publicidad

Condenan a muerte a dos hispanos

Condenan a muerte a dos hispanos

Ricardo Sánchez y Daniel Troya, ambos de 25 años, fueron condenados a la pena capital el martes en un tribunal de West Palm Beach.

Ricardo Sánchez y Daniel Troya, ambos de 25 años, fueron condenados a la pena capital el martes en un tribunal de West Palm Beach, al norte de Miami, por el asesinato de los niños Luis Damián y Luis Julián Escobedo, de 3 y 4 años, respectivamente.Asimismo, los dos asesinos recibieron otra condena a cadena perpetua por el asesinato de los padres de los niños, José Luis Escobedo, de 28 años, y su esposa, Yessica Guerrero Escobedo, de 25, amos de origen mexicano.Troya, de origen cubano y puertorriqueño, y Ricardo Sánchez, de origen mexicano, fueron declarados culpables el pasado 5 de marzo, tras tres días de deliberaciones.La policía halló los cadáveres de la familia Escobedo en la carretera Turnpike, entre los que estaba el de la madre, abrazada a uno de sus hijos.La Fiscalía señaló que los asesinos mataron a la familia por orden de Danny Varela, cabecilla de una banda de traficantes de drogas para la que supuestamente ellos trabajaban, mientras que Escobedo actuaba como vendedor de cocaína.Varela, de 28 años, por su parte, podría afrontar una sentencia a cadena perpetua tras imputársele diversos cargos, entre otros el de posesión de drogas y de armas."Tras cuatro días de deliberación, el jurado presentó su veredicto de pena de muerte contra Troya y Sánchez por el brutal asesinato de dos niños", señaló la Fiscalía en un comunicado.Los asesinos estaban presos desde su arresto en octubre de 2006, sin derecho a libertad bajo fianza.La familia Escobedo se había mudado al condado de Palm Beach unos meses antes del asesinato, procedente de Brownsville, en Texas.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad