publicidad

Confabulacion en Orange

Confabulacion en Orange

Cuatro ex empleados de una concesionaria de Nissan enfrentarán cargos múltiples por defraudar a clientes latinos.

Concesionaria cambió de manos

ORANGE, California – El principal fiscal del condado de Orange dijo que una presunta confabulación orquestada por una concesionaria de autos y que llevó a la imputación de cargos criminales dejó a bancos embaucados al inflar el valor de autos usados y victimizó a compradores que fueron manipulados para que aceptaran préstamos que no podían pagar.

Más de un año después de un cateo en las oficinas de Douglas Nissan, el fiscal de distrito Tony Rackauckas dijo que los procuradores han imputado cargos múltiples por crímenes graves contra el antiguo copropietario y tres administradores acusados de participar en las trampas, que en su mayoría eran tendidas contra clientes de habla hispana.

La concesionaria ha cambiado de manos desde el cateo de julio de 2007 y ahora lleva el nombre Stadium Nissan.

“Este caso refleja sólo una pizca del amplio daño económico causado por las prácticas de negocio fraudulentas”, dijo Rackauckas. “Los negocios que intencionalmente se involucran en actividades ilegales y fraudulentas lastiman a los que se involucran en prácticas de negocio éticas y ponen en riesgo la estabilidad financiera de tanto consumidores como de instituciones que ofrecen préstamos al denigrar la salud financiera de nuestra industria bancaria”.

“Las trampas, intrigas y robo nos afectan a todos”, agregó.

Los ex empleados de la concesionaria que enfrentan cargos criminales múltiples son Frank Ignacio Urbano, el ex propietario y gerente general de 54 años y residente de Anaheim; y los ex administradores Luz Belem Corral, de 26 años; Kevin Allen DeRosier, de 28, de Anaheim; y Marwan Abdellatif, de 46, residente de Lakewood.

publicidad

Cada acusado enfrenta 43 cargos de falsificación, 31 cargos de robo en gran escala y un cargo cada uno de conspirar para defraudar a otro de su propiedad y conspirar para cometer un crimen.

Corral también fue acusado de un cargo adicional de perjurio. De ser condenada, podría ser sentenciada a 39 años de cárcel, mientras que el resto enfrentan hasta 37 años y cuatro meses, dijo Rackauckas.

Los cuatro serán procesados el viernes en la corte de Santa Ana.

Engañaron a diestra y siniestra

Entre febrero 2005 y junio 2007, los cuatro presuntamente vendieron vehículos usados a precios inflados con el fin de elevar los pagos mensuales de los compradores. También se les acusa de haber presentado información falsa para lograr la extensión de préstamos que los consumidores no podían pagar.

Adicionalmente, los acusados engañaron presuntamente a los compradores para que compraran garantías adicionales, según Rackauckas.

Los bancos perdieron aproximadamente $911,500 cuando los acusados falsificaron los registros del Kelley Blue Book al inflar el valor de ciertos vehículos y falsear sus características, alegan los fiscales.

Entre los prestamistas que perdieron dinero estuvieron Bank of America, Americredit Financial Services, Capital One Auto Finance, Nissan Motor Acceptance Corp., Univision Federal Credit Union, Wachovia Financial Services, Wells Fargo Bank y Wescom Credit Union.

publicidad

El listado de víctimas incluyó a personas que no eran clientes de la concesionaria y cuyas identidades fueron usadas para comprar autos sin su consentimiento, dijo el fiscal.

Los acusados presuntamente engañaron a esas víctimas haciéndoles creer que estaban firmando como referencias para otro cliente y en su lugar los hacían firmar un préstamo automotriz sin su conocimiento, según la Fiscalía de Distrito.

Los cuatro fueron acusados de victimizar a clientes de habla hispana que no contaban con identificación adecuada o que no entendían el proceso de comprar un vehículo.

Los acusados presuntamente fabricaron recibos de pago falso para respaldar reportes falso de ingresos, y crearon identidades falsas que fueron asignadas a consumidores sin su conocimiento para lograrles los préstamos que no podían costear, dijo Rackauckas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad