publicidad

Convictos en hospitales de LA

Convictos en hospitales de LA

Varios escondieron sus antecedentes penales y consiguieron empleos en los hospitales públicos de Los Ángeles.

Convictos en hospitales de LA e3953b41748144a4b2a4de1b4aca30f5.jpg

Sin consecuencias disciplinarias

LOS ÁNGELES, California – Administradores sabían durante semanas que un número de empleados en instalaciones médicas del condado de Los Ángeles tienen antecedentes criminales, pero no tomaron ninguna acción significativa al respecto, dijo William T. Fujioka, gerente general del condado.

Fujioka le dijo al diario Los Angeles Times que la información se descubrió luego de que el condado ordenara la toma de huellas digitales de los 1,600 empleados trabajando en el abatido hospital Martin Luther King Jr.-Harbor cuando cerró los servicios de internado hace casi un año.

En días recientes, el diario descubrió que varios empleados con antecedentes disciplinarios vinculados al cierre del hospital por proveer atención sumamente deficiente y poner en riesgo la vida de varios pacientes, seguían en la nómina del condado.

publicidad

Tras la toma de huellas, el Departamento de Justicia de California encontró que algunos empleados tenían historiales criminales no declarados, pero el departamento de Recursos Humanos del condado no tomó las medidas disciplinarias correspondientes, dijo Fujioka.

El funcionario se negó a decir cuántos empleados estaban involucrados o qué tipo de ofensas criminales se encontraron, aunque le dijo al Times que más información podría sería revelada después de consultar con los abogados del condado.

Algunas de las condenas son lo suficientemente serias para provocar acción disciplinaria inmediata en contra de los empleados, incluso el despido, dijo Fujioka.

Los candidatos a empleos del condado tienen que declarar cualquier condena criminal en sus solicitudes laborales, y los empleados encaran el despido si esconden sus antecedentes criminales.

El lapso en la respuesta del condado a la información criminal fue descubierta en días recientes después de que la Junta de Supervisores ordenara una revisión exhaustiva de los empleados problema en King-Harbor.

Fujioka dijo que el condado tratará de identificar a los empleados que fallaron en no iniciar acciones disciplinarias contra los empleados convictos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad