publicidad
Obama ha reiterado que no quiere una solución a "corto plazo" para el problema de la deuda.

Continúan negociaciones para subir techo de deuda de EU

Continúan negociaciones para subir techo de deuda de EU

Continúa el tira y afloja para subir el techo de la deuda de EE.UU.

Obama ha reiterado que no quiere una solución a "corto plazo" para el pr...
Obama ha reiterado que no quiere una solución a "corto plazo" para el problema de la deuda.

Buscan subir techo de deuda de EU

Washington - Republicanos y demócratas continúan este domingo trabajando para lograr un acuerdo sobre el aumento del techo de la deuda de EE.UU., que tras semanas de negociaciones podría lograrse en las próximas horas, evitando así que el país caiga en suspensión de pagos el próximo 2 de agosto, reseñó EFE.

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, dijo este domingo que es "impensable" que Estados Unidos llegue a una situación de suspensión de pagos, que impediría al país cumplir con sus obligaciones financieras, y deseó que republicanos y demócratas alcancen un acuerdo.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, que ya ha dado varios ultimátum al presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que espera que se llegue a un acuerdo pero si no, su partido está dispuesto a seguir avanzando por "su cuenta".

publicidad

Geithner aseguró en el programa "State of the Union" de la cadena CNN que, aunque tienen visiones "muy diferentes" de cómo solucionar la situación, todos están de acuerdo en que tiene que alcanzar un acuerdo.

Las partes deberán encontrar la fórmula que convenza a ambos para lograr ampliar el techo de la deuda, de 14,29 billones de dólares, y evitar que el Gobierno federal se quede sin fondos para hacer frente a todas sus obligaciones y tenga que declarar suspensión de pagos.

Geithner indicó que el Gobierno quiere conseguir un marco "equilibrado" de reformas que se base en "reformas reales y ahorros reales" y consideró "crítico" que el Congreso apruebe un nuevo techo de deuda que vaya más allá de las elecciones presidenciales de 2012.

"Lo más importante es que nos deshagamos de esta amenaza de incumplimiento del país para los próximos 18 meses", enfatizó.

En cuanto a las propuestas que hay sobre la mesa, señaló que la presentada por Boehner para levantar el techo de la deuda hasta finales de 2011 y luego hacerlo de nuevo más tarde no tiene los votos para que se apruebe en el Congreso y no es una opción aceptable para la Casa Blanca.

Obama ha reiterado que no quiere una solución a "corto plazo" para volver a enfrentarse de nuevo a un debate sobre la deuda en unas meses volviendo a poner en riesgo la estabilidad económica del país.

publicidad

"Lo que no podemos hacer, porque sería irresponsable, es dejar la amenaza de la mora que pesa sobre la economía estadounidense por un período de tiempo más largo", dijo Geithner.

El secretario señaló que el presidente Obama ha estado en contacto con los líderes del Congreso desde el sábado, tras el encuentro que mantuvieron en la Casa Blanca para retomar las negociaciones después de que el día anterior Boehner se retirara del diálogo, con la intención de negociar directamente con el Senado.

Boehner reiteró hoy en una entrevista con la cadena Fox su desacuerdo con Obama sobre la elevación de la carga impositiva que se está negociando.

El republicano acusó a la Casa Blanca de no apostar por un plan que se tome en serio el recorte del gasto público y dijo que la propuesta que hizo el pasado domingo para recaudar 800.000 millones de dólares en la próxima década, entre otras medidas, "sigue en la mesa".

Boehner insistió en que los 800.000 millones provendrían de una base tributaria más amplia y acusó a la Casa Blanca de romper las negociaciones al tratar de introducir una medida para recaudar 400.000 millones adicionales.

"El presidente es enfático sobre la necesidad de subir los impuestos. Como antiguo empresario, sé que el incremento de los impuestos destruye empleos", agregó Boehner en una carta enviada el viernes a sus correligionarios.

publicidad

"Yo preferiría tener un enfoque bipartidista para resolver este problema. Si eso no es posible, tanto yo como mis colegas republicanos en la Cámara estamos dispuestos a movernos por nuestra cuenta", afirmó.

El reloj sigue corriendo mientras los mercados internacionales han empezado a inquietarse. Los expertos han alertado de las consecuencias que tendría para la economía mundial la mora estadounidense.

China es uno de los principales tenedores de deuda estadounidense por eso, a menos de diez días de la fecha límite, se esperaba que el acuerdo fuera anunciado este domingo antes de que el mercado asiático abriera sus puertas, pero la falta de un anuncio oficial demuestra la fuerte división de posturas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad