publicidad
.

Ciudades fronterizas de EEUU más seguras que las del interior logo-notic...

Ciudades fronterizas de EEUU más seguras que las del interior

Ciudades fronterizas de EEUU más seguras que las del interior

Reporte reciente del FBI señala que las ciudades a lo largo de la frontera sur de Texas son más seguras que las del interior del estado y del país

El Paso, TX

Houston, TX —Las ciudades a lo largo de la frontera sur de Texas son más seguras que las del interior del estado y del país, de acuerdo con los datos más recientes del Programa de Reporte Uniforme de Crímenes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Las ciudades fronterizas como El Paso, Laredo, Edinburg y Brownsville registraron menos de 400 delitos por cada 100 mil habitantes en 2014. En comparación, Houston registro 991 delitos por cada 100 mil habitantes y Dallas, 665 delitos por cada 100 mil residentes.

Brownsville es una de las pocas ciudades a lo largo de la frontera en la que los índices de criminalidad, aunque relativamente bajos, han aumentado recientemente, al pasar de 253 delitos por cada 100 mil habitantes en 2009 a 304 en 2014.

Mientras tanto, el crimen violento en El Paso, la ciudad fronteriza más poblada de Texas, se ha reducido de 457 delitos por cada 100 mil habitantes en 2009 a 393 en 2014. Durante años, El Paso ha sido declarada la ciudad más segura, entre las de más de 500 mil habitantes.

Los datos en el Reporte Uniforme de Crímenes del FBI incluyen delitos reportados voluntariamente por las corporaciones locales de policía en todo el país.

Sin embargo, el FBI advierte que los datos no deben ser usados para comparar directamente las ciudades. El clasificar a las ciudades por sus índices de criminalidad "ignora el carácter único de cada localidad" y los factores locales que influyen en la delincuencia, explica el FBI.

publicidad

Empero, es notable que la presencia a lo largo de las comunidades fronterizas de policías, agentes del sheriff, de la Patrulla Fronteriza y soldados de la Guardia Nacional ha tenido un impacto notable.

"Se tiene que entender que somos una ciudad fronteriza por lo que tenemos una gran cantidad de la policía local", dijo Ponce Treviño, comandante de la cárcel del condado de Webb, en entrevista para el portal noticioso Texas Tribune.

"Tienes el Departamento de Policía de Laredo, a la Oficina del Sheriff del condado de Webb y tienes a los inspectores municipales. También tienes aquí al gobierno federal, tienes a los agentes de aduanas, a los de la Patrulla Fronteriza·”, indicó.

“Se tiene una gran afluencia de aplicación de la ley, con la presencia de todos estos agentes, por lo que el índice de criminalidad es mucho más bajo", explicó Treviño.

Unos 5, 600 agentes de policía trabajan en las oficinas del sheriff de los diversos condados fronterizos y en las corporaciones de policía de las comunidades a lo largo de la frontera sur de Texas.

Más de la mitad de esos agentes trabajan para los departamentos de policía en cuatro condados: Hidalgo, El Paso, Cameron y Webb.

Además, el Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Texas destina unos 250 agentes adicionales para patrullar los condados a lo largo de la frontera sur.

Lea también:

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad