publicidad
.

Trabajadores de Aeropuerto de San Francisco acusados de contrabando de c...

El aeropuerto de San Francisco.

Trabajadores de Aeropuerto de San Francisco acusados de contrabando de cocaína

Trabajadores de Aeropuerto de San Francisco acusados de contrabando de cocaína

Tres inspectores de seguridad aceptaron sobornos por facilitar controles a contrabandistas de cocaína.

El aeropuerto de San Francisco.
El aeropuerto de San Francisco.


Tres inspectores de seguridad del aeropuerto internacional de San Francisco aceptaron sobornos por facilitar controles a contrabandistas de cocaína, dijeron autoridades federales al presentar cargos en su contra.


La oficina del fiscal anunció en un comunicado que sobre ellos pesan cargos de fraude y contrabando de cocaína. La acusación en su contra ya suma 15 páginas.


Fiscales federales afirman que los agentes de seguridad Joseph Scott, Michael Castaneda y Jessica Scott tomaron sobornos en cinco ocasiones a cambio de permitir el paso de maletas que sabían que contenían cocaína. Cada uno de los incidentes eran operaciones encubiertas de la agencia antidroga de Estados Unidos y del departamento de seguridad en el transporte, apunta la fiscalía. Además de los agentes encubiertos, las autoridades utilizan fuentes confidenciales en esta investigación.


publicidad


Los tres operarios fueron responsables de gestionar el monitoreo electrónico del aeropuerto y de inspeccionar el equipaje. Eran empleados de Covenant Aviation Security, una subcontrata de seguridad. La empresa no respondió de inmediato el sábado un llamado pidiendo comentarios.


Las autoridades dejaron en libertad bajo fianza de 50,000 dólares a Joseph Scott y Jessica Scott. Castaneda sigue bajo custodia policial pendiente de una vista el lunes.


La condena máxima por traficar con más de 10 libras de cocaína puede alcanzar la cadena perpetua.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad