publicidad
.

Condenado medico que vendia recetas para medicamentos adictivos en Los A...

Condenado medico que vendia recetas para medicamentos adictivos en Los Angeles

Condenado medico que vendia recetas para medicamentos adictivos en Los Angeles

Masoud Bamdad, originario de Irán, fue acusado de causar la muerte de dos "pacientes" que murieron de sobredosis.

Cargos pendientes

LOS ÁNGELES, California – Un médico de Granada Hills de 55 años de edad fue encontrado culpable el miércoles de una docena de cargos criminales graves por vender recetas de oxicodona en su clínica particular, muchas de ellas a agentes federales que posaron como drogadictos.

Un jurado federal en Los Ángeles no logró salir de la indecisión ante cinco cargos restantes, entre ellos el más serio que atestaba que el Dr. Masoud Bamdad recetó medicamentos contra el dolor a un estudiante de 23 años de Cal State Northridge que murió a causa de éstos.

El juez de distrito George H. Wu le dijo al panel de seis hombres y seis mujeres regresar a la sala para tratar de resolver el impasse en relación a esos cargos.

Los fiscales argumentaron ante el jurado que el médico nacido y educado en Irán se estaba embolsando hasta $30 mil semanales con la venta de recetas para obtener oxicodona – el opiáceo sintético controlado a nivel federal, también conocido como OxyContin. Entre sus clientes se encontraban, según los fiscales, individuos menores de 21 años.

“Era una máquina dispensadora – inserta el dinero, obtén drogas”, dijo la fiscal federal Stephanie Christensen al jurado la semana pasada. “No le importaba si sus clientes padecían o no dolor. Los recetaba porque le daban dinero”.

Pero el abogado de Bambad argumentó que el médico sólo estaba actuando como un cuidador compasivo cuando prescribió medicamentos a pacientes que lo habían convencido de padecer dolor.

publicidad

Bamdad también fue acusado de provocar la muerte de Alex Clyburn, quien murió de una sobredosis en las instalaciones de una clínica de tratamiento para adictos en Pasadena tras ingerir rondas de píldoras que Bamdad presuntamente le recetó dias antes.

El doctor se defendió y rechazó enojadamente los cargos, argumentando que los agentes encubiertos lo habían acorralado en videos grabados de forma secreta.

“Yo confío en el paciente”, dijo Bamdad. “Si me dicen que padecen dolor y saben qué medicamentos pueden ayudarles, se los receto. Estaba haciendo todo lo que podía por mis pacientes. No estaba administrando un 7-Eleven. Yo honro la palabra de mis clientes”.

El jurado empezó a deliberar el pasado viernes.

Si es condenado por todos los cargos, incluido el cargo especial sobre la muerte de Clyburn, Bamdad podría enfrentar una sentencia de cárcel de por vida. De momento, enfrenta al menos 20 años de prisión por los cargos actuales.

Christense dijo que Bamdad hizo una fortuna traficando recetas para narcóticos de Categoría II a “clientes” que nunca fueron examinados y con quien usó argot para referirse a las píldoras, así como discutir su precio.

Videos comprometedores

Entre la evidencia se encontraron videos y cintas de audio grabadas por agentes en 2007 y 2008 que mostraron a Bamdad en su sala de examinación en la que bromeó con los que él asumió eran adictos, mientras se embolsaba $200 por cada receta de 60 píldoras de OxyContin de 80 miligramos cada una, la dosis mas alta.

publicidad

Cerca de una docena de ex pacientes de Bamdad, muchos de ellos describiéndose como adictos en varias fases de recuperación, testificaron durante el juicio de una semana entera que habían comprado recetas del doctor diciéndole que padecían de dolor severo en la espalda o el hombro y que necesitaban píldoras.

“Le creyó al paciente”, dijo el abogado de la defensa, David J.P. Kaloyanides.

“Estaba actuando de buena fe. No es una cuestión sobre si es o no un buen doctor.

Es sobre si cumplió con los estándares mínimos (de cuidado)”.

El oficial Jeff O'Neil testificó que durante las visitas a la clínica de Bamdad, el agente se vistió y actuó como un “adicto irracional o un vendedor de drogas, para ver si podía comprar recetas”.

En la cinta, Bamdad llamó a O'Neil “un drogadicto”, preguntándole qué dosis de oxicodona quería, para después aceptar $140 por la receta. Bamdad después le dice a O'Neil que normalmente obtenía al menos $200 por receta y le aconseja llegarle al precio en su próxima visita.

Demasiado tarde

Clyburn fuen encontrado muerto en su cuarto en el hospital Aurora Las Encians en abril de 2008 tras una sobredosis de oxicodona.

Clyburn, quien desarrolló una adición a los medicamentos del dolor tras un accidente, se enlistó en la unidad de dependencia química del hospital, administrada por el Dr. Drew Pinsky.

publicidad

Ron Clyburn, el padre del hombre muerto, testificó que momentos antes de que su hijo se enlistara en el Hospital Las Encinas, el joven le dio a su madres un frasco con unas cinco píldoras que aún quedaban y “se disculpó”.

Pero en el estrado, Bamdad culpó a los Clyburn y al hospital de no haber administrado correctamente la enfermedad del hombre.

Bamdad, quien se graduó en Irán y ha fungido como médico durante 30 años, fue encarcelado en el Centro Metropolitando de Detenciones en el centro de Los Ángeles.

(Con información de Fred Shuster, reportero de City News Service)

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su última conferencia de prensa como presidente EEUU Barack Obama prometió que de ser necesario levantará su voz en defensa de los dreamers luego de su mandato.
El agresor también se disparó a sí mismo. Se teme por la vida de varios de los heridos.
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
publicidad