publicidad
El expresidente brasileño Lula llora en un mitin tras su detención

Incertidumbre rampante en Brasil sobre rumbo del Gobierno y el expresidente Lula

Incertidumbre rampante en Brasil sobre rumbo del Gobierno y el expresidente Lula

La detención el viernes del expresidente Lula hace crecer las dudas sobre el panorama político y el rumbo que tomará el Gobierno.

El expresidente brasileño Lula llora en un mitin tras su detenci&...
El expresidente brasileño Lula llora en un mitin tras su detención


La incertidumbre sobre el panorama político y el rumbo que tomará el Gobierno y el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) marcan Brasil este sábado, después de que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se convirtiera el viernes en el blanco de la mayor investigación por corrupción.

El propio exmandatario encabezó la noche del viernes un acto público en el centro de Sao Paulo, la mayor ciudad brasileña, después de ser trasladado más temprano por la policía desde su residencia para prestar declaración.

Algunos militantes del PT pasaron la noche en una vigilia frente a la casa de Lula, en el municipio de Sao Bernardo do Campo, en la región metropolitana de Sao Paulo, donde se espera que lleguen más seguidores a lo largo de este sábado para expresar su solidaridad al exlíder sindical.

Partidarios en defensa del expresidente Lula.
Partidarios en defensa del expresidente Lula.


Lula, uno de los fundadores del PT y quien gobernó entre 2003 y 2010, prestó declaración durante unas tres horas por su supuesta implicación en el escándalo de desvíos en la petrolera estatal Petrobras.

Defensa en las calles

El exjefe de Estado calificó como "persecución política" y "exagerada" la acción de la Policía y en una declaración a la prensa y después al final de la noche en un acto público con militantes de su partido anunció que comenzaría a movilizarse en las "calles", escenario que manifestó "conocer" de toda su vida política.

"La única respuesta que puedo dar a la ofensiva es ir a la calle (…) Si ellos son un centavo más honestos que yo, entonces me retiro de la política", dijo con los ojos llenos de lágrimas.

publicidad

"Me sentí como un prisionero esta mañana", dijo Lula, quien ha expresado su interés por volver a optar a la presidencia. "He pasado por muchas cosas, y no soy alguien que guarde resentimientos, pero no creo que nuestro país pueda seguir así".

No hay explicación de por qué han ido detrás de mis hijos, si no es el hecho de que sean mis hijos. Hoy en este país ser amigo de Lula parece que es algo peligroso”, indicó.

La oposición, por su parte, comenzó a movilizarse con reuniones desde el viernes para fijar su posición en el nuevo escenario político, en el que vuelve a tomar fuerza la posibilidad de someter a un juicio político a la actual presidenta y sucesora de Lula, Dilma Rousseff.

“Espectáculo político”

La reacción del partido gobernante fue mordaz. El presidente del Partido de los Trabajadores, Rui Falcao, emitió un comunicado en video en el que calificó los hechos del viernes como "un espectáculo político" que muestra el "verdadero carácter" de la pesquisa.

"No es para combatir la corrupción, sino simplemente para golpear al Partido de los Trabajadores, al presidente Lula y al gobierno de la presidenta Dilma", dijo Falcao.

Analistas jurídicos dijeron que el hecho de Silva fuera conducido a un interrogatorio indica que cualquier investigación en su contra estaría en una fase inicial.

publicidad

"La policía todavía está recabando pruebas. No hay pruebas irrefutables porque si las hubiera, no serían necesarios los cateos", dijo Jair Jaloreto, un experto en lavado de dinero en Sao Paulo.

La visita de Rousseff

Este sábado, Rousseff visitó a Lula en su apartamento en Sao Bernardo do Campo, donde unos 300 militantes del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) se habían concentrado, algunos incluso desde la noche del viernes, para expresarle su solidaridad al líder político.

Los dos dirigentes políticos saludaron a los militantes desde el balcón del apartamento y, en el caso de Rousseff, también desde la planta baja del edificio.

Rousseff y Lula saludan a los partidarios del expresidente
Rousseff y Lula saludan a los partidarios del expresidente


Antes de recibir a su ahijada y sucesora en el Gobierno, Lula había bajado del apartamento, salió y caminó en medio de las centenas de correligionarios que no paraban de vitorearlo y gritar al unísono: "Lula, guerrero del pueblo brasileño".

Desde el viernes por la noche, la presidenta Rousseff expresó su "total inconformidad" con un operativo que innecesario, aunque parecía distanciarse de su predecesor al mencionarlo sólo de pasada durante un discurso la tarde del viernes.

En una alocución en el presidencial Palacio de Planalto, acompañada por la plana mayor de su gabinete, Rousseff recordó que Lula “ya compareció varias veces” ante la policía cuando fue requerido y dio a entender que era suficiente con notificarle que debía presentarse.

publicidad

Por otra parte, Rousseff también se defendió de las acusaciones que le atribuyen querer entorpecer el trabajo de las autoridades en la investigación sobre presunta corrupción en la estatal Petrobras.

Asimismo, la mandataria negó cualquier responsabilidad en operaciones de dudosa legalidad por parte de la petrolera estatal, a pesar de que ella dirigió el consejo de administración de la empresa durante parte del periodo investigado.

La investigación

El juez Sergio Moro, quien dirige la investigación sobre Petrobras, dijo que permitió que la policía trasladara a Lula por razones de seguridad, debido al temor de que manifestaciones pudieran complicar los planes para interrogarlo. También estipuló que la policía no debía esposar ni filmar al exmandatario.

Funcionarios dijeron que están investigando ingresos por 30 millones de reales (8.12 millones de dólares) en pagos por discursos y donaciones realizados al Instituto Lula por empresas de construcción que son actores clave en el caso de corrupción de Petrobras. También investigan si algunas renovaciones y otras obras efectuadas en una casa de campo y un apartamento frente a la playa fueron favores recibidos a cambio de beneficios políticos.

Pintas acusando de corrupción al expresidente en el Instituto Lula.
Pintas acusando de corrupción al expresidente en el Instituto Lula.


"Nadie está exento de ser investigado en este país", dijo el fiscal Carlos Fernando dos Santos Lima. "Cualquiera en Brasil está sujeto a investigación cuando existen indicios de un crimen".

Fiscales que investigan el caso, conocido como "Autolavado" o "Lava Jato", dicen que empresarios pagaron más de 2,000 millones de dólares en sobornos para hacerse de contratos que otorgaba Petrobras. Parte del dinero, dicen los investigadores, terminó llegando a los partidos políticos, incluyendo el Partido de los Trabajadores, al cual pertenecen Lula y Rousseff.

Algunas de las personas más adineradas de Brasil, incluidos los directores de las principales compañías de construcción, fueron detenidas como parte de la pesquisa, así como decenas de políticos tanto de la coalición de gobierno como opositores.

publicidad

Una magistrada del Tribunal Supremo de Brasil negó la petición del expresidente de suspender las investigaciones en su contra. La defensa de Lula había solicitado la suspensión cautelar de las investigaciones hasta que el Supremo se pronuncie sobre un posible conflicto de competencias, derivado del hecho que dos tribunales han abierto investigaciones paralelas.

La investigación se desarrolla de forma paralela en el Tribunal de Justicia de Sao Paulo y en el Tribunal Federal de Curitiba, algo que, según la defensa de Lula, es ilegal puesto que ambas instancias tratan de los mismos hechos.

Al negar la petición, la jueza Rosa Weber afirmó que la petición de Lula no se justifica y negó el argumento de que el expresidente sea víctima de una "actividad persecutoria", según informó el Supremo.

Asimismo, la magistrada dio un plazo de diez días para escuchar a la Fiscalía de Sao Paulo antes de tomar una decisión sobre cuál de los tribunales es el competente.

Reacciones

El jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro, se solidarizó el viernes con el expresidente brasileño por lo que considera un "ataque miserable". "Lula el Camino ha sido largo y no han podido contigo, de este ataque miserable saldrás más fuerte, Venezuela te Abraza", escribió Maduro en su cuenta de Twitter.


Por su parte, la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, declaró al canal estatal VTV que Lula da Silva " cuenta con toda la solidaridad, no solamente del Gobierno bolivariano, sino de la revolución bolivariana, del pueblo de Venezuela"

Los diputados de la coalición oficialista venezolana Gran Polo Patriótico (GPP) rechazaron también la "injusta y arbitraria" detención del expresidente brasileño.

"El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva fue detenido arbitrariamente por la Policía Federal brasileña, a raíz de las acusaciones infundadas que fueran hechas en su contra por una supuesta red de corrupción en la petrolera estatal Petrobras", señala el texto.

La bancada chavista pidió a la justicia de Brasil respetar los derechos humanos y las garantías constitucionales que le deban ser otorgadas y señaló que el presidente Lula ha manifestado públicamente su disposición a colaborar con todas las investigaciones "para llegar al fondo de este asunto".

publicidad

El sábado, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, expresó su respaldo al expresidente brasileño y aseguró en su habitual mensaje sabatino que la detención de Lula posiblemente forma parte de una persecución de los grupos conservadores de la región contra los gobiernos progresistas de América Latina.

"Todo nuestro respaldo y nuestro abrazo solidario a ese queridísimo compañero Inacio Lula da Silva", afirmó Correa al criticar la forma como la fuerza pública procedió para tomar la declaración del exmandatario brasileño.

LEA TAMBIÉN:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad