publicidad

Cómo desalojar a los inquilinos que no pagan en el Sur de la Florida

Cómo desalojar a los inquilinos que no pagan en el Sur de la Florida

La crisis hipotecaria ha obligado a muchas personas a arrendar viviendas, pero qué pasa cuando esos inquilinos dejan de pagar sus alquileres?

MIAMI, Florida - La crisis hipotecaria ha obligado a muchas personas a arrendar viviendas, pero qué pasa cuando esos inquilinos dejan de pagar sus alquileres?  ¿Qué recursos tienen los propietarios? 

Según Eloisa Rodríguez, profesora de leyes de la Universidad Internacional de la Florida, “es bien importante que uno mire el contrato que tiene y las leyes del estado de la Florida, porque las leyes imponen ciertas responsabilidades sobre un inquilino”.

Según los estatutos del estado, un propietario puede desalojar a un inquilino por las siguientes razones:

-        Si deja de pagar el alquiler.

-        Si viola el contrato.

-        Si rehúsa a irse cuando el contrato se ha vencido.

-        Si la casa fue vendida en una subasta por ejecución hipotecaria o “Foreclosure”.

Si determina que el inquilino violó el acuerdo, puede comenzar el proceso de desalojo. Si vive en el Sur de la Florida, lo primero que tiene que hacer es ir a la oficina del secretario de las cortes de su localidad.

Ahí tiene que solicitar y llenar un formulario de desalojo y someter esa documentación.  Ese proceso le costara 340 dólares.  Después, tendrá que esperar que un juez emita la orden de desalojo y un alguacil sea enviado a la propiedad a alertar al inquilino. El proceso entero puede tardar entre 30 y 60 días, pero se agiliza cuando ya tiene la firma del juez.

publicidad

Encontrará más información en español visitando la siguiente página de internet: La oficina del secretario de las cortes


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Like most children in this country, Arlette Espaillat is fighting to improve her reading comprehension skills. This is especially difficult for Arlette: she moved to the US from the Dominican Republic only two years ago, and she cannot yet read at the level that experts recommend for her grade. Here is her story.
publicidad