publicidad
.

Cocineros de Michael Bloomberg le cuestan a la ciudad 245.000 dólares lo...

Cocineros de Michael Bloomberg le cuestan a la ciudad 245.000 dólares

Cocineros de Michael Bloomberg le cuestan a la ciudad 245.000 dólares

Casi un cuarto de millón de dólares al año es lo que pagan los contribuyentes neoyorquinos para costear los salarios de los tres cocineros hispanos de la residencia oficial del alcalde de Nueva York.

NUEVA YORK - Casi un cuarto de millón de dólares al año es lo que pagan los contribuyentes neoyorquinos para costear los salarios de los tres cocineros hispanos que ejercen de chefs en la residencia oficial del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, detalló hoy el diario Daily News.

Pese a que Bloomberg no reside en Gracie Mansion, donde sí lo han hecho todos sus predecesores desde 1942, su residencia oficial cuenta con tres jefes de cocina en plantilla, dos más de los que había cuando el alcalde asumió el poder y quienes este año costarán 245.000 dólares a las arcas municipales.

Se trata de tres expertos gastronómicos que cuentan con el título de "cocineros oficiales" de la ciudad y que se encargan de organizar los ágapes que el alcalde sirve en los actos oficiales de toda índole que acoge su residencia, unos eventos que, según el diario, han pasado de 166 en 2000 a 278 en 2010.

Los jefes de cocina del alcalde son: el veterano Feliberto Estévez, que cobra 97.000 dólares al año, y José Velázquez, quien fue ascendido hace algunos años también a "chef oficial" y cobra 80.000 dólares, además de Jerry Montánez, experto repostero, cuyo sueldo es de 68.000 dólares.

El diario señala que cuando el multimillonario empresario llegó al poder sólo había un cocinero jefe en la residencia del alcalde -una tradición que instauró el exalcalde Ed Koch-, una cifra que él ha aumentado hasta tres en los más de ocho años que lleva al frente de la ciudad.

publicidad

"Ha habido un aumento en las recepciones y barbacoas que se ofrecen a los empleados de las agencias municipales y a los representantes de las diferentes comunidades de la ciudad", explicó el portavoz del alcalde, Jason Post, al Daily News.

Post también aseguró que "no es justo" decir que se ha ampliado el número de personas que prepararan la comida en la residencia, ya que la plantilla de la cocina está compuesta por cinco personas, de las que tres cuentan con un cargo mayor, el de cocineros jefes.

El diario neoyorquino lamenta en su artículo que la ciudad dedique esa cantidad de dinero a los cocineros de la residencia oficial del alcalde, cuando este ni siquiera vive ahí y cuando las cuentas municipales se han visto repletas de recortes en materias como educación debido a la crisis.

Esta noticia llega el mismo día en que una nueva encuesta mostró que la popularidad del alcalde de Nueva York se empieza a recuperar después de haber tocado fondo tras la gran tormenta de nieve que cayó el último fin de semana de 2010, que dejó a la ciudad sumida en el caos y cuestionó la capacidad de respuesta de Bloomberg.

La encuesta, divulgada hoy por Instituto de Opinión Pública del Colegio Universitario Marista para el canal local de noticias NY1, mostró que el 44% de los neoyorquinos considera que la gestión de Bloomberg al frente de la ciudad es buena o excelente, frente al 37% que pensaba lo mismo el mes pasado.

publicidad

Esa cifra es inferior todavía al 50% que alcanzó el pasado octubre y al mayor índice de aprobación que logró en octubre de 2008, cuando llegó al 68%. EFE


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad