publicidad

Cleveland tiene pendientes otros dos casos de violencia policial

Cleveland tiene pendientes otros dos casos de violencia policial

Otros dos casos flotan sobre la ciudad: el de un niño con un fusil de perdigones y el de una mujer mentalmente enferma que estaba agitada.

Cleveland emergió intacta de un día de protestas luego de la absolución de un policía blanco enjuiciado por la muerte a tiros de dos sospechosos negros desarmados en una lluvia de 137 balazos.

Agentes arrestaron a 71 personas la noche después del veredicto, aunque nada se acercó a la violencia que han experimentado otras ciudades por la forma en que la policía trata a sospechosos negros.

Lea: La calma volvió al Cleveland.

Pero Cleveland no ha terminado aún de lidiar con todos sus casos de incidentes policiales fatales.

Otros dos casos flotan sobre la ciudad: el de un niño con un fusil de perdigones que fue muerto a tiros por un policía novato y el de una mujer mentalmente enferma que estaba agitada y que murió luego que policías la derribaron al suelo y la esposaron.

Las muertes de Tamir Rice, de 12 años, y Tanisha Anderson, de 37, ocurrieron con apenas ocho días de separación en noviembre. Una investigación del departamento de policía del condado Cuyahoga sobre la muerte de Tamir está casi concluida y lista para ser entregada a la fiscalía, que deberá decidir si presenta o no cargos contra el policía.

El estatus de la investigación de la muerte de Anderson sigue incierto. Un forense señaló que la mujer murió a causa de asfixia posicional, lo que significa que no podía respirar, y determinó que se trataba de un homicidio. Funcionarios municipales y de la policía no respondieron a mensajes el domingo en busca de comentarios sobre el caso.

Protestas pacíficas en Cleveland tras absolución de policía Univision

Tamir y Anderson, como la pareja cuyas muertes estaba en el centro del veredicto del sábado, eran negros. El policía que mató a Tamir es blanco. En el caso de Anderson, un policía es negro y el otro blanco, aunque la demanda de la familia no menciona razas.

La absolución del patrullero Michael Brelo por las muertes en noviembre del 2012 de Timothy Russell y Malissa Williams desató una protesta espontánea en las afueras del edificio del tribunal que más tarde se mezclaron con una protesta planeada sobre la muerte de Tamir, en el centro de recreaciones donde fue baleado el niño.

El abuelo de Tamir expresó su indignación ante una muchedumbre de centenares.

"Estoy furioso", dijo Eugene Rice. "Mejor no digo lo que quiero hacer".

publicidad

Walter Madison, un abogado de la familia de Tamir, dijo que se había sentido cautelosamente optimista sobre el resultado en el caso de Brelo. Dijo respetar el análisis legal del juez en la absolución de Brelo, pero se preguntó si la fiscalía habría hecho mejor en presentar otro cargo, como conspiración.

Madison quiere que el caso de Tamir sea revisado por un fiscal independiente en lugar del fiscal del condado.

"Sería mejor evitar la apariencia de irregularidades en esta coyuntura", dijo Madison.

Lea: Múltiples arrestos tras la absolución de un policía en Cleveland.

Un portavoz de la fiscalía del condado no comentó el domingo sobre la solicitud de Madison de una revisión independiente.

Las protestas por el centro de Cleveland fueron ruidosas, pero pacíficas durante todo el sábado. Fue más tarde que comenzaron los problemas, con trifulcas, transeúntes rociados con gas pimienta por manifestantes y una confrontación con la policía, incluyendo a agentes antimotines.

La mayor cantidad de arrestos ocurrió en el popular Warehouse District, donde un numeroso grupo de manifestantes se congregó en un callejón y se negó a dispersarse.

El domingo, el alcalde Frank Jackson agradeció a la vasta mayoría de los manifestantes que permanecieron pacíficos y respetuosos mientras expresaban su descontento con el veredicto.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad