publicidad
Un grupo de mujeres inmigrantes indocumentadas son detenidas por la Patrulla Fronteriza en el suroeste de Estados Unidos.

Congresistas demócratas visitaron centro de detención de ICE en el sur de Texas

Congresistas demócratas visitaron centro de detención de ICE en el sur de Texas

Crece la presión para que el gobierno de Obama ponga en libertad a madres y niños que piden asilo en EEUU.

Un grupo de mujeres inmigrantes indocumentadas son detenidas por la Patr...
Un grupo de mujeres inmigrantes indocumentadas son detenidas por la Patrulla Fronteriza en el suroeste de Estados Unidos.

Un grupo de congresistas demócratas visitó el lunes el centro de detención de Karnes City, en el sur de Texas, en el primer día de una doble jornada para conocer de cerca la situación en la que se encuentran madres con niños a la espera de su situación migratoria en Estados Unidos.

publicidad

La delegación, integrada por ocho representantes, la encabeza el legislador Joaquín Castro (Texas). Este martes el grupo recorrerá las instalaciones del centro de detención en Dilley, también en el sur de Texas, la cárcel más grande de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés).

Antes de la visita, los congresistas enviaron una carta al secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Jeh Johnson, en la que pidieron que el freno a la detención de familias que llegan a Estados Unidos en busca de asilo.

Víctor Nieblas, presidente de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), dijo que estas madres y niños, la mayoría de ellos centroamericanos, llegaron a la frontera huyendo de la violencia en sus países y deben ser tratados como refugiados.

De primera mano

Previo al ingreso al centro de Karnes City, la delegación de congresistas demócratas se dio cita en la Universidad St Mary's donde discutieron aspectos del tema migratorio, así como la necesidad de una reforma migratoria, la solución permanente al tema de los 12 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

publicidad

La visita fue planeada para que los legisladores puedan dialogar con los inmigrantes que se encuentran detenidos y conocer de primera mano las condiciones en las que viven, así como informarse sobre los avances de sus procesos migratorios.

“Estas familias no deberían estar ahí, pero dado que lo están, queremos ir y asegurarnos de que las condiciones en las que se les está deteniendo son seguras, humanas y compasivas", dijo a Univision el representante Castro.

Además de Castro, la delegación la integran los congresistas Raúl Grijalva, Luis Gutiérrez, Judy Chu, Lucille Roybal-Allard, Zoe Lofgren, Steny Hoyer y Jackson Lee.

Nieblas dijo a un corresponsal de la agencia Efe que la visita “es muy importante, pero no tiene ninguna relevancia si (los congresistas) no hablan con las mujeres que están allí detenidas, que vean cómo están los cuartos y cómo son tratadas". 

Nieblas agregó que cuando ICE sabe que tendrán visita, todo luce bien, y por eso es importante que sean las madres detenidas quienes hablen con los miembros de la delegación.

 

Congresistas piden cierre de centros de detención Univision

"Si se sientan hablar con ellos pueden ver el estado sicológico y emocional de estas personas y van a entender los motivos por los que las organizaciones, incluyendo la nuestra, estamos pidiendo el cierre de estos centros", agregó.

Campaña de protesta

En abril una jueza federal de distrito en California dictaminó que la política de detención de madres y niños viola el acuerdo judicial alcanzado en 1997 en el caso “Flores versus Meesse”, que prohíbe la detención de menores de edad en instalaciones restrictivas.

El dictamen activó una ola de protestas contra el gobierno para que ICE ponga fin a las detenciones. En caso contrario, las organizaciones que entablaron la demanda solicitarán al tribunal un alivio inmediato para las familias afectadas por las detenciones.

publicidad

Estas mujeres y niños “viven confinados, las condiciones de encierro no son las adecuadas y son tratados como criminales”, dijo a UnivisionNoticias.com la abogada Lilia Velázquez, profesora adjunta del California Western of Law de San Diego, California. Agregó que la permanencia sin papeles en Estados Unidos sigue siendo una falta de carácter civil no criminal”.

Velázquez señaló además que los detenidos en estos centros para familias “son personas que vienen huyendo de sus países a causa de la violencia, pidieron la protección de nuestro gobierno y la respuesta fue en encierro en lugares espantosos sin saber cuándo les van a responder”.

 

Demócratas exigen al gobierno cerrar centros de detención de madres indocumentadas Univision

Visita previa

La visita de los congresistas a un centro de detención familiar de ICE no es la única. A finales de marzo un grupo integrado por obispos católicos y evangélicos luteranos visitaron la cárcel de Dilley y exhortaron al gobierno del presidente Barack Obama que ponga fin a la detención de madres jóvenes con sus hijos que han huido de la violencia en sus países y se encuentran recluidos.

Los líderes religiosos citaron los efectos dañinos en las madres, niños y en el carácter moral de la sociedad a causa de una política que, consideran, debería ser cambiada otra dirigida a familias que huyen de la violencia en Centroamérica.

“Después de esta visita, mi pregunta principal es: ¿Por qué? ¿Por qué se sienten obligados a poner en detención a esos vulnerables individuos "madres jóvenes y traumatizadas que con sus niños han huido de la persecución en sus países de origen?” dijo Monseñor Gustavo García-Siller, obispo de la arquidiócesis de San Antonio.

publicidad

“Una gran nación como la nuestra no necesita encarcelar a los más vulnerables en señal de disuasión. El carácter moral de una sociedad es juzgado por como ésta trata a los más vulnerables entre nosotros. Nuestra política de detención familiar es vergonzosa y ruego a los funcionarios electos a que le pongan fin”, agregó.

El presidente del Comité sobre Migración de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), Monseñor Eusebio Elizondo, obispo auxiliar de Seattle, agregó: “La detención de familias no tiene sentido y debilita las garantías legales. Particularmente perjudica a niños que experimentan daños emocionales y psicológicos a raíz de la detención. Dicha política es una mancha en el record de la administración en referencia a la inmigración”.

El Obispo James Tamayo de Laredo, Texas, dijo que existen alternativas a la detención que sean humanitarias y que deberían ser utilizadas para dicha población.

“El gobierno debería considerar alternativas humanitarias a la detención para estas familias, donde ellos puedan vivir en la comunidad y tener acceso a servicios que necesiten, incluso representación legal”, dijo Monseñor Tamayo. “La Iglesia está lista para asistir en este esfuerzo”, indicó.

 

Obispos de EEUU piden parar la detención de familias de migrantes Univision

Respuesta de ICE

En respuesta a las criticas, a mediados de mayo ICE defendió el funcionamiento de los centros de detención y aseguró que sus instalaciones están convenientemente equipadas con aulas, salas de juegos y proporcionan asistencia médica en el lugar.

En una declaración escrita, dijo que en los centros para familias los detenidos son tratados de manera efectiva y humana, se mantiene a las familias unidas y sus casos son escuchados.

La agencia también anunció que mejorará la supervisión en los centros de detención y que aumentará la rendición de cuentas para aumentar la transparencia y el acceso de la información.

La directora de ICE, Sarah Saldaña, dijo que la agencia que dirige abrirá instalaciones adicionales para los adultos con niños mientras esperan una solución a sus casos de inmigración, y aseguró que los estándares de atención en los centros se mantendrán en “nivel óptimo”.

publicidad

Entre las nuevas medidas ICE anunció la creación de un Comité Asesor que ayudará al director de ICE y al Secretario del DHS en el tema. El consejo estará integrado por expertos en los campos de gestión y detención, salud pública, niños, servicios familiares y salud mental.

También anunció que revisará los casos de familias que llevan detenidas por más de 90 días, los que serán nuevamente revisados cada 60 días hasta que sean resueltos.

Velázquez insistió en que el debido proceso en estos casos no está en tela de juicio, sino en que “es inhumano detener a una madre y a su pequeño que huye de su país por causa de la violencia y llega a la frontera de Estados Unidos a pedir auxilio”.

Los legisladores consideran por ahora insuficientes las medidas anunciadas por ICE e insisten en que es necesario eliminar por completo la práctica de detención de inmigrantes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad