publicidad
Universidad de California, Berkeley

Corte falla a favor de estudiantes indocumentados

Corte falla a favor de estudiantes indocumentados

Corte falla a favor de estudiantes indocumentados

Universidad de California, Berkeley
Universidad de California, Berkeley

AB 540 no viola las leyes de inmigración

La Corte Suprema de California dictaminó hoy que es legal que los estudiantes universitarios indocumentados en California paguen las mismas matrículas que pagan los residentes del estado. La decisión impacta a estudiantes de los sistemas de UC y CSU.

En una resolución unánime escrita por el juez Ming W. Chin, uno de los más conservadores del panel, opinó que la ley no viola la enmienda 14 de la Constitución, tampoco viola las leyes de federales de inmigración que prohíben a los estados proveer beneficios o ayuda pública a inmigrantes sin documentos legales que no se le provean a ciudadanos. Si un estudiante puede probar que asistió a por lo menos tres años de clases en una secundaria de California se considera como residente estatal para los pagos de colegiatura universitaria.

publicidad

El litigio llamado “Martinez VS. UC Regents “comenzó hace un mes en un corte de Fresno y había sido aprobado por una corte local para luego ser apelado por el estado de California.

El Presidente de la Universidad de California, Mark Yudof, dijo que los estudiantes que han trabajado duro para merecer un cupo en la universidad no deben ser penalizados por su estatus migratorio. Así mismo voceros de CSU comentaron que los campuses universitarios más diversos garantizan un mercado de trabajo más diverso para el futuro de California.

Demanda impulsada por grupos anti inmigrantes

El debate legal está basado en la ley AB 540 que entró en vigencia hace 8 años y que permite a estudiantes indocumentados pagar la misma colegiatura que paga un estudiante que reside legalmente en California.

De haber sido considerada inconstitucional la AB 540 el estado hubiese tenido que reembolsarle a miles de estudiantes en los Estados Unidos, que no residen en California, por el dinero adicional que pagaron en sus colegiaturas por no ser residentes del estado.

Los demandantes son 42 ciudadanos de Estados Unidos de 19 estados del país, incluyendo un residente de Arizona, Robert Martínez. Impulsados por grupos anti inmigrantes, éstos alegaban que la AB540 violaba la constitución y las leyes federales de inmigración por permitirle a estudiantes indocumentados "quiénes en términos legales no son residentes de California- evitar los costos de colegiatura que estudiantes del resto del país o el mundo deben pagar.

publicidad

La Unión de Libertades Civiles aplaudió la decisión de la corte y el Presidente de MALDEF, Thomas A. Saenz, aseguró que la continuidad de la AB 540 garantiza que el sistema universitario de California "incluirá a los estudiantes más brillantes y exitosos que simplemente carecen de documentos porque el gobierno federal no ha aprobado el Dream Act"

California es uno de varios estados en el país que permiten a estudiantes sin documentos pagar colegiaturas de residentes. Se calcula que 25 mil estudiantes se benefician de esta ley actualmente en el estado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad