publicidad

Clima ayudó a combatir el incendio Sheep

Clima ayudó a combatir el incendio Sheep

Más de 3,035 hectáreas de terreno boscoso entre Cajon Pass y el Mountain High Ski Resort se quemaron durante el fin de semana.

Más de 3,035 hectáreas de terreno boscoso entre Cajon Pass y el

Mountain High Ski Resort se quemaron durante el fin de semana en lo que

ha sido el segundo incendio grande en el área montañosa al norte de Los

Ángeles en las últimas cinco semanas.El llamado incendio Sheep inició alrededor de las 2 p.m. del sábado, no

muy lejos de la Interestatal 15 y al sur de Cajon Pass. La causa no ha

sido aún determinada.Las cuadrillas de bomberos de diversos puntos de Los Ángeles se

apresuraron al lado este de la cordillera montañosa el domingo para

combatir el incendios entre montañas rugosas que no habían visto fuegos

en 60 ó 70 años.Equipos con bulldozers se encargaron de zanjar varias millas de fuego

en pendientes de 50 grados al sudeste de la zona habitada, mientras que

las cuadrillas de bomberos extendieron mangueras a lo largo de una

milla al norte para proteger Wrightwood."El fuego se apaciguó anoche, bastante más", dijo el poartvoz del

Servicio Forestal Bill Sapp el lunes. "Hubo viento muy limitado, un

nivel de humedad más alto e hizo frío en la noche".Tres de las cuatros casas a lo largo de Lytle Creek, y más de 7,500 acres de pinos y maleza fueron destruidos por el fuego.Las llamas se han extendido por toda la montaña y los bomberos han

comenzado a recorrer puerta por puerta todas las viviendas cercanas

para cumplir con el mandato de evacuación obligatoria.Los 6 mil residentes de Wrightwood recibieron evacuaciones obligatorias

publicidad

a las 10 a.m. del domingo, cuando el incendio comenzó a ascender por

Lone Pine Canyon desde el sureste. Esa sima rugosa fue creada por la

Falla de San Andrés por donde se filetea a través de las Montañas San

Gabriel, dijo Sapp.El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, declaró el estado

de emergencia en el condado de San Bernardino, donde han sido evacuados

de manera preventiva entre 4 mil y 6 mil residentes.Los bomberos iniciaron fuegos controlados al este de la Autopista

California 2 y al norte de Lone Pine Canyon, para robarle combustible

al fuego.Los residentes de Wrightwood en una zona de alto peligro por fuegos,

sobre una falla sísmica mayor en una cuenca montañosa empinada y

propensa a deslaves. Sólo una de las cuatro calles hacia el pueblo en

las montañas permaneció abierta, pero fue cerrada al tráfico cuesta

arriba.Acostumbrados a combatir fuegos entre temperaturas ardientes, se

encontraron para su alivio entre temperaturas de 40 grados conforme las

llamas avanzaban hacia el noreste.Normalmente, los fuegos abanicados por los vientos en esta área son

esparcidos hacia el sur por los vientos de Santa Ana, pero en este caso

publicidad

las ráfagas de hasta 50 millas por hora provenían de diferentes

direcciones.Las autopistas principales en el área permanecieron cerradas, entre

ellas la 138 entre Phelan y la Interestatal 15, y la autopista 2 entre

Cajon Junction y La Cañada-Flintridge. El tráfico en la Interestatal

15, la principal autopista entre el Sur de California y Las Vegas,

permaneció sin impedimentos.Los bomberos habían controlado un diez por ciento, sin embargo, según

indicó a la prensa un portavoz del Bosque National de San Bernardino,

Robin Prince, unas ráfagas de viento variables reavivaron el fuego."Los vientos son un verdadero problema", dijo Prince.Los fuertes vientos dificultaron las labores de extinción ya que

impidieron a los aviones cisterna despegar, aunque más de un millar de

bomberos de las localidades cercanas se han desplazado a la zona para

continuar trabajando.El fuego seguía amenazando las 2 mil casas cerca de la ciudad de Wrightwood, una localidad ubicada a 1,828 metros de altitud.Los vientos irregulares y la falta de visibilidad hicieron que un avión

contra incendios permaneciera en tierra temporalmente, pero los

helicópteros y los aviones cisterna volvieron a volar el domingo por la

mañana ayudados de unos mil bomberos en tierra.El incendio comenzó el sábado cerca de Lytle Creek, una comunidad pequeña rodeada por el Bosque Nacional de San Bernardino.En Arizona, algunos residentes de la ciudad de Williams permanecían

publicidad

alejados de sus casas después de que una quema planeada de antemano

salió fuera de control y amenazaba al pueblo conocido como la "Entrada

al Gran Cañón".La región de Los Ángeles fue víctima en las últimas semanas de un

gigantesco incendio en el bosque nacional de Ángeles, en el murieron

dos bomberos y fueron devastadas 65 mil hectáreas de vegetación.California es con frecuencia víctima de incendios. En 2007 sufrió los

peores de su historia: 640 mil personas habían sido evacuadas y 2 mil

viviendas, destruidas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad