publicidad
El Congreso estadounidense

El Congreso y la Casa Blanca, cerca de un acuerdo presupuestario de dos años

El Congreso y la Casa Blanca, cerca de un acuerdo presupuestario de dos años

Un pacto despejaría el peligro de un cierre del Gobierno

El Congreso estadounidense
El Congreso estadounidense

Los líderes del Congreso de Estados Unidos y la Casa Blanca están cada vez más cerca de lograr un acuerdo presupuestario para los próximos dos años fiscales, informaron este lunes varios medios.

Aludiendo a fuentes oficiales, el diario The New York Times informó de la proximidad de un acuerdo sobre un plan que plantea un ligero aumento presupuestario, pero también contempla recortes en prestaciones por discapacidad.

Los Angeles Times también informó de la proximidad del acuerdo entre los legisladores de los partidos Demócrata y Republicano sobre un presupuesto de dos años de duración que despejaría el peligro de un cierre del Gobierno por quedarse sin fondos autorizados para operar, algo que, de no alcanzarse un compromiso, ocurriría el próximo 11 de diciembre.

La Casa Blanca reconoció este lunes que se han conseguido avances en las negociaciones presupuestarias entre ambas partes, pero no confirmó que hubiera un acuerdo final.

"Hemos trabajado arduamente para proteger la privacidad y la confidencialidad de esas discusiones", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, durante su rueda de prensa diaria.

"Mientras estoy aquí hoy, no se ha acordado todo, lo que significa, en este punto, que nada ha sido acordado", añadió el portavoz.

El punto más espinoso: el techo de la deuda

Especialmente los republicanos de la Cámara de Representantes se resisten a autorizar un aumento en el límite de la deuda del país, que vence el próximo martes 3 de noviembre, si no se ajustan los gastos federales.

publicidad

El presidente Barack Obama ha dicho en repetidas ocasiones que no negociará sobre el aumento del límite de la deuda y los líderes republicanos del Congreso han reconocido que se verán obligados a aumentar la autoridad de endeudamiento inevitablemente.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, abandonará su cargo el viernes de esta semana si todo va como lo previsto, una fecha límite antes de la cual pretendía dejar zanjado el asunto presupuestario.

Sin embargo, tras la renuncia del "número dos" de la Cámara Baja, Kevin McCarthy, a ocupar el puesto de Boehner, las conversaciones se complicaron y aún se desconoce si las negociaciones presupuestarias no serán heredadas por el que se espera será el siguiente presidente, Paul Ryan.

Un acuerdo para aumentar el techo de la deuda y resolver los problemas de inversión pública antes de la salida de Boehner otorgaría a Ryan un camino limpio para comenzar su liderazgo legislativo sin dos de los mayores obstáculos que planean la gestión en el Capitolio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad