publicidad

Joven condenado a cadena perpetua regresa corte para nueva sentencia

Joven condenado a cadena perpetua regresa corte para nueva sentencia

Michael Hernández, quien asesinó a su amigo cuando tenía 14 años, tendrá tres días de vistas de sentencia para reevaluar su cadena perpetua.

Fiscalía busca mantener la sentencia de Michael Hernández Univision

MIAMI, Florida - Un joven que fue sentenciado a cadena perpetua por el asesinato de un compañero de clases cuando tenía 14 años regresa este miércoles a las salas judiciales para una nueva vista de sentencia.

Michael Hernández, de 25 años, era solo un adolescente cuando apuñaló en 40 ocasiones a su amigo, Jaime Gough, de 14 años, en un cubículo de los baños de la Palmetto Bay's Sothwood Middle School, en el 2004.

Relacionado
Michael Hernández fue encontrado culpable de asesinato en primer grado e...
Hernández: sentenciado a cadena perpetua
Michael Hernández, quien fue a juicio por apuñalear 40 veces a un compañero de clase cuando tenía 14 años, fue sentenciado a cadena perpetua.


Este asesinato le ganó a Hernández una sentencia de por vida en prisión, pero una decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos en el 2012, la que prohibió cadenas perpetuas automáticas sin opción a libertad condicional para menores condenados por asesinato, le garantizó al joven una nueva audiencia de sentencia, detalló el Miami Herald.

En esta ocasión, la fiscalía del Condado tiene que demostrar y convencer al jurado que Hernández sigue siendo un peligro para la sociedad y que debe continuar preso de por vida.

La fiscal, Gail Levine, le dijo este miércoles a la corte, en su discurso de apertura, que Hernández sigue siendo hoy la misma persona que fue cuando tenía 14 años, un asesino premeditado, detalló CBS Miami.

publicidad

La primera persona en tomar en estrado durante la vista de sentencia fue Andre Martin, un antiguo estudiante de la Southwood Middle School, a quien Hernández originalmente planificó asesinar.

Según Martin, el asesino convicto se entretenía con películas de horror y le gustaban los grupos musicales cuya letra contenía violencia.

Martin recordó que en una ocasión Hernández le dijo que quería ser un asesino en serie, pero aseguró que no le dijo a nadie porque "como joven de 13 años, es algo que tú no tomas seriamente", detalló el Miami Herald.

La fiscalía podría utilizar unas grabaciones obtenidas de llamadas telefónicas realizadas por Hernández en las que describe a asesinos en serie, bromea acerca de su inhabilidad para llorar y del disfrute de música heavy metal con contenido violento en sus líricas.

De acuerdo con la información, la mayoría de las llamadas que grabaron fueron entre Hernández y su padre, Jesús Hernández quien urgió a la corte a que liberara a su hijo porque, según dijo, él había cambiado. "Él es mucho mejor de lo que era".


En el 2008, el convicto fue hallado culpable de asesinato en primer grado luego que se le denegara su alegación de que estaba legalmente demente al momento del crimen.

Hernández podría recibir una nueva sentencia de cadena perpetua, pero tiene la posibilidad ser elegible para libertad condicional luego de 25 años en prisión.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad