publicidad
Desde el año pasado, la Coalición para la Abolición de la Pena de Muerte denunció hoy que Texas ha acelerado ejecuciones.

Coalición denuncia que Texas aceleró ejecuciones durante 2008

Coalición denuncia que Texas aceleró ejecuciones durante 2008

Coalición para la Abolición de la Pena de Muerte denunció que han realizado ejecuciones aceleradas durante el segundo semestre de 2008.

Desde el año pasado, la Coalición para la Abolición de la Pena de Muerte...
Desde el año pasado, la Coalición para la Abolición de la Pena de Muerte denunció hoy que Texas ha acelerado ejecuciones.

Mucho más que la media nacional

EL PASO, Texas.- La Coalición para la Abolición de la Pena de Muerte denunció hoy que Texas realizó ejecuciones aceleradas durante el segundo semestre de 2008 y que este año el estado desafió a cortes internacionales al ejecutar a un mexicano.

Según el reporte 2008 de la coalición, tras la moratoria a nivel nacional de la pena capital que se levantó el pasado 16 de abril, el estado se apresuró a programar cerca de dos decenas de ejecuciones entre ellas la del mexicano José Ernesto Medellín, y la del hondureño Heliberto Chi.

De junio a la fecha se ejecutaron 18 reos, que representaron el 50 por ciento de las ejecuciones a nivel nacional en el período junio-diciembre.

publicidad

"El 2008 puede ser caracterizado únicamente como otro año de 'montaña rusa' para la pena de muerte en Texas", dijo la directora ejecutiva de la coalición Kristin Houle, quien mencionó que el estado llevó a cabo el número promedio de ejecuciones anuales, pero en un tiempo récord de cinco meses.

En comparación -dijo- las cortes en todo el estado disminuyeron las sentencias capitales, al condenar a la pena máxima solamente a ocho hombres y una mujer en el estado.

La coalición expuso que este año fue notable también por las ejecuciones que no ocurrieron, ya que seis reos que contaban con fechas recibieron una suspensión de último momento.

En el caso de Charles Hood, por ejemplo, el sistema judicial fue puesto en entredicho, luego de que saliera a la luz evidencia de que el juez que presidido el juicio sostenía una relación romántica con el fiscal en ese entonces.

El reporte establece además que ocho estados con pena de muerte realizaron en 2008 ejecuciones, y que la mayoría -a excepción de Texas- ejecutaron no más de cuatro reos en los seis meses del año que precedieron al fin de la moratoria.

Precisó además que Texas ha ejecutado a 423 reos desde 1982 y que actualmente hay 354 prisioneros en el pabellón de la muerte localizado en Livingston, de los cuales 344 son hombres y 10 mujeres.

De acuerdo con el Departamento de Justicia Penal de Texas, de los 354 reos condenados a muerte, 14 son mexicanos, dos hondureños, dos salvadoreño, un cubano, un argentino, y un nicaragüense.

publicidad

Agrega que a siete condenados a muerte se les conmutó sus sentencias a cadena perpetua durante 2008.

Por último enfatizó que con la ejecución de Medellín el 5 de agosto, Texas desafió a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que había ordenado en 2004 la revisión de su caso y el de 50 mexicanos más, tras encontrar que Estados Unidos había violado su derecho consular establecido por la Convención de Viena.

"A pesar de la preocupación, continúa las deficiencias en el sistema judicial de Texas en lo referente a la pena de muerte y la oleada de ejecuciones continúa", dijo Houle, quien sostiene que un sistema que produce sentencias erróneas, por ende realiza ejecuciones erróneas e irremediables.

Para los tres primeros meses de 2009, el estado tiene programadas 11 ejecuciones, entre ella las de los hispanos José María Briseño, sentenciado en el condado de Webb; Vrigil Martínez, en el condado de Barzoria; Ricardo Ortiz, en El Paso; David Martínez y Luis Salazar en Bexar y James Martínez en Tarrant.

La presentación del reporte coincide con el aniversario, el 7 de diciembre, de la reinstauración en 1982 de la pena de muerte en Texas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad