publicidad

Consejos para comprar casa

Consejos para comprar casa

Comprar una casa es una decisión importante, de ahí la necesidad de informarse y prepararse adecuadamente.

Comienza por sacar tu presupuesto

HOUSTON, Texas - Comprar una casa es definitivamente una de las decisiones más importantes en la vida de una persona o una familia, pero al mismo tiempo puede tratarse de un proceso estresante y complicado. De ahí la necesidad de informarse y prepararse adecuadamente. A continuación encontrará los pasos a seguir para hacer realidad el sueño de tener vivienda propia.

Cálculos de las instituciones

Por lo general, la institución que te prestará el dinero para comprar tu casa se basará en dos tipos de cálculos. Puedes hacer la cuenta tú mismo antes de buscar casa, o acercarte a una entidad bancaria para pedir asesoramiento gratuito. En estas entidades, un especialista podrá ayudarte a calcular teniendo en cuenta, además de tus ingresos, tus gastos mensuales y tus deudas adicionales (por ejemplo, si estás comprando un auto). Por esta gestión, no te pueden cobrar.

Fórmulas que no fallan

Estos son los sistemas que puedes usar para calcular la cuota que podrás pagar. Los porcentajes se sacan sobre el salario libre de impuestos. El primero no tiene en cuenta gastos adicionales como los seguros, por eso se basa en un porcentaje más bajo.

- Fórmula del 28 por ciento: podrás pagar una cuota equivalente al 28 por ciento de tu salario mensual. Tienes que multiplicar tu salario mensual por 28 y dividirlo en cien. Por ejemplo, si ganas 2 mil 500 dólares, podrás pagar 700 al mes, es decir, 8 mil 400 dólares al año.

publicidad

- Fórmula del 36 por ciento: incluye seguros y gastos colaterales de la casa. Si tu salario es de 2 mil 500 dólares, podrás pagar 900 dólares en total (incluyendo seguros, impuestos, etc.), es decir, 10 mil 800 dólares al año.

Otra manera, más simple y sin cantidades exactas, pero que te puede dar una buena idea de lo que puedes pagar, es que en general, terminarás pagando el 10 por ciento del valor de tu casa al mes (menos el downpayment inicial). Es decir, si tu deuda es de 230 mil dólares, entre seguros, impuestos y cuota, terminarás pagando un aproximado a 2 mil 300 dólares al mes.

Herramientas

Si aún tienes dudas, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD: US Department of Housing and Urban Development) te ayuda a hacer este cálculo y te informa sombre los consejeros de vivienda más cercanos de tu ciudad en el teléfono gratuito 1-800-569-4287.

Define lo que quieres comprar

El primer paso para quien busca una casa es tener claras algunas pautas simples que ayuden a ahorrar tiempo. Antes de acudir a un portal de internet, buscar en avisos clasificados o llamar a una agencia de bienes raíces, debes dirigir tu búsqueda por zonas.

Elige la zona más conveniente

Tienes que pensar en sitios bien comunicados con los centros en donde desempeñas tus actividades, es decir, que tengan buenos caminos y accesos, de modo que puedas llegar en un tiempo razonable.

publicidad

Recuerda que si no estás bien comunicado con tu lugar de trabajo y con centros de compras, tendrás que gastar tiempo y dinero en hacer tareas simples como ir al supermercado o llevar a los niños a la escuela. Lo más práctico es que tomes un mapa, marques las zonas, veas qué calles y centros comerciales las rodean, y si tienes niños, mires cómo y en cuántos minutos llegarás a la escuela.

Tienes que tener en cuenta para cuántas personas es la vivienda y cómo deseas que sea la distribución. Por ejemplo, si son más de cuatro personas, te conviene que la casa tenga dos baños.

Punto muy importante

Elegir la zona según las escuelas en las que tus hijos ya se encuentren inscritos, o bien, si piensas inscribirlos en otras, es uno de los puntos que más tienes que dedicarles tiempo.

Schoolfinder es un servicio que te permitirá encontrar tanto escuelas privadas como públicas por código postal, explicándote en qué rumbos se encuentran y la información básica de cada institución.

Otro punto que debes tener en cuenta es revisar si la zona en la que piensas comprar cuenta o no con delicuentes sexuales alrededor, tanto por tu protección como por la de tus seres queridos. Map Sex Offenders es un servicio por internet fácil de usar que arroja resultados en las áreas exactas sobre gente que ha sido fichada por malas conductas sexuales.

publicidad

Si vas a elegir un agente...

Como comprador, tienes derecho a pedirle una licencia que lo habilite como tal, y que esté vigente. De lo contrario, no está autorizado para ofrecerte, mostrarte o venderte casas. Si quieres comprobar si su licencia es verdadera, puedes revisar sus datos en el sitio de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR).

Todo son negocios

Debes ser cuidadoso y no revelar información sobre el estado de tus finanzas, porque el riesgo es que te suba el precio de lo que buscas. El agente no es tu amigo, es un gestor que cobrará una comisión.

Tienes derecho a pedirle que te muestre las casas a distintas horas del día, incluso los fines de semana. No te pueden negar ver la misma vivienda cuando tú lo consideres necesario, ni impedir inspecciones de terceros.

Al momento de entregarle un depósito para quedarte con una vivienda que te gustó, tienes derecho a negociar con él el monto. No te pueden decir que existen montos fijos ni pedirte una comisión sobre lo que pagues. Recuerda que la suma de dinero es un acuerdo entre las partes.

¿Dónde encuentro a un agente?

Si quieres una guía para encontrar agentes en tu ciudad, puedes recurrir a la Asociación Americana de Agentes Inmobiliarios (Airea), o a la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR), en su sitio web, www.realtor.com.

Analiza la casa

Para saber si el precio de lo que estás viendo es conveniente, debes tomarte tu tiempo para mirar varias casas y comparar. Te conviene leer muchos avisos clasificados, así tendrás una idea de cómo está el mercado.

publicidad

En caso de que tengas una casa en vista, tal vez te convenga contratar a un tasador, un profesional que te dé una estimación objetiva sobre el valor de la casa que deseas comprar. Por lo general, son las entidades financieras quienes envían a sus tasadores antes de darte un préstamo, pero tú puedes consultarlos de forma particular antes de aceptar una oferta.

Revisa la estructura

Antes de dar el sí, es importante que mires los detalles de la vivienda que te gusta. Si es grande y muy barata para el mercado, puede esconder grandes defectos, como filtraciones de humedad, techos sin aislamiento apropiado, sistema de calefacción, y aires acondicionados viejos o descompuestos, así como vecindarios inseguros.

Por eso, cuando te ofrezcan casa, fíjate cómo es el vecindario en el que está ubicada. Fíjate que hay alrededor de la casa o departamento. Si hay discotecas o escuelas justo al lado, piénsatelo dos veces. Pasa a distintas horas del día por el lugar para ver si es tranquilo, habla si puedes con los vecinos y con la policía más cercana, y analiza si la ubicación no te traerá problemas. Piensa que tu vivienda es una inversión a futuro e imagina cómo se cotizarán las zonas aledañas.

Cada rincón, paso a paso

Si crees que la ubicación de la casa que te ofrecen es la apropiada, antes de dar el sí final te conviene seguir algunos consejos:

publicidad

- Revisa que el estacionamiento te permita bajar cómodamente con las compras e ingresarlas a la casa.

- Mira que la casa tenga armarios. Algunas lucen muy bonitas y amplias, pero luego te ves obligado a comprar muebles para guardar cosas que achican los ambientes y suman al presupuesto.

- Asegúrate de que cuente con sistema de calefacción o de aire acondicionado que no esté viejo. Si no, te verás obligado a realizar obras dentro de la vivienda cuando tú ya estés habitándola, y a gastar dinero que no tenías previsto.

- Vigila que no haya manchas de humedad (paredes descascaradas), porque si las hay puede que las cañerías de los baños y de la cocina no estén en buenas condiciones. Si tiene sótano dale un vistazo y fíjate que no tenga olor a humedad o círculos de agua en paredes y techo.

- Revisa que tenga buenos aislantes térmicos. Por ejemplo, que los techos tengan membranas para filtrar el calor solar o ventanas apropiadas contra el frío.

Inicia los trámites

Si crees que has encontrado la casa que necesites y que puedes pagar, tienes que hacer una serie de trámites que usualmente llevan un mes. No puedes perder el tiempo: anota en una agenda lo que harás cada día, porque empieza el papeleo.

Cómo acordar la compra

Antes de decidirte a comprar, tienes que saber que existe un acuerdo de venta y debes conocer los términos. Muchas veces, es el agente de bienes raíces el que entrega un formulario de acuerdo por adelantado, sobre el que puedes hacer las modificaciones que consideres necesarias. Tienes que acordar con el vendedor la fecha en la que podrás ocupar la vivienda y los artefactos que se venderán junto con ella (por ejemplo: cocina, lavavajillas, lavadora, secadora, heladora y microondas).

publicidad

Elementos que debes tener listos

- Título: Es la propiedad legal de tu nueva vivienda. El vendedor tiene la obligación de darte el título libre de todo reclamo o deuda contra la casa, conocidos como gravámenes. En este punto, tú tienes derecho a negociar quién será el encargado de pagar la investigación que te dirá si el título está "limpio". De no ser así, las deudas caerán sobre ti.

- Cláusula de hipoteca: Mira que en acuerdo figure un reembolso del depósito que adelantarás en caso de que la venta se cancele porque no te dieron el crédito o porque te arrepientes.

- Cierre del depósito en garantía: Puedes elegir el agente o compañía que se encargará de la operación del cierre o del depósito en garantía, es decir, del dinero que darás por adelantado.

- Plagas: El banco te exigirá un certificado de inspector que diga que la casa está libre de plagas como termitas. Si se detecta alguna, los gastos de arreglo corren por cuenta del vendedor.

- Peligros tóxicos: Si compras una casa construida antes de 1978, debes exigir que te detallen los peligros por pintura con base de plomo e intoxicación por plomo. El vendedor debe darte el folleto de la Agencia de Protección Ambiental: "Proteja a su familia de la presencia de plomo en su vivienda", y suministrarte toda la información que pidas.

publicidad

- Declaración de presencia de asbestos: Cuando el edificio es viejo, es probable que haya asbestos en el material de la construcción. Si piensas cambiar los pisos, es peligroso para la salud, y tu obligación es declararlo.

Considera los gasos de cierre

Además del crédito en sí, hay gastos agregados que debes tener en cuenta y que se pagan por el papeleo. Toma la calculadora y suma cuánto te costará cerrar la operación. Estos son los items que deberás pagar y que se suman al precio de la venta.

Con calculadora en mano

- Gastos administrativos de un préstamo: La entidad crediticia te cobrará un porcentaje por procesar, aprobar y realizar el préstamo hipotecario. También te cobrarán el informe de crédito, es decir, la información que ellos recabarán sobre tu historial crediticio y tu cumplimiento con los pagos.

- Inspección: Si no contrataste a un inspector, la entidad crediticia enviará a uno antes de darte el dinero, pero tu pagarás sus servicios. Te los incluirán en los gastos administrativos.

- Solicitud de seguro hipotecario: Estos costos cubren el procesamiento de una solicitud de seguro hipotecario, que es el que cubrirá la entidad en caso de que dejes de pagar la hipoteca.

- Seguro contra riesgo: Este seguro te protegerá a ti y a la entidad que te preste el dinero, ya que responde en caso de incendios, tormentas, viento y peligros naturales que pueden dañar la casa.

publicidad

- Abogado: A veces las entidades crediticias piden que todo sea supervisado por un abogado. Por lo general es el vendedor quien paga, pero éste lo incluye en el precio de venta, que subirá según lo que cobre este profesional.

- Costos de transferencia y registro: Son las tasas que se pagan al Estado por la transferencia y registro del inmueble. Quien lo pague, dependerá del acuerdo de venta, pero generalmente el registro legal corre por cuenta del comprador.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad