publicidad
.

Crecimiento del Metroplex logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7be3...

Crecimiento del Metroplex

Crecimiento del Metroplex

Beneficiará a más de 100,000 menores que viven en hogares de bajos recursos económicos en el estado.

Senado debe aprobarla

AUSTIN.- La Cámara Baja de Texas aprobó con amplia mayoría la restitución de un programa de salud estatal que beneficiará a más de 100,000 menores que viven en hogares de bajos recursos económicos en el estado.

El proyecto de ley HB 109, que recibió el miércoles en la tarde 128 votos a favor y 17 en contra, permitirá a los más pobres de Texas permanecer en el Programa de Seguro de Salud para Niños (CHIP, en inglés) por un año más sin tener que solicitar cobertura cada seis meses como se hace en la actualidad.

Aunque el Senado estatal tendrá que aprobar la medida antes de que entre en vigor, el representante Sylvester Tuner (D-Houston), autor del anteproyecto, cree que el margen de votos a favor conseguido en la Cámara Baja es el mejor mensaje para que su propuesta se convierta en ley.

"Estamos hablando de miles de familias trabajadoras que carecen de suficientes recursos económicos para ofrecerle un seguro de salud adecuado a sus niños", dijo hoy Tuner a EFE.

"El estado puede y debe darles esa ayuda porque el futuro de Texas depende de esos niños. No vale jugar con la salud de los que mañana dirigirán a este estado", agregó el legislador, quien proyecta un incremento en los fondos para ese programa de 78 millones de dólares para los próximos dos años.

Otra de las ventajas que ofrecería la ley HB 109, de aprobarse por el Senado, sería la eliminación del período de 90 días que deben esperar los aspirantes al programa CHIP antes de que sus solicitudes sean aprobadas definitivamente.

publicidad

CHIP sufrió una reducción de fondos en 2003 cuando había alrededor de medio millón de niños en espera de recibir el seguro estatal frente a los 325 mil que existen actualmente.

Para el representante Rafael Anchía (D-Dallas), lo que se logrará con la aprobación de este anteproyecto, más allá de brindar seguro médico a los casi 180.000 niños que dejaron el programa, será mejorar la imagen de Texas.

"Nuestro estado tiene la fama de ser el que menos asegurados en salud tiene y eso cambiará porque al aprobarse este proyecto de ley, Texas recibirá millones de dólares por parte del Gobierno federal", dijo Anchía a Efe.

El legislador explicó que existen acuerdos en los que el Gobierno de EEUU iguala y hasta sobrepasa la cantidad de inversión estatal en programas médicos.

De cada millón de dólares que el Gobierno estatal invierte, recibe 2,64 millones por parte del federal.

"En estos últimos años hemos dejado que el Gobierno federal envíe fondos hacia otros estados. También hemos gastado más en pagar cada seis meses a un sistema burocrático mediocre que determinaba quién era elegible o no, mientras que ahora será cada año", añadió Anchía.

Por su parte, el representante Roberto Alonzo (D-Dallas) indicó que la pobre administración e información que existe sobre CHIP es otro de los temas que hay que subsanar.

publicidad

"Hay miles de familias que pueden ingresar al programa pero desconocen que son elegibles. Si Texas asegura a cada niño elegible, recortaríamos el número de menores sin seguro médico a la mitad", advirtió Alonzo.

A la fecha, según el Departamento de Salud de Texas, el número de menores en el programa CHIP sigue disminuyendo debido al proceso burocrático y a errores de la compañía contratada que procesaba las solicitudes de inscripción.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad