publicidad

Cómo te afecta el traso de distritos

Cómo te afecta el traso de distritos

Una vez más, Calif. considera reformar sus leyes que rigen el retrazo de distritos electorales. Esta vez, la reforma podría tener éxito.

En teoría, la redefinición de las fronteras de un distrito electoral se ideó para reflejar los cambios demográficos y hacer la competencia electoral más equitativa. En la práctica, este proceso es a menudo usado por funcionarios electos (generalmente legisladores) para asegurar la reelección de candidatos de un partido.

En inglés, la división injusta del tamaño, forma y composición política de un distrito es conocida como "gerrymandering" y constituye uno de los vicios políticos más viejos de las democracias modernas. Considere un ejemplo simple: imagine un distrito compuesto por 100 personas con tendencia política de derecha, 75 con tendencia política de izquierda y 25 independientes. Bajo ese escenario, la elección de un candidato de izquierda sería casi imposible. Pero, ¿qué pasaría si el distrito se dividiera de tal manera que los votantes de tendencia de izquierda e independientes quedaran agrupados bajo un solo distrito?Obviamente, el resultado sería que en ese nuevo distrito, los candidatos de tendencia de izquierda ganarían casi de manera inevitable. Sin embargo, eso se lograría a costa de los votos de los electores independientes, que quedarían prácticamente fuera de la jugada porque aún en el caso de que todos votaran por un candidato de derecha, jamás podrán superar la mayoría de votantes de izquierda. El rediseño injusto de distritos electorales es una práctica que no tiene ni fronteras ni partidos; es un mal común que se extiende desde el nivel federal hasta el local y que a menudo termina erosionando el poder electoral de varias comunidades.De acuerdo al Center for Governmental Studies (CGS), un centro de investigación política basado en Los Ángeles, California tiene algunos de los distritos electorales menos competitivos del país — tanto a nivel estatal como federal. En 2006, sólo siete de los 153 distritos en ambos niveles de gobierno fueron considerados como competitivos.La competitividad es importante por que "las investigaciones muestran una y otra vez que si los votantes sienten que sus votos cuentan, es más probable que se involucren en un elección", dijo Leland Tadaji Saito, profesor asociado de Sociología, Estudios Americanos y Etnicidad en la Universidad del Sur de California."Uno de los temas que la gente trae a colación continuamente es que hay un fuerte conflicto de interés cuando los legisladores estatales, mediante el proceso de rediseño de distritos electorales, crean los mismos distritos en los que compiten", dijo Saito. "Así que la cuestión es si debe haber una comisión independiente encargada del proceso de rediseño de distritos".

publicidad

En efecto, la actual Legislatura en Sacramento considera cuatro propuestas —dos en la Asamblea y dos en el Senado— para crear una comisión independiente encargada del rediseño de distritos."Todas tienen aspectos favorables", dijo Steve Levin, director de proyectos del CGS. "Pero ninguna satisface completamente". Los demócratas de la Asamblea proponen una comisión compuesta por los miembros de la Comisión Little Hoover, un grupo que supervisa las actividades del gobierno pero cuyos miembros son designados por el gobernador y los presidentes de la Asamblea y el Senado y que por ende, está abierta a la influencia de funcionarios electos (Enmienda ACA 1 - Price/Nuñez).Por su parte, los asambleístas republicanos proponen un panel de votantes seleccionados al azar y sin lazos financieros con los legisladores o el estado, pero no incluye salvaguardas para evitar miembros partidarios (Enmienda ACA 4 – Villines)Finalmente, las dos propuestas en el Senado (SCA 9 - Ashburn/Perata y SCA 10 Lowenthal) contemplan comisiones formadas por jueces jubilados, una idea que no ha sido muy popular entre los votantes de California.Para Douglas Johnson, investigador del Instituto Rose de Gobierno Estatal y Local del McKenna College en Claremont, el ejemplo de un estado vecino es digno de seguir.En 2000, los votantes de Arizona aprobaron la proposición 106, y con ello, la creación de una comisión de distritos electorales independientes compuesta por cinco miembros y que excluye a cabilderos, partidarios, funcionarios electos y candidatos recientes. De acuerdo a una editorial publicada por Johnson en el Los Angeles Times, el elemento más importante de la proposición 106 es el proceso de selección de comisarios: cualquier votante registrado de Arizona puede solicitar el cargo, pero una corte verifica que ningún candidato sea partidario. Al final del proceso la corte preselecciona a 10 republicanos, 10 demócratas y cinco independientes. De estos 25, los líderes de ambos partidos en la Legislatura escogen a cuatro comisarios que en turno, escogen como presidente a uno de los cinco independientes."La comisión ciudadana de Arizona abrió el proceso enormemente", dijo Johnson a Univison Online. "El impacto de esto fue muy claro. El número de latinos elegidos a la Legislatura estatal aumentó en 25 por ciento en tan sólo una elección después de que las líneas fueron retrazadas y también agregaron a un segundo latino a su delegación de congresistas [federales]". Por su parte, Levin dijo tener esperanza de que los legisladores adopten algún tipo de reforma este año pero acotó que "este no es un tema que estén ansiosos por atender [porque] significa que perderían poder y perderían control". Sin embargo, el gobernador Arnold Schwarzenegger ha estado ejerciendo presión sobre el tema al indicarle a los legisladores que si no reforman el proceso de trazo de distritos, no firmará las iniciativas que permitirían a los miembros de la Legislatura ampliar el tiempo máximo que podrían permanecer en sus puestos."La Legislatura ha actuado de manera impredecible antes", dijo Levin. "Pero este tipo de presión por parte del gobernador podría funcionar".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad