publicidad
Una Corte de Apelaciones se mostró escéptica ante los argumentos a favor de prohibir los matrimonios homosexuales en Texas, Louisiana y Mississippi.

Corte, escéptica ante la prohibición de matrimonios gay en Texas

Corte, escéptica ante la prohibición de matrimonios gay en Texas

Una Corte de Apelaciones se mostró esceptica ante los argumentos a favor de prohibir los matrimonios homosexuales en Texas, Louisiana y Mississippi.

Una Corte de Apelaciones se mostró escéptica ante los argumentos a favor...
Una Corte de Apelaciones se mostró escéptica ante los argumentos a favor de prohibir los matrimonios homosexuales en Texas, Louisiana y Mississippi.

Este viernes, una corte federal de apelaciones esuchó argumentos a favor y en contra del matrimonio gay en Texas y otros dos estados, mostrando escepticismo ante las razones para prohibir este tipo de uniones.

La Corte de Apelaciones del 5° Circuito, en Nueva Orleans, escuchó argumentos de abogados a favor y en contra de las uniones homosexuales en Texas, Louisiana y Mississippi, reporta Reuters.

Aunque se considera que esta Corte es especialmente conservadora, dos de los tres jueces se mostraron escépticos ante las defensas de las prohibiciones a los matrimonios gay.

Asimismo, el tercer juez, Patrick Higginbotham, designado por el expresidente Ronald Reagan, señaló que se ha verificado “un cambio radical” en la opinión sobre los derechos de los gays en las últimas décadas.

publicidad

Higginbotham cuestionó, además, el hecho de que estos estados prohíben los matrimonios gay porque no pueden tener hijos, pero al mismo tiempo permiten la unión de personas infértiles.

Por su parte, el juez James Graves, designado por el presidente Barack Obama, manifestó su incomodidad con respecto a las prohibiciones al interrumpir con frecuencia los argumentos de quienes de las defendían, y señaló la posibilidad de que la Corte forzara a estos estados a reconocer los matrimonios homosexuales efectuados en otras entidades, reporta el Dallas Morning News.

En cuanto al juez Jerry Smith, quien es conocido por su conservadurismo y quien también fue designado por Reagan, aunque se mostró escéptico ante los argumentos en apoyo a las prohibiciones, reconoció que, en el caso de Texas, ésta no entraba en conflicto ni con decisiones anteriores de la Suprema Corte ni con la Constitución.

La Corte no llegó a un veredicto este viernes, sin embargo, se espera que durante la próxima semana los jueces informen si decidirán sobre este asunto en este término, de ser así, se espera que se llegue a una decisión hacia finales de junio.

La postura escéptica de los jueces ha despertado el optimismo en muchos activistas y defensores del matrimonio igualitario, quienes suponen que la Corte fallará a favor del reconocimiento de las parejas gay.

Los argumentos principales

publicidad

Jonathan Mitchell, quien defendió la prohibición de Texas, aseguró que el matrimonio debería limitarse a los heterosexuales, por su capacidad de tener descendencia y, por tanto, de ayudar al estado a cumplir con la meta de tener más niños bien cuidados.

No obstante, Neel Lane, quien representó ante la corte a dos parejas homosexuales texanas, aseguró que prohibir el matrimonio gay no impulsará a los heterosexuales a tener más hijos, y destacó que esta percepción del matrimonio era reduccionista.

Para Lane, la definición que da Mitchell consiste en una “percepción increíblemente estrecha y discriminatoria del matrimonio, que sería irreconocible para quienes lo hayan vivido o presenciado, y para quienes aspiren a él”, detalla el Statesman.

Con respecto a este aspecto, Camilla Taylor, quien representa a parejas que luchan contra la prohibición en Louisiana, comentó que el propósito del matrimonio no era necesariamente la procreación, sino también el apoyo emocional y el compromiso.

Asimismo, los abogados a favor de las prohibiciones señalaron que el matrimonio entre personas del mismo sexo es demasiado ‘nuevo’, y que con sus normas estos estados sólo buscan proteger a su población de consecuencias no previstas, sin importar el rumbo que otras entidades estén tomando, reporta MySanAntonio.

“La ley se está moviendo, pero todavía no está ahí”, comentó Justin Matheny, abogado representante de Mississippi, y pidió a los jueces que dieran a su estado más tiempo para decidir sobre si eliminar o no esta prohibición.

publicidad

Sobre esta misma línea Mitchell señaló que “la gente de Texas tiene el derecho de proceder con cautela y ver cómo se desenvuelve este experimento social”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad