publicidad

La séptima economía del mundo apoya salirse del carbón

La séptima economía del mundo apoya salirse del carbón

Ya son 500 las instituciones que se han comprometido a desprenderse de sus inversiones en combustibles fósiles, con representan 3,4 billones de dólares.

Kevin De Leon en COP21

Deshacerse de las inversiones en empresas relacionadas con combustibles fósiles (como carbón, petróleo o gas). Esto es lo que pide a las instituciones el movimiento mundial de desinversión fossil free para luchar contra el cambio climático, al estilo de lo que ocurrió en los años ochenta para luchar contra el Apartheid. Empezó en 2012 en universidades de EEUU impulsado por la organización 350.org, pero todo cambió a partir de 2014 cuando se sumó la Fundación Rockefeller Brothers, los herederos del magnate que amasó su fortuna con el oro negro. Cuatro años después, este movimiento ha presentado hoy su último recuento en la Cumbre Mundial del Clima de París (COP21): ya han anunciado desinversiones 500 instituciones del mundo que representan en activos más de 3,4 billones de dólares. Inversores institucionales como fondos de inversiones, aseguradoras, universidades, organizaciones religiosas, ciudades...

publicidad

El propio presidente de la Fundación Rockefeller Brothers, Stephen Heintz, explicó en París por qué está teniendo tanto éxito esta llamada a desprenderse de estas inversiones sucias. El primero es ambiental: “Necesitamos terminar la era de los combustibles fósiles ya”, dijo Heintz. El segundo, económico: “Son un riesgo”. La Cumbre de París trata de cerrar el acuerdo que comience el proceso para abandonar los combustibles fósiles. Se estima que para que la temperatura de la Tierra no suba más de 2 °C, se tienen que dejar bajo tierra sin tocar una tercera parte de las reservas de petróleo, la mitad de las de gas y más del 80% de las de carbón. Hasta ahora, la mayoría sigue sin tomarse en serio la lucha contra el cambio climático y  continúa poniendo su dinero hoy en estos combustibles para el futuro como si no pasara nada, pero París puede hacer que muchas inversiones actuales no valgan nada en un tiempo. Uno de los objetivos de la COP21 es mandar un mensaje contundente para convencer a los mercados de que no hay vuelta atrás en este proceso de descarbonización del planeta.

En junio pasado, el movimiento recibía otro enorme espaldarazo al validarse de forma definitiva la decisión del Fondo Global de Pensiones del Gobierno de Noruega (GPFG, en sus siglas en inglés) para deshacerse de sus inversiones en compañías relacionadas con el carbón. No era cualquiera, se unía nada menos que el mayor fondo del mundo.

Junto a Stephen Heintz, también estaba en París el senador Kevin de León, impulsor de una medida similar en California, que entrará en vigor a partir de 2016. Se trata de la propuesta SB-185, que obliga a los dos mayores fondos de este estado a desprenderse de sus inversiones en empresas de carbón: el Sistema de Jubilación de Empleados Públicos (CalPERS) y el Sistema de Jubilación de Maestros del Estado (CalSTRS). Con activos por un valor de unos 295,000 millones de dólares, CalPERS es el mayor fondo público de pensiones de EEUU. Esta entidad mueve el dinero ahorrado por cerca de 1,6 millones de empleados públicos de California y hoy en día tiene inversiones en unas 30 minas y empresas productoras de carbón, con un valor de unos 187 millones de dólares.

“Yo apoyo este movimiento para desinvertir en acciones públicas de combustibles fósiles a nivel mundial”, ha incidido en París el senador estadounidense, que ha puesto como ejemplo a California -que si se tratara de un país sería la séptima economía del mundo- de cómo es posible reducir las emisiones dejando de lado estos combustibles fósiles a la vez que se genera empleo y se mejora la economía.

publicidad

"Estamos mandando un mensaje bastante directo al resto del mundo, que eso sí es posible, generar más de medio millón de empleos en el ámbito de la tecnología limpia", incidió De León. "Sí se puede hacer. No con dichos, no con la teoría, pero con la práctica. Y lo estamos demostrando en el estado de California".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad