publicidad

Controlar efectivamente la frontera

Controlar efectivamente la frontera

El persistente ingreso de extranjeros indocumentados a EU demuestra al gobierno que los controles en la frontera "deben ser más efectivos".

De acuerdo a un alto funcionario del Departamento de Seguridad Nacional, el fenómeno migratorio es "un problema social" más que un mero asunto policial.

"Lo que (la cantidad de inmigrantes indocumentados) muestra y representa para nosotros en el gobierno y los funcionarios de Seguridad Interior es que nuestros controles en la frontera deben ser más efectivos", dijo a EFE el jefe de Operaciones de Detención y Repatriación de EU, John Torres.

Sin embargo, Torres subrayó que "controlar la inmigración es más que un problema natural de los agentes de la ley; es un problema social. Lo que tenemos que ver es cuál es el objetivo del país en lo que refiere a controlar, a temas sociales, a la prestación de servicios".

Torres defendió en el Congreso el uso en la frontera suroeste de EEUU de un mecanismo de repatriación acelerada de los extranjeros no mexicanos detenidos cuando ingresan al país sin permiso.

Este procedimiento evita las audiencias ante un juez migratorio e impide la liberación bajo fianza de los capturados.

El jefe de la Patrulla Fronteriza de EU, David Aguilar, dijo ante la misma subcomisión de seguridad de la Cámara de Representantes que este año la tasa de detenciones de indocumentados no mexicanos en la frontera superó el récord nacional de 2004, cuando se registraron 75.389 casos en todo el país.

"Nos preocupa que los terroristas, buscando llevar a cabo ataques contra el territorio de EEUU, puedan explotar las rutas ilegales de tráfico humano. Reducir la migración ilegal a lo largo de nuestras fronteras puede ayudar a desbaratar posibles intentos de terroristas de entrar a nuestro país", dijo Aguilar.

publicidad

Un estudio divulgado por el Centro Hispano Pew indicó que el flujo de inmigrantes en EU se redujo a partir del año 2000, pero la cantidad de extranjeros que llegaron sin documentos sobrepasó al número de personas que lo hicieron con autorización.

El año pasado EU recibió unos 562.000 nuevos inmigrantes indocumentados, una cifra similar a la de una década atrás pese al aumento de los controles fronterizos, mientras que los inmigrantes legales sumaron 455.000, según datos de la Oficina del Censo.

El funcionario precisó que la cifras "sólo comparan los que emigraron legal e ilegalmente, y no tienen en cuenta los entre 40 millones y 80 millones de visitantes que llegan cada año legalmente a EU. Potencialmente, algunos de ellos pueden quedarse ilegalmente más allá de sus visados".

Grupos defensores de los hispanos en el país denunciaron que los datos demuestran que el sistema migratorio está obsoleto y necesita ser reformado rápidamente.

Torres se limitó a comentar que "la reforma migratoria es algo que escuchamos no sólo de parte del gobierno sino también del Capitolio, y es un tema que está siendo estudiado muy de cerca ahora".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad