publicidad
Arantxa Loizaga es la conductora de Noticias 41 en San Antonio, Texas.

A mal tiempo, buena cara: la Columna de Arantxa Loizaga

A mal tiempo, buena cara: la Columna de Arantxa Loizaga

Cuando encontramos situaciones adversas en la vida, tenemos dos opciones, una es aceptarla y la otra es conmiserarnos haciéndonos víctimas.

Arantxa Loizaga es la conductora de Noticias 41 en San Antonio, Texas.
Arantxa Loizaga es la conductora de Noticias 41 en San Antonio, Texas.

Por Arantxa Loizaga

SAN ANTONIO, Texas - Cuando encontramos situaciones adversas en la vida, tenemos dos opciones.

Una es aceptar nuestro principio de realidad y la otra es sintiendo lástima por nosotros mismos.

Algo sumamente importante en nuestro proceso de crecimiento espiritual es aceptar lo que nos está sucediendo; aunque quisiéramos que nuestra situación fuera otra, sólo por hoy es lo que es.

Hacer lo que tengo que hacer

El primer paso para ponerle acción a la situación es comprender qué me pasa y no reclamarle a la vida o a Dios porque me está pasando esto.

Muchos de ustedes han de estar pensando en este momento: “¡Ay Arantxa, es más fácil decirlo que hacerlo!”

¡Lo sé, amigos! Pero créanme que eso se practica día con día cuando se toma conciencia de qué está sucediendo en nuestras vidas.

publicidad

Cuando ustedes detectan el problema, hay que hacer lo que tenemos que hacer para solucionar la situación, o por lo menos para mejorarla.

Por ejemplo, cuando nos diagnostican algún problema de salud, en vez de culpar a la vida y victimizarnos, hay que “agarrar toro por los cuernos” y decir: “Perfecto, ¡ya sé que tengo! Ahora, ¿cómo lo voy a solucionar?”.

Lo que está bajo tu control

Una vez que determinamos que algo anda mal en nuestras vidas, ya sea una relación humana, laboral, o una cuestión de salud, sea cual ésta sea, el siguiente paso es discernir si está bajo mi control o si debo de confiar en los demás y en Dios (para aquellos creyentes) para que la situación tome su curso y se resuelva de la mejor manera.

Buscando la oportunidad

Una vez iniciado el proceso, lo demás se resuelve con el tiempo. Aún cuando la situación por la que estamos pasando no nos gusta o nos da temor, debemos de aprovecharla para conocernos mejor.

Las situaciones de estrés, ansiedad y tristeza son una excelente oportunidad para ver en qué área debemos crecer: aceptación, fortaleza física y espiritual, templanza, valor.

Amigos, yo sólo les puedo hablar desde mi experiencia, y les comparto que el positivismo ha sido mi mejor aliado en todo momento.

Hoy los invito a “darle buena cara al mal tiempo”, a no dejar de sonreír y apreciar todo lo que son y todo lo que son capaces de dar.

publicidad

Reciban con los brazos abiertos todas las bendiciones que las vida trae consigo día a día, y sólo por hoy guarden sus problemas y preocupaciones en la cajita de esperanza muy cerca del corazón.

(Arantxa Loizaga es reportera y conductora de Noticias 41 en San Antonio, Texas)

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad