publicidad

Confirmado: Arrestaron a tres por paliza en el Dodger Stadium; Ramírez es inocente

Confirmado: Arrestaron a tres por paliza en el Dodger Stadium; Ramírez es inocente

La Policía de Los Ángeles confirmó el arresto de dos hombres y una mujer sospechosos por la paliza a un aficionado de los Giants en el Dodger Stadium.

Gigante metida de pata del LAPD

LOS ÁNGELES, California - La Policía de Los Ángeles confirmó el arresto de dos hombres y una mujer sospechosos por la paliza a un aficionado de los Giants en el Dodger Stadium en la apertura de la temporada de Grandes Ligas, y exoneró de culpa al pandillero encarcelado por el ataque, Giovanni Ramírez.

"Quiero decirle al mundo: Giovanni Ramírez ya no es un sospechoso", dijo el viernes el jefe del LAPD, Charlie Beck, en una conferencia de prensa. Beck se había mostrado antes seguro de que Ramírez era la persona que buscaban por el ataque.

Beck identificó a los arrestados como Louis Sanchez, de 29 años, y Marvin Norwood, de 30, ambos de Rialto, en el condado de San Bernardino. Una mujer, que podría ser la hermana de Sánchez y esposa o novia de Norwood, Darlene Sánchez, de 31 años de edad, también fue arrestada y liberada bajo fianza.

¿Quiénes son ahora los sospechosos?

Los hombres fueron acusados de mutilación y agresión a  Bryan Stow, el paramédico de 42 años que está en coma por la terrible golpiza en el estacionamiento del estadio tras el partido de béisbol el pasado 21 de marzo.

Se les fijó una fianza de medio millón de dólares, dijo Beck. La mujer no ha sido acusada de delito alguno. Sánchez enfrenta nueve años de prisión por los delitos y Norwood ocho, dijeron los fiscales.

publicidad

Según el diario LA Times, los arrestados viven en el mismo vecindario de Rialto. La descripción de ambos coincide con la que testigos de la paliza dieron a la Policía.

En documentos judiciales citados por el diario, la Policía de Fontana, que arrestó a Sánchez en 2005 por manejar borracho, afirma que tiene tatuajes en el cuello.

Testigos del ataque a Stow dijeron que el agresor tenía tatuajes en el cuello y esa fue una de las razones por las cuales Giovanni Ramírez fue arrestado en mayo pasado: Un funcionario notó que se había tapado algunos tatuajes en el cuello.

La novia de Ramírez, Denise Piccione, fue arrestada este mes en Las Vegas y acusada de violaciones a la ley de armas y drogas.

La madre de Giovanni exige explicaciones al LAPD

Soledad González, madre de Ramírez, cuestionó los procesos del LAPD y exigió una disculpa para su hijo, en otra conferencia de prensa. "Me puse muy mal porque ellos hicieron algo equivocado. Si no tienes pruebas¿por qué colocas una foto de él en público y dices 'él es el sospechoso. Él es elprincipal sospechoso'? No.Está mal. Cometieron un gran error".

La noticia no es tan sorprendente porque Ramírez, de 31 años de edad y arrestado en mayo pasado por violar su libertad condicional, nunca ha sido acusado por la paliza a Stow. Sin embargo, en junio fue condenado a 10 meses de prisión porque se encontró un arma de fuego en el apartamento en donde fue detenido. Actualmente está preso en San Diego.

publicidad

Desde el arresto el jefe Beck se mostró seguro de que tenían en custodia al hombre indicado, y sostuvo que el pandillero  "fue y es nuestro sospechoso principal".

Sin embargo, en un indicio de que la investigación no andaba bien encaminada el mes pasado el LAPD le quitó la pesquisa a un cuartel local de Policía y se la asignó a la División de Robos y Homicidios, especializada en casos de alto perfil.

El Alcalde apoya al LAPD

El alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, apoyó las gestiones del LAPD en declaraciones a medios después del reporte.

"Lo que hicimos fue seguir cientos, miles de pistas en un caso que fue muy difícil", dijo Villaraigosa, quien anunció el arresto de Ramírez en mayo pasado en una conferencia de prensa.

"Había descripciones generales de los agresores pero no suficientes testigos que pudieran conectar a esa persona con el incidente. La persona fue arrestada porque, uno: Tenía una orden de arresto. Dos: En el transcurso de la investigación hubo causa para creer que estaba vinculado al crimen", dijo el Alcalde.

Un abogado de Ramírez, Anthony Brooklier, se mostró conciliador con el LAPD y dijo que el arresto de su cliente fue "un error de buena fe".

"Siempre pensé que este día llegaría. No sabía cuándo", dijo Brooklier a KTLA.

El ataque fue devastador para los Dodgers, un equipo en quiebra que ha perdido numerosa asistencia a sus partidos como local, sobre todo por la percepción de inseguridad en el estadio.

publicidad

Stow sigue internado en un hospital de San Francisco con serias lesiones cerebrales y en coma.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad