportar judíos, fue para enviarlos a países como Ucrania y Lituania donde enfrentarían persecución y muerte.

publicidad

Moshe Zimmermann, un destacado estudioso del antisemitismo y el Holocausto en la Universidad Hebrea de Jerusalén, dijo que Netanyahu dio un argumento "traído por los pelos" con fines políticos y contrario a la lógica. Con esas declaraciones, afirmó, Netanyahu se convertía en un negador del Holocausto.

El campo de concentración de Dachau
El campo de concentración de Dachau


"Cualquier intento de desviar la responsabilidad de Hitler hacia otros es una forma de negar el Holocausto", dijo a The Associated Press.

Al-Husseini era un entusiasta partidario nazi que ayudó a reclutar a musulmanes bosnios y cuyo antisemitismo está bien documentado. Pero Zimmerman lo consideró un personaje de poca monta que rogó la ayuda de Hitler para librarse del Mandato Británico y de los inmigrantes judíos que llegaban a Tierra Santa. Agregó que no había pruebas de que ejerciera ninguna influencia sobre Hitler. Las actas indican que en la reunión, Hitler rechazó un pedido de concretar un tratado formal.

Dina Porat, historiadora del museo Yad Vashem del Holocausto, dijo que el objetivo de al-Husseini era que Hitler incluyera a los judíos de Palestina en sus planes de exterminio. "De todos modos, esto no significa que fuese quien dio a Hitler la idea de deshacerse de los judíos", afirmó.

publicidad

Los comentarios del primer ministro tienen lugar en un momento particularmente delicado, mientras viajaba a Berlín este miércoles a fin de reunirse con la canciller federal alemana, Angela Merkel.

Netanyahu trató de justificarse. "No tenía intención de absolver a Hitler de su responsabilidad diabólica de exterminar a los judíos europeos (...) A la vez, es absurdo ignorar el papel que desempeñó el muftí", dijo, y agregó que prevalecía en el sentir palestino actualmente. "El padre de la nación palestina en ese entonces, sin un estado y sin lo que se llama 'ocupación', sin los territorios ni colonias, estuvo involucrado entonces en incitaciones para destruir a los judíos. Lamentablemente, Haj Amin al-Husseini es todavía una figura admirada en la sociedad palestina".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad