publicidad
Recuerde hidratarse ante las altas temperaturas.

Puerto Rico registra temperaturas máximas históricas

Puerto Rico registra temperaturas máximas históricas

La isla caribeña está enfrentando una ola de calor histórica para este mes en medio de una persistente sequía.

Recuerde hidratarse ante las altas temperaturas.
Recuerde hidratarse ante las altas temperaturas.

San Juan - La ola de calor que sufre Puerto Rico provocó máximas históricas que pueden repetirse en los próximos días, fenómeno meteorológico que se suma a la sequía que afecta a la isla caribeña desde mayo.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que los primeros cinco días de octubre son los más calientes en la historia del territorio estadounidense para este mes desde que se comenzó a guardar registros.

Meteorólogos dijeron que una temperatura de 94 grados Fahrenheit (34,4 Celsius) registrada el martes rompió por un grado un récord establecido en 1987.

Las temperaturas han promediado 94 F en toda la isla esta semana como resultado de inusuales vientos del sureste.

El meteorólogo José Álamo, de la Oficina en San Juan del Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos, señaló hoy a Efe que el martes se batió el récord histórico para ese día al alcanzarse en el Aeropuerto de la capital 34,4 grados centígrados, uno por encima del más caluroso nunca antes registrado.

Indicó que el lunes también se batió un récord histórico al alcanzarse los 35 grados centígrados, situación que como resaltó podría volver a repetirse hoy.

Álamo subrayó que la ola de calor irá remitiendo con el paso de los días y, sobre todo, con la esperada llegada a la región de una onda tropical el próximo jueves.

publicidad

El meteorólogo detalló que la ola de calor tiene su origen en el huracán Joaquín, que provocó que vientos del sur se instalaran en la parte norte de Puerto Rico, el área que ha sufrido más los aumentos históricos de temperatura.

"La posición del ciclón tropical tuvo influencia en el alza de temperaturas", apuntó Álamo, para quien se trata de un fenómeno anómalo que se suma a la sequía que aún perdura en Puerto Rico.

Después de meses de racionamiento el embalse de Carraízo, que da servicio principalmente al área metropolitana de San Juan, volvió a proveer servicio sin restricciones.

Otros embalses sufren todavía restricciones a la espera de cómo evolucionen las lluvias las próximas semanas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad