publicidad
Nueve personas perdieron la vida.

Policía de LA darán seguridad adicional a iglesias ante hechos en SC

Policía de LA darán seguridad adicional a iglesias ante hechos en SC

Jefe de policía de LA dijo a líderes de iglesias que incrementará la seguridad en templos.

Nueve personas perdieron la vida.
Nueve personas perdieron la vida.

Ante la tragedia vivida la noche del miércoles en una iglesia de Carolina del Sur en donde nueve personas fueron asesinadas por un pistolero, el jefe de la policía de Los Ángeles, Charlie Beck, aseguró a líderes de iglesias de la región que incrementarán la seguridad en los templos.


Charlie Beck, jefe de la policía de Los Ángeles, se reunió este jueves con un grupo de feligreses de la Alianza Ministerial de la Iglesia Metodista Episcopal Africana a quien les dijo estar entristecido y conmocionado por lo ocurrido por lo que hará todo lo que pueda para asegurar que todas las organizaciones religiosas estén protegidas, publicó Los Angeles Times.


Y agregó: "Este es un ataque a una piedra angular de la cultura estadounidense y al pueblo estadounidense", se lee en el medio.


publicidad


Beck urgió a líderes religiosos a solidarizarse con la policía para saber cómo interactuar y reaccionar ante la tragedia.


Campanas de iglesias de congregaciones en todo Los Ángeles sonaron al medio día de este jueves como solidaridad y memoria a las víctimas del tiroteo.


Policía de Carolina del Sur ya han detenido a Dylann Roof como principal sospechoso de haber atacado y matado a nueve personas la noche del miércoles en una iglesia de la comunidad afroamericana en Charleston.


Autoridades han calificado el tiroteo como un crimen de odio.


Joseph P. Riley, alcalde de Charleston aseguró: "El único motivo por el que alguien podría entrar a una iglesia y disparar a gente que reza es por odio". 


Y agregó: "Es el acto más ruin que uno podría imaginarse, y llevaremos a esa persona ante la justicia".

Casa Blanca condena masacre en iglesia Univision

En el atentado murieron nueve personas, seis mujeres y tres hombres, entre los que estaba el pastor del templo, Clementa Pinckney, quien también se desarrollaba como senador estatal.


El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, también se ha unido a las oraciones por las víctimas del tiroteo.


A través de un mensaje de Twitter el alcalde expresó: "Los corazones y las oraciones de nuestra ciudad están con Charleston esta noche".


De igual manera el presidente Barack Obama dijo sentir profunda "tristeza" e "indignación" por los hechos ocurridos y dejó en claro que es necesario trabajar con un control de armas que evite que estos sucesos sigan ocurriendo.


"Una vez más, personas inocentes perdieron la vida por alguien que quería hacer daño y no tuvo obstáculos para obtener un arma", dijo el presidente Barack Obama, quien condenó los hechos mediante un mensaje a la nación.


publicidad
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad