publicidad
Viajero en un aeropuerto de Estados Unidos.

Nuevas reglas para los extranjeros del programa "Waiver"

Nuevas reglas para los extranjeros del programa "Waiver"

Europeos con nacionalidad iraní, iraquí, sudanesa o siria, o que hayan visitado esos países, necesitarán visa.

Viajero en un aeropuerto de Estados Unidos.
Viajero en un aeropuerto de Estados Unidos.

El gobierno federal anunciará en cualquier momento a partir de este jueves un plan para introducir nuevas regulaciones al programa Waiver (VWP, por su sigla en inglés), que permite a viajeros de una lista de 38 países entrar a Estados Unidos sin visa.

Los cambios afectarán a europeos que también tengan la nacionalidad iraní, iraquí, sudanesa o siria.

Las prohibiciones incluyen a personas que visitaron esos países en los últimos cinco años.

En diciembre el Congreso aprobó medidas más severas para entrar al país a ciudadanos de los 38 países que participan en el Programa de Exención de Visa (VWP) como parte del paquete legislativo presupuestario para el año fiscal 2016.

Los beneficiarios del programa pueden viajar a Estados Unidos sin necesidad de una visa para visitas centradas en negocios o turismo por un periodo no superior a 90 días, lo que se traduce en unos 20 millones de personas al año.

Tras la aprobación de los cambios, funcionarios federales y asesores del Congreso participaron en conversaciones. Algunos señalaron que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) presentará un esbozo de cómo introducirá progresivamente las nuevas directrices.

Los cambios fueron diseñados para hacer más difícil que europeos que han combatido para el grupo Estado Islámico (ISIS, por su sigla en inglés) ingresen al país.

publicidad

Las modificaciones señalarán que cualquier ciudadano de los 38 países que participan en el programa y que también tengan la nacionalidad siria, iraquí o iraní, consideradas ahora de riesgo, no podrá entrar a Estados Unidos sin solicitar previamente una visa.

En el caso de que hayan visitado países como Irán, Irak, Sudán o Siria desde marzo de 2011, también requerirán una visa para entrar al país.

Por qué el cambio

Tras los atentados del 13 de noviembre del año pasado en París, especialmente a raíz de las informaciones de que uno de los autores de esos ataques pudo llegar a Europa dentro de la ola de sirios que escapan de la guerra, se abrió un debate sobre la acogida de refugiados.

El endurecimiento del reglamento del VWP formó parte del acuerdo presupuestario para dotar de fondos al Gobierno Federal durante el año fiscal 2016 por el Congreso, un texto que contempla fondos valorados por $1.15 billones de dólares para los próximos 10 meses, y un recorte fiscal de $680,000 millones para empresas y trabajadores de bajos ingresos.

La ley sólo afecta a una minoría de europeos, pero ha generado preocupaciones en países cuyos ciudadanos por lo general pueden viajar sin necesidad de visado a Estados Unidos.

Irán acusó a las autoridades estadounidenses de violar el acuerdo nuclear del año pasado al sancionar viajes de negocios legítimos a la República Islámica.

publicidad

Estados Unidos incluyó específicamente a Irak y Siria en la lista de estados patrocinadores del terrorismo porque ISIS se ha apoderado de una parte territorial significativa en ambos países para un posible califato. Irán y Sudán, al igual que Siria, también han sido incluidos por Washington en esa lista.

Citando fuentes anónimas, The Associated Press dijo que existen dudas de los cambios y que éstas se centran en grupos de individuos que podrían estar exentos de la ley, lo que les permite seguir viajando a Estados Unidos bajo el programa de visado actual. Agrego que se desconoce si las nuevas medidas serán respaldadas por el Congreso.

El programa

El único país latinoamericano que participa en VWP es Chile, que se sumó en febrero de 2014.

El VWP permite el ingreso de personas sin la necesidad de una visa hasta por un máximo de 90 días. Los extranjeros entran como viajeros en calidad de no inmigrante con un pasaporte válido. Vencido el plazo deben marcharse.

En 2001 Argentina y Uruguay participaban en el programa pero fueron eliminados después de los atentados terroristas de ese año por abusos cometidos a las reglas del sistema, debido a que muchos viajeros se quedaron indocumentados en Estados Unidos más allá del tiempo permitido cuando entraron al país.

Según datos del DHS, en el año fiscal 2013 se registraron 19.6 millones de visitas a Estados Unidos de pasajeros bajo el programa Waiver, y que el 60% de los turistas y viajeros de negocios lo hicieron por vía aérea.

publicidad

Cómo funciona

El VWP permite a los ciudadanos de 38 países viajar a Estados Unidos por turismo o negocios.

El programa fue establecido en 1986 con el objetivo de eliminar barreras innecesarias para viajar, estimular la industria del turismo y permitir al Departamento de Estado enfocar sus recursos consulares en otras áreas.

Los ciudadanos de los países del VWP deben cumplir con los requisitos de calificación para viajar sin una visa usando programa y, por ende, algunos no califican para utilizar el programa.

Los viajeros VWP necesitan tener una autorización válida a través del Sistema Electrónico de Autorización de Viaje (ESTA) antes de su viaje, pasar por los filtros de seguridad en el puerto de entrada a Estado Unidos y ser registrados en el programa US-VISIT del DHS.

El programa fue creado por el Congreso durante las reformas a la Ley de Inmigración de 1986. Permite que un gran número de extranjeros ingresen a Estados Unidos sin la necesidad de tramitar una visa pero cumpliendo con una serie de requisitos de seguridad.

Los beneficios

Los países que forman parte del programa son elegidos porque cada año envían a un gran número de hombres de negocio en viajes comerciales de corta duración.

Al momento de ingresar por uno de los puertos de entrada, el extranjero debe llenar y firmar un Formulario I-94W, documento que prueba el ingreso y el tiempo de estadía. El formulario es devuelto al salir.

publicidad

Los beneficiarios, al presentarse en un puerto de entrada, renuncian al derecho de reconsideración en caso que el agente de inmigración no les permita el ingreso, a menos que se trate de un solicitante de asilo.

El extranjero tampoco puede rebatir una expulsión.

Las limitaciones

Los extranjeros que utilizan el VWP enfrentan dificultades en caso de solicitar otro tipo de visa para permanecer en Estados Unidos.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por su sigla en inglés) explica que, en caso de querer hacerlo, el viajero deberá salir y presentarse luego en el consulado estadounidense de su país de origen para tramitar una visa de ingreso como no inmigrante.

Los viajeros que ingresan bajo el amparo del programa deben tener en cuenta que no pueden viajar si en el pasado han transgredido la Ley de Inmigración y Naturalización de 1996, tal como haber ingresado ilegalmente o haber permanecido como indocumentado.

Los viajeros pueden llegar a Estados Unidos sólo en naves marítimas o aerolíneas autorizadas que hayan firmado previamente un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos.

Estas compañías garantizan que transportarán al viajero fuera del país en caso que éste no sea admitido.

La USCIS no concede ampliación del plazo de estadía salvo situaciones de emergencia. Una de ellas es por razones de enfermedad, pero demanda que la petición sea respaldada por un informe firmado por un médico.

publicidad

Países del programa

Los países que integran el VWP son: Alemania, Andorra, Australia, Austria, Bélgica, Brunei, Chile, Corea del Sur, Eslovaquia, Eslovenia, Dinamarca, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Japón, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Mónaco, Nueva Zelanda, Noruega, Portugal, Reino Unido, República Checa, San Marino, Singapur, Suecia, Suiza y Taiwán.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad