publicidad

Crimen en Los Angeles volvio a bajar en 2008

Crimen en Los Angeles volvio a bajar en 2008

Incluso el crimen relacionado con pandillas disminuyó el año anterior, informó el jefe policial de Los Ángeles.

Más oficiales, menos crimen

LOS ÁNGELES, California – El crimen en la ciudad de Los Ángeles continuó su descenso en 2008 a los niveles más bajos en 40 años, una tendencia que según el alcalde Antonio Villaraigosa y oficiales del orden ha sido producto del incremento en el número de policías y de mejores relaciones entre agencias.

En 2008 se produjeron 381 asesinatos, 15 menos que el año previo, y el número más bajo desde 1969 cuando sólo se registraron 377 homicidios. En contraste, Nueva York y Chicago experimentaron un aumento en sus tasas de asesinatos durante el año que acaba de pasar.

"Del Valle hasta Boyle Heights, del oeste de L.A. a L.A. Sur, la violencia amainó en nuestros barrios. El crimen pandillero continúa decreciendo gracias al notable trabajo y valentía de los hombres y mujeres del LAPD", dijo Villaraigosa.

De los 381 asesinatos, 161 ocurrieron entre las 6:00 p.m. y medianoche, mientras que 94 ocurrieron durante una noche de sábado o madrugada del domingo, dijo el subjefe policial Charlie Beck.

Durante el verano, la temporada del año en la que los oficiales esperan que el crimen aumente, hubo calma relativa en 2008. Los 20 asesinatos registrados en julio representan el número más bajo para ese mes desde 1966. Los números de agosto y septiembre también llegaron a sus niveles más bajos en 40 años.

publicidad

Cerca de dos tercios de los asesinatos ocurrieron en una banqueta o en la calle, y 85 por ciento de los homicidios se produjeron con alguna arma de fuego.

Disputas internas

La mayoría de las víctimas fueron ultimadas por alguien que compartía su edad y etnia.

"Estos son temas consistentes que hemos visto repterise en los seis años pasados [..,] la mitad de estos homicidios están relacionados con las pandillas [y] las pandillas tienden a tener disputas territoriales con aquellos que más se parecen a ellos", dijo Beck.

Hubo menos crímenes violentos que cualquier otro año desde 1967 y el menor número de crímenes a la propiedad desde 1959.

En total durante el 2008 se produjeron 125,166 crímenes violentos y a la propiedad en Los Ángeles, cuando la población llegó aproximadamente a los 4 millones. Se trata de la figura más baja de 1961 cuando se reportaron 120,671 crímenes. De acuerdo a la Oficina del Censo de Estados Unidos, en 1960 la población de Los Ángeles era de 2.4 millones.

En 2008 se reportaron:

  • 786 violaciones;
  • 13,354 robos;
  • 11,993 ataques graves;
  • 19,402 robos;
  • 22,268 crímenes de robo automovilístico mayor;
  • 29,870 robos desde vehículos; y
  • 27,111 robos personales.


El jefe de la Policía, William Bratton, dijo que esperaba seguir atestiguando la caída del crimen en 2009 conforme se siguieran contratando más policías. Cuando Bratton llegó a la ciudad hace seis años, el LAPD contaba con unos 9,600 oficiales. El día de hoy, Los Ángeles cuenta con 9,854 policáis.

publicidad

"Con esos recursos, seremos capaces de hacer la ciudad más segura, pese a la recesión, pese a la preocupación de decenas de miles de individuos que potencialmente podrían ser liberados del sistema carcelario", dijo Bratton.

"Nosotros vivimos, comemos y respiramos la reducción del crimen. Pensamos en ello todo el tiempo".

El fiscal general del condado de Los Ángeles, Steve Cooley, el fiscal federal Thomas O'Brien y miembros del FBI, los Servicios de Inmigración y Aduanas y la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos estuvieron presentes durante la conferencia de prensa de la mañana para ofrecer evidencia de las alianzas interdepartamentales, las cuales dicen ayudaron a reducir el crimen.

El procurador angelino, Rocky Delgadillo, entabló la semana pasada el requerimiento judicial número 65 contra una pandilla, algo que calificó como un hito en la lucha contra el crimen pandillero.

Los homicidios relacionados con las pandillas decrecieron 24.6 por ciento en 2008, en comparación al año anterior. Los ataques agravados bajaron en 15.3 por ciento y las violaciones en 9.5 por ciento, mientras que los robos disminuyeron en 2.2 por ciento, según el LAPD.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad