publicidad

Concejo de LA voto a favor de despidos y dias de descanso sin paga para empleados publicos

Concejo de LA voto a favor de despidos y dias de descanso sin paga para empleados publicos

Las negociaciones con la coalición de sindicatos de empleados públicos continúa en torno a un plan de retiro anticipado.

Sesión maratónica

LOS ÁNGELES, California – Sin lograr un acuerdo con los sindicatos de la ciudad, el Concejo de Los Ángeles votó unánimemente el miércoles a favor de proseguir con un plan de recortes presupuestarios que eliminaría 926 posiciones y que requeriría que miles de empleados tomen días de descanso sin goce de sueldo a partir del 28 de septiembre.

Los concejales no obstante insistieron que continuarían negociando con la Coalición de Uniones de la Ciudad de Los Ángeles con la esperanza de llegar a un acuerdo sobre el programa de jubilaciones tempranas que eliminaría la necesidad de despidos y descansos sin paga.

El voto se produjo tras una sesión maratónica a puerta cerrada que duró más de dos días con oficiales de la ciudad y líderes laborales tratando de forjar un acuerdo que ayudar a cerrar el déficit presupuestario de $405 millones y que a la vez minimizara los despidos y los días sin paga.

Las reuniones que empezaron a las 11:40 a.m. del martes se extendieron hasta medianoche, para resumir a las 9:00 a.m. Los participantes incluyeron miembros del Concejo de Los Ángeles, representantes de la oficina del alcalde, analistas presupuestarios y líderes de la coalición sindical.

La noche del martes, el presidente del Concejo, Eric Garcetti, dijo que esperaba salvar un programa de incentivos para el retiro anticipado – siempre y cuando la coalición estuviera dispuesta a hacer más concesiones.

publicidad

“Estaremos hablando directamente con las uniones de la ciudad para tratar de llegar a una solución. Estamos optimistas de que podemos llegar a lago, pero se ha hecho ya muy claro de que el alcalde vetará el programa [de retiros] en su actual forma, y muchos concejales comparten la misma perspectiva”, dijo Garcetti.

Pero Barbara Maynard, vocera de la coalición, dijo el miércoles que la coalición no “estaba dispuesta a retirarse de nuestro acuerdo”.

Previamente el Concejo había voceado su apoyo ante un trato con la coalición en la que los sindicatos hubieran aceptado posponer la recolección de dos años de incrementos salariales hasta el 2011 a cambio de protecciones contra los despidos y los descansos sin paga.

Un programa de incentivos para el retiro anticipado hubiera requerido que la ciudad ofreciera al menos $15 mil en bonos en efectivo a unos 2,400 empleados para persuadirlos a retirarse hasta cinco años antes y restarlos de la nómina. Los empleados restantes hubieran tenido que financiar los bonos incrementando sus contribuciones al fondo de pensiones en 0.75 por ciento.

Pero tras computar que el acuerdo laboral sólo ahorraría $12 millones en vez de $111 millones como se esperaba, el oficial administrador de la ciudad Miguel Santana y el jefe analista legislativo Gerry Miller le instaron al concejo reducir el déficit de $405 millones recortando servicios cada otro viernes, eliminado 926 posiciones y forzando 21 mil empleados a tomarse 26 días sin paga a partir del 28 de septiembre.

publicidad

Santana y Miller dijeron que la única forma de salvar el trato era si la coalición “acordaba generar entre $50 y 60 millones adicionales e incrementar las contribuciones a las pensiones en 1.9 por ciento”.

Amenazan con demandar a la ciudad

El vocero de la coalición Victor Gordo ha dicho que el grupo demandaría a la ciudad antes del fin de semana si el trato previo no era respetado.

Documentos entregados en el registro civil muestran que el Concejo sólo “aprobó conceptualmente” el programa de incentivos para el retiro anticipado.

La contralora de la ciudad, Wendy Greuel, dijo que al menos de que el concejo “frene la hemorragia” en los costos de nómina, la ciudad estaría en bancarrota a partir de mayo.

“No hay duda de que nos damos cuenta de la severidad de todo esto”, dijo Garcetti. Si no podemos avanzar con el ERIP (programa de incentivos para el retiro anticipado), entonces necesitamos imponer días libres sin paga y despidos”.

Por su parte, el alcalde Antonio Villaraigosa y algunos miembros del Concejo han rechazado el acuerdo laboral actual, pero Garcetti dijo que tenía esperanzas de convencer a los líderes sindicales para que le ayudaran cerrar la brecha en los ahorros necesarios.

Los líderes de la coalición dijeron el martes que habían ofrecido concesiones que según ellos hubieran agregado otros $62.9 millones en ahorros. Pero un tercio de ese dinero hubiera venido de la transferencia de trabajadores al Departamento de Agua y Luz y la agencia Los Ángeles World Airports, algo que podría no ser factible.

publicidad

Entre tanto, Garcetti dijo que las pláticas con la Liga Protectora de la Policía de Los Ángeles iban bien, agregando que tenía “confianza en lograr una resolución con el [personal] juramentado”.

El jefe de Policía asistente Earl Paysinger dijo que la propuesta del oficial administrativo de la ciudad y el oficial legislativo de recortar $126 millones en costos de nómina con un plan que obligaría a 10 mil oficiales a tomarse 18 días de descanso sin paga, congelar las contrataciones y despedir a 300 cadetes, podría sacar de las calles a unos 2 mil oficiales de policía.

“No podemos sufrir una pérdida de oficiales sin que exista algún tipo de consecuencia”, dijo Paysinger.

La ciudad continúa negociando con los 3,500 miembros del sindicato de bomberos United Firefighters de la Ciudad de Los Ángeles. Las negociaciones con la Asociación de Ingenieros y Arquitectos fracasaron en julio. Desde entonces, sus 6,400 miembros se han visto forzados a tomarse 26 días de descanso sin paga durante el actual año fiscal.

(Con información de City News Service)

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad